Piensa y Vota

Para ellas. Para ellos. Para ti. Para mi. Para todos.

Para los que quieren el cambio. Para los que no.
Para los que creen que lo mejor está por llegar. Para los pesimistas.
Para los ilusos. Para los esperanzados. Para los resignados.
Para los preocupados. Para los que preocupan. Para los que se preocupan.
Para los tristes. Para los muy tristes.
Para los felices. Para los muy felices, que alguno habrá.
Para los necios. Para los sensatos.
Para los raros. Para los chulos. Para los “normales”, si quedan.
Para los que no saben hacer una O con un canuto. Para los leídos.
Para los que necesitan atención. Para los que necesitan atender.
Para los que confían al instante. Para los desconfiados.
Para los del sí. Para los del no. Para los que ni saben / ni contestan / ni quieren saber.

Para los previsores. Para los que les cogió por sorpresa.
Para los que no saben qué le deparará el mañana. Para los que lo tienen atado y bien atado.
Para los que madrugan. Para los que no necesitan poner el despertador.
Para los suertudos. Para los que tienen la negra.
Para los que despilfarran. Para los ahorradores.
Para los que no pueden ni despilfarrar, ni ahorrar.
Para los que se ganan el pan con el sudor de su frente. Para los que lo tienen regalado.
Para los que su final de mes es el día 1. Para los que van sobrados.
Para los que les recortaron un 5% o un 7%, y lo que queda. Para los que esperan llegar a 67.
Para los 5 millones.

Para los parados.
Para los parados.
Para los parados.

Para los verdes. Para los rojos. Para los azules. Para los multicolor. Para los incoloros.
Para los que les conviene. Para los convenidos.
Para los aprovechados. Para los honrados.
Para los arrimados. Para los que quieren arrimarse. Para los que ni pasan por la puerta.
Para los beneficiados. Para los apartados.
Para los que sirven. Para los que se sirven.
Para los que no ocultan nada. Para los que no tienen más remedio que ocultar.
Para los que hablan mucho pero ni pinchan, ni cortan. Para los que mandan en la sombra.

Para los sedientos de justicia. Para los saciados.
Para los que nunca desisten. Para los cansados.
Para los que dan el paso adelante. Para los que prefieren ir hacia atrás.
Para los que saben, pero callan. Para los valientes, que hablan.
Para los que tienen fé. Para los que por no creer, no creen ni en sí mismos.
Para los hartos. Para los superhartos. Para los que no se hartan.
Para los que ni les va, ni les viene. Para los implicados.
Para los que animan. Para los desanimados.
Para los que luchan por lo que creen. Para los que prefieren el sofá.
Para los que discrepan. Para los paniaguados.
Para los que no les importa señalarse. Para los que señalan.
Para los cabezones. Para los pasotas.
Para los guerreros. Para los pacíficos.
Para los mansos. Para los exaltados.

Para los sin casa. Para los que tuvieron casa. Para los que la conservan, aun.
Para los que aman su tierra. Para los parias.
Para los que se van lejos persiguiendo un sueño. Para los que vienen.
Para los que nos echan de menos. Para los que nos echan de más.
Para los que estudian. Para los que trabajan. Para los que estudian y trabajan. Para los nini.
Para los que tienen varios trabajos. Para los que ni los tienen, ni los quieren.
Para los que no dan ni golpe. Para los que no paran de darlos, a otros.
Para los que han sufrido. Para los que sufren. Para los que sufrirán.
Para los que no les queda nada.
Para los que sueñan con una vida mejor…

Para ellas. Para ellos. Para ti. Para mi. Para todos.

22 DE MAYO. PIENSA Y VOTA.

Comentarios de “Piensa y Vota”


  1. Francisco González says:

    Gracias por tu comentario. He recibido el aviso de comentario un poco tarde, sin embargo, no quería dejar pasar la oportunidad de contestar. Muy buena tu aportación, en especial genial la viñeta.

    Te comento mi opinión sobre el movimiento “indignados” al cual considero que haces alusión. Efectivamente, ya era hora de que el pueblo, especialmente los jóvenes con un casi 50% de paro juvenil, alzaran su voz. Que la alzaran de forma decidida y que se aseguraran además que era oída. ¡Qué sería de los tiempos sin las revoluciones, las manifestaciones y las indignaciones!. Afortunadamente parece que sí que sigue importando a la gente cómo va el mundo. En mi opinión, se ha guardado silencio demasiado tiempo y ya era hora de despertar. Hace tiempo.

    Sin embargo, dicho esto, no puedo sino expresar ciertos pensamientos que me rondan al respecto de este movimiento. En primer lugar, considero que es vital que se rechace cualquier tipo de violencia en las manifestaciones. Cosa que ellos mismos han afirmado después de los últimos acontecimientos. La manifestación pacífica es fundamental para que se les tome en serio, aunque a priori pueda parecer que es al revés. Recordad la figura de Gandhi y lo que consiguió. El otro camino sólo lleva al desastre.

    En segundo lugar, considero que es necesario que apliquen grandes dosis de inteligencia comunicativa. Por una parte, que no intenten arreglar el mundo de una vez sino que se centren en algo muy concreto y viable que pudiera conseguirse a corto plazo. Han de escoger 1 idea y aburrir con ella hasta que se haga realidad. Luego otra, y otra y así sucesivamente. El batiburrillo de propuestas de las que hablan sólo sirven para que nadie sepa qué están pidiendo y por tanto, se diluye el mensaje, y la fuerza.

    Además existe otro problema comunicativo trascendetal: el liderazgo comunicativo. Que no existan líderes/jefes del movimiento no significa que no puedan existir portavoces. De hecho, debería existir un único portavoz. Alguien respetable y respetado, por ellos y por el resto de la sociedad, que fuera capaz de tratar con la prensa y los políticos. Que conociera las reglas del juego y que las cumpliese. Esto daría mucha más solvencia al movimiento, y en definitiva, mucha más capacidad.

    En resumen, aunque todo esto es complicado porque efectivamente es un movimiento compuesto por muchas, muchas partes, algunas con claro interés de llevárselo a su terreno, han de hacer un gran, gran esfuerzo para que todo no parezca un pataleo de chiquillos. Sólo entonces conseguirán realmente que su indignación se transforme en solución. Necesitamos soluciones más que indignación.

    Un saludo,
    Francisco González

  2. Indignado Parado says:

    Yo estoy indignado con mucho de los que nos ocurre, pero sobre todo con los que nos están gobernando en Mairena, Andalucía y España. Esos son los que me provocan más indignación, llevo demasiado tiempo trabajando en precario y desde hace varios meses también parado. NO me voy a rendir, pero veo que los que están en sus poltronas políticas, esos no quieren perder su sitio ni tampoco quieren que les perjudiquen a los suyos, esos que le devuelven los favores con su voto y el de su familia. Ellos siguen beneficiándose de este sistema, un sistema que hay que reformar, como a grito pelado se está diciendo en tantos puntos de europa.

    <>

    No sé qué saldrá en otros pueblos, pero en Mairena, que es la que me interesa, hace falta meter savia nueva y Joven, no a los que se regodean ridiculizando a los jóvenes, por escuchar y aplaudir otros pensamientos, a ese tipo de gente se le ha llamado siempre “los matones del colegio” o “los matones del barrio” y esos son los que representan a los banqueros todopoderosos con tirantes y a los políticos trincones que tanto se han llevado del sistema de los ladrilleros.

    Mañana, veremos si siguen ganando los Matones, o los Jóvenes con propuestas.
    Y veremos quién se arrima a quién, si se necesitan apoyos.

    Como dice esta viñeta que ha circulado por twitter estos días: (http://nihillo.tumblr.com/post/5663833223/el-roto-estamos-perdidos-spanishrevolution),
    Ni me pueden despedir,
    Ni me pueden quitar las ayudas,
    Ni me pueden quitar la casa,
    No lo pueden hacer porque ya lo han hecho, y los que hemos perdido tanto, por perder hemos perdido hasta el miedo.

    Lo único que no me van a quitar es el Voto, que ese lo echaré mañana, y después me iré a la acampada de las setas de Sevilla para que no decaiga la indignación de todos los que nos damos cuenta que ya está bien de que jueguen con nosotros.

    Firma: Indignado de nombre y parado de apellido.



Escribe tu comentario