Desmontada la instalación deportiva móvil de Las Palmeritas

El Ayuntamiento se hace eco de las recomendaciones del Defensor del Pueblo Andaluz sobre el derecho al descanso de los vecinos afectados por sus molestias, mientras que otros se muestran disconformes con la medida

El Ayuntamiento de Mairena del Alcor comenzó el pasado viernes a desmontar la instalación deportiva efímera de Las Palmeritas a través de la Delegación de Obras y Servicios. Sigue así las recomendaciones del Defensor del Pueblo Andaluz, que según informaron desde el área municipal atendió las quejas de los vecinos de la plaza Blanca Paloma recomendando la erradicación de la misma al considerar improcedente su ubicación en dicho espacio público, catalogado como zona verde. Básicamente, José Chamizo atiende las razones de los afectados en reclamación de su derecho al descanso, ya que las perturbaciones medioambientales del espacio deportivo les venían afectando desde que se colocó en el lugar hace dos años. La casuística remite al mal uso de la instalación por parte de jóvenes que la ocupan frecuentemente como zona de ocio complementada por juegos de balón a deshoras.

Los vecinos impulsores de la medida, a su vez los más afectados por su actividad, consiguieron reunir un total de 100 firmas del resto de ciudadanos del barrio en el marco de su protesta. Todos reconocen que como consecuencia de su actividad se vienen produciendo frecuentes balonazos en las fachadas con desconchados de muros, molestias a personas en tránsito por la vía pública (incluso embarazadas y personas mayores), abolladuras de vehículos por impacto de los esféricos, y ruidos y disputas frecuentes en no pocas de las ocasiones en que los afectados llaman la atención a algún usuario por sus abusos en el recinto.

Además, los vecinos más perjudicados aducen, asegurando que el Defensor atiende asimismo esta reclamación, que este tipo de instalaciones requieren por exigencia legal un margen de distancia mínimo de 15 metros con respecto a la vivienda más próxima,

requisito que no se cumple en este caso. Ésta ha sido una de las motivaciones de mayor pese en la decisión adoptada por la delegación que encabeza Juan Galocha (PP), quien tras comprometerse con los propios vecinos a desmontarla y estudiar un nuevo lugar de ubicación donde su uso sea compatible con el derecho a descanso, explicó a los afectados que debían esperar un plazo de tiempo ante la escasez de personal y medios con que el Consistorio cuenta en este momento.

Sin embargo, fueron los propios afectados quienes deseosos de ver superada su molesta realidad cotidiana se ofrecieron a ayudar en el desmontaje aportando su colaboración junto a los limitados medios que pudiera facilitar el Ayuntamiento. Siendo así que los trabajos se han alargado al fin de semana provocando las protestas de otros habitantes de Las Palmeritas, que pese a haber firmado con anterioridad ahora aseguran que no lo hubieran hecho de haber sabido que la instalación deportiva móvil corría el riesgo de ser trasladada. Explican algunos que sólo pretendían que se la dotara de un cerramiento con candado para evitar su uso a horas intempestivas.

Ricardo Sánchez por su parte ya se ha reunido con los vecinos de la zona donde le han reiterado la necesidad de reubicar las instalaciones deportivas, en otra zona la cual reúna las condiciones necesarias para su práctica.

Documento enviado al Defensor del Pueblo y escrito de queja al Ayuntamiento por parte de los vecinos.

Escribe tu comentario