Mala previsión para dos años de mentiras

Cuesta entender hasta qué punto no movemos ni un dedo cuando circulamos por Mairena y vemos tantas obras paradas. Se alega que se acabó el dinero, pero cada día está más claro que fue una mala previsión que debe ser asumida

Échese la mirada a la obra de acondicionamiento de los anexos a la Fuente de Alconchel, parada y maltratada desde hace varios años, o a una obra que pretendía ser emblemática, concretamente el balcón de la Vega, situado junto al colegio “El Castillo”. El abandono de estas obras lo dice todo.

A las mentiras para niños (sí para que te calles) que hemos soportado durante más de dos años desde el Gobierno de la Nación, se une la mala previsión de un gobierno local que hizo bandera y propaganda electoral con un activismo, más propio del desarrollismo de los 60, presentando en cada campaña electoral obras y más edificaciones, con la frenética intención de que el pueblo avalara una gestión y otorgara una alcaldía. Luego a jugar con las bolsas.

Siendo un poco más finos en el análisis, podríamos afirmar que es cierto que la legitimidad de estos movimientos está garantizada, estamos en un país donde casi nada debe suponer un problema, de hecho no lo es. ¿Cómo es posible que Zapatero afirme el día 22 de marzo en el Parlamento que nuestra renta per cápita ha crecido un 30% en los último dos años, justo creciendo el paro cada día de esos dos años a razón de una media de 3.000 diarios hasta situarse en el 21% de población desempleada? ¿De dónde sacó el dato?

Disculpe el lector por el eufemismo, mejor hay que decir: ¿por qué inventó el dato? Una cosa es que haya libertad y legitimidad para plantear obras inútiles y caras en un momento en que no hay dinero -esto es claramente lo que se ha hecho en los últimos años como si sobrara el montante- y la otra es que no haya el más mínimo reflejo para no hacerlas en momentos de indudable crisis. Pero esto le genera urticaria al político de pueblo, no le va esta química porque ¿entonces cómo va a ganar elecciones?

La inercia está echada o es imposible parar un movimiento electoral volcado únicamente en la hiperactividad de la construcción, argumento de elecciones, o todavía peor, se miente sabiendo que se anda mal de tesorería y como es imposible ganar elecciones sin nuevos pabellones, ahí va ése, aunque no tengamos dinero para pagarlo.

Se acabó el dinero, jardines sin arreglar aparte, es de suponer que ahora en elecciones tengamos programa plagado de obras nuevas, pero que no pasen de maquetas.

Comentarios de “Mala previsión para dos años de mentiras”


  1. Manu Marin says:

    Queridos amigos.

    Nuevamente me encuentro en sana discrepancia, pues la política nacional, en ocasiones es desafortunada, no es extrapolable a nuestro microcosmos. No olvidemos dos cosas: 1) Que nos encontramos en un grave contexto de Crisis Internacional al cual entramos 2 años más tarde (es lógico que también salgamos después que los demás) 2) Que Mairena no es un Oasis desconectado de su entorno, luego los mismos problemas se repiten por doquier. Es simplista señalar a una sola persona como responsable cuando el problema es generalizado. Gracias y un enorme abrazo.

    • José Manuel Bautista says:

      Estimado Manu:
      Gracias por tus palabras, muy interesante tu apreciación.
      En el análisis de lo que nos ha ocurrido y nos ocurre en este momento caben muchos elementos y variados posibles matices. Es cierto que con estos comentarios no intentamos hacer un análisis completo de la realidad, claramente faltan elementos, sólo resaltamos algunos y versamos sobre ello.
      Por tanto, sólo me gustaría resaltar, nuevamente, uno de ellos:
      Creo que no podemos gastar más dinero del que tenemos, se gastado y malgastado mucho, se han desperdiciado muchos recursos, el volumen más importante del gasto no puede ser de manera poco razonada lo que se refiere a urbanismo (plazas, flores, ornamentos, etc.). Es triste ver cómo tenemos un pueblo con muchas zonas ajardinadas y ningún equipo permanente de jardineros profesionales, de plantilla, afectando al cuidado y mantenimiento de todas estas zonas, dejándolas por períodos largos en un completo abandono. Recuerdo el Parque Tierno Galván el verano pasado, la mitad de su cesped seco, o el tramo entre la rotonda de don Quijote y la de Recio, travesía de Mairena, con la hierba con un metro de largo. Ahora, después de muchos meses se han vuelto a arreglar y a replantar: incluso con cipreses con poda topiaria, cortados en espiral, que son más caros que ninguno y que ahora habrá que cuidar de forma profesional…
      Para todo esto España pide mucho dinero a nivel internacional, recolocando deuda y tratando de hacer valer que lo que gastamos es razonable, que tenemos solvencia para devolver. El Ayuntamiento de Mairena no está al margen de ello, ¿por qué entonces se paró la obra del balcón de La Vega por tantos meses?
      En época de crisis hay que gastar de otra forma, no gastar lo que no se tiene.
      Gracias por tu asistencia al debate, aunque el mismo fuera frustrado tuvimos la oportunidad de dar una imagen de democracia, los maireneros y maireneras allí presentes agradecen siempre el diálogo y la participación de todos.
      Saludos cordiales.
      José Manuel Bautista Vallejo

  2. José Manuel Bautista says:

    Estimado José:
    Muchas gracias por tu comentario. La sociedad la hacemos entre todos, todos tenemos derecho a opinar y a decidir, es necesario clarificar y fortalecer la opinión de la ciudadanía, por eso todos los apoyos, todas las palabras, todos los mensajes son bienvenidos.
    Gracias, afectuosos saludos.
    José Manuel Bautista Vallejo
    Director

  3. JR says:

    Se puede decir más alto pero no más claro.
    Saludos y ánimo para que sigáis trabajando por los maireneros.



Escribe tu comentario