La Policía Local impide una fiesta ilegal de fin de año en una nave industrial

Unos 1.000 chicos aproximadamente, en su mayoría de El Viso del Alcor, alquilaron una nave del polígono Los Cantosales. El improvisado establecimiento carecía de las más elementales medidas de seguridad

La Policía Local de Mairena del Alcor desmanteló una fiesta ilegal en una nave del Polígono Industrial Los Cantosales a primeras horas de la pasada Nochevieja. A ella acudieron aproximadamente un millar de chicos, en su mayoría vecinos de El Viso del Alcor, que según descubrieron los agentes en su actuación, habían alquilado la nave de 350 metros cuadrados a un vecino de Mairena tras haberle sido desautorizada tal celebración en algún lugar de su pueblo.

La operación se produjo tras tener conocimiento los agentes maireneros de que una fiesta ilegal se estaba organizando en algún lugar del pueblo, por lo que pusieron en marcha un dispositivo de investigación con la idea de localizarla, centrándose en particular por los polígonos industriales. La misma que dio resultado casi inmediato, delatada por la gran cantidad de turismos estacionados en las proximidades de la nave en cuestión, en el parque industrial Los Cantosales.

Una vez personados los dos patrulleros en el interior del lugar, procedieron a identificar a los organizadores, tras lo que les solicitaron la documentación del evento, que manifestaron no poseer. De este modo, los agentes procedieron a una inspección del inmueble, en el que se había instalado una gran barra para servir bebidas. Fruto de la misma, comprobaron que el improvisado establecimiento carecía de las más elementales medidas de seguridad, particularmente en sus inapropiados accesos: una puerta que abría hacia el interior y un postiguillo.

Así, al comprobar que el acontecimiento corría serio riesgo y amenaza para la seguridad de sus celebrantes, habida cuenta también de la notable carencia a nivel de instalaciones y servicios, exigieron a los organizadores la clausura y desalojo del espacio, a lo que éstos accedieron pese a la resistencia inicial. De este modo, fueron devueltos a cada “cliente” los 20 euros que había abonado por el acceso y consumo, si bien en algunos casos la devolución se completó, por acuerdo, entre una parte de dinero y otra en bebidas.

Tras lo cual se produjo el desalojo gradual y organizado de la nave, desplazándose los participantes hasta el recinto ferial de la vecina localidad de El Viso del Alcor, donde terminaron la noche.

Escribe tu comentario