Santa Bárbara negocia 250 tanques Leopard para Arabia Sudí

Se trata de una operación estratégica para la factoría gandulense, en la que compite con Alemania

El Ministerio de Defensa español se halla en una delicada fase de negociaciones con el fin de vender a Arabia Saudí 250 carros de combate Leopardo, que se fabrican en la factoría General Dynamycs-Santa Bárbara de Gandul. El secretario de Estado, Pedro Arguelles, trata de volcar este contrato de casi 3.000 millones de euros hacia el lado de nuestro país, lo que de conseguirse tendría un cercano impacto en la comarca de Los Alcores y el área metropolitana de Sevilla, pues es en la factoría alcalareña donde se ensamblan estos vehículos blindados.

Entre los pasos previstos en el marco de las negociaciones se halla una próxima reunión mixta con el ejecutivo saudí, en la que se presentará la propuesta final de la empresa española. Ésta, para adaptarse a los requerimientos del gobierno árabe debía introducir algunas modificaciones en la configuración del vehículo, principalmente para adecuarlo a la dura climatología del desierto dotándolo de refrigeración, y con reajustes referidos a la potencia del motor que permitan al carro de combate mayor operatividad en terrenos arenosos.

La operación es vital para General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas y, muy especialmente para su factoría gandulense, pues de no conseguirse el contrato se vería abocada a finiquitar esta línea de producción con las consecuencias de empleo que eso conlleva. La firma del mismo, por el contrario, supondría una bomba de oxígeno para la factoría sevillana de Santa Bárbara, que de otro modo se quedaría sin carga de trabajo cuando dentro de poco concluya la entrega del pedido en el que ahora trabajan sus operarios, destinado al Ejército Español. Para cumplir tal compromiso de trabajo sólo restan por entregar cuatro unidades. En la actualidad, la factoría cuenta con 250 puestos de trabajo.

Las negociaciones españolas por el preciado contrato cuentan en frente con duros competidores. Particularmente Alemania, país propietario de la tecnología de los Leopard a través de Krauss-Maffei. De este modo, las exportaciones de estos blindados por parte de España a terceros países requieren del visto bueno del Gobierno germano, dueño de la licencia. Un problema resuelto hace tiempo para la venta interior del carro de combate, aunque no en el caso de fabricación para terceros países, como ocurre ahora. De hecho, aunque el contrato se lo atribuyera Santa Bárbara, más de un 30% de los ingresos del mismo se marcharían a Alemania en concpeto de derechos de patente. Por todo ello, tanto desde la empresa como desde el gobierno especulan con la posibilidad de que Alemania esté negociando directamente con Arabia Saudí para hacerse con el contrato.

Escribe tu comentario