La Agenda 21 examina el anteproyecto ‘Parque Los Molinos’

A ejecutar por fases a largo plazo, prevé el rescate para ocio ciudadano de un paraje natural y monumental de 5 hectáreas, abierto e integrador de suelos públicos y privados

agenda21

El anteproyecto del futuro Parque de los Molinos es ya una realidad. Gracias a los 139.000 euros aportados por el Grupo de Desarrollo Rural Campiña Alcores (GDR), los trabajos para adecuar sus más de 4,5 hectáreas como zona verde, de ocio y patrimonial recibirán un impulso en breve. Los primeros trabajos de recuperación de la escombrera del monte del Cebrón, a integrar en la superficie, son ya una realidad gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Mairena del Alcor y la Agenda 21, hallándose en ciernes una continuidad de los mismos que construirá el trazado de las vías y caminos por las que discurrirán los maireneros y visitantes, a pie, coche o caballo.

Entre las características del ambicioso plan, para el que se requerirá una continuidad de esfuerzos y aportaciones financieras, destaca la restauración de los tres históricos molinos albergados en el espacio desde hace siglos, destinados en origen a la molturación de trigo mediante corriente hidráulica para obtener la preciada harina del pan. Unas aceñas hoy abandonadas, que se podrán contemplar funcionando como en su origen, pues serán restauradas en sus estructuras y las conducciones que los intercomunicaban a través de una misma corriente en descenso natural desde los arroyos y fuentes que por allí discurren o vierten, como la Fuente Gorda. También se recuperará, perdida con el paso del tiempo.

Para trazar los caminos del Parque de los Molinos, las autoridades municipales de Mairena vienen realizando reuniones con el grupo de propietarios de los terrenos, no superior a cinco, al objeto de negociar reajustes de lindes que hagan posible un trazado lineal y armonioso de senderos y cauces. Pues aunque la mayor parte de los terrenos son propiedad pública, la idea que se persigue es integrar también en el sector los privados, sin que por otra parte éstos pierdan su carácter agrícola tradicional, actividad a la que se otorga un valor añadido al conjunto.

La franja de terreno abarca el rectángulo que desciende a los pies del castillo y tras el colegio Isabel Esquivel, hasta limitar al sur con la Vía Verde de Los Alcores, al oeste con la carretera de la Vega (conexión con la A-92), y al este el pago de Luchena. Se integrarán por lo tanto en el sector ruinas allí existentes como una antigua villae romana. Precisamente el camino perdido que a partir de allí asciende cornisa arriba hasta el pueblo ya ha sido restaurado por la Gerencia Municipal de Urbanismo y la delegación de Obras y Servicios, Agricultura y Medio Ambiente.

Todo el espacio, desde el talud natural del escarpe, ladera abajo y hasta la elevación del Monte Cebrón, serán objeto de un tratamiento forestal de recuperación con especies naturales mediterráneas y adaptadas, tomándose como referencia la reserva mediterránea de la Meseta de Gandul (o Toruño), algo que conllevará bastantes años hasta asistir al resultado final. La revegetación atenderá además las laderas de los cauces fluviales, aunque de manera diferenciada.

Otro aspecto atendido en el proyecto es el estudio del colorido y trazado de los caminos, que armonizarán con el terreno en color y firme. Para ello han sido concebidos para sortear las corrientes de agua características de estos terrenos quebrados, transitados a su vez por cauces, acequias y corrientes de agua. Las acciones en ese sentido ya se han empezado en algunas zonas, y proseguirán de momento sólo en los suelos municipales. Las hidroplantaciones herbáceas y arbóreas son un paso siguiente, procurando que vayan contribuyendo a la fijación de los suelos evitando la erosión, fenómeno que como quedó demostrado en los estudios del Aula del Territorio han reducido el volumen de los suelos en la ladera en general, y claramente en el talud norte del futuro parque.

En esa cabecera, la tarea de conclusión del mirador ya esbozado constituye la acción más destacable. Desde él se obtendrá una panorámica privilegiada del Parque de los Molinos, entre cuyas expectativas de acuerdo con el proyecto, está la recuperación de la fauna tradicional de estos campos, en algunos casos perdida, como rapaces (cada vez más numerosas en la reserva del cercano castillo), y zorros o jinetas, de cuya presencia también se vienen datando casos, y que podrían retornar en mayor número al reclamo de su cadena alimentaria por la proliferación de conejos y liebres, propiciada a su vez por la abundante masa herbácea y las grutas existentes.

Finalmente, el espacio verde quedará conectado con la Ruta Ecuestre Écija-Los Alcores.

Obsérvense los dos simpáticos perros encima del molino.

Obsérvense los dos simpáticos perros encima del molino.

El Foro Agenda 21 le da su apoyo unánime

El Foro Agenda 21 de Mairena del Alcor conoció y refrendó el anteproyecto, que el gobierno local presentó a sus integrantes en la Comisión Técnica Permanente del Foro Agenda 21 realizada el pasado miércoles 30 de enero. Fue explicado por los redactores del anteproyecto Rubén Mellado e Isabel García y los técnicos de la Agenda 21, José Manuel Jiménez y Soledad Gómez. El foro de participación ciudadana y aportaciones al Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) contó asimismo con la presencia del alcalde mairenero, Ricardo Sánchez, junto al concejal de Urbanismo Carlos Copete, además de su presidente, José Manuel Navarro, y los componentes Agustín Marín (Vicepresidente), Purificación Miranda, Federico Trigueros, Manuel Marín, y José Manuel Cejudo. Como sección especial, aunque integrada en el órgano, también estuvieron Javier Trigueros y Carmen Reginfo por el Aula Territorio, unidad que se encargó de estudio y proyecto de regeneración de la escombrera del Cebrón, integrada en el parque.

Proyecto pionero para el Grupo de Desarrollo

Tanto Ricardo Sánchez, como Carlos Copete mostraron al foro su satisfacción con el proyecto, destacando su carácter participativo en la elaboración. No obstante, el alcalde subrayó la sensibilidad mostrada por el equipo de gobierno y la partida conseguida, mientras que el edil de Urbanismo destacó que es la primera ayuda de esta línea que libera el GDR. Siguiendo en la complacencia, Agustín Marín, José Manuel Jiménez, Isabel Mellado y Chema Cejudo enfatizaron en la necesidad de atraer hacia el proyecto aportes de otras instituciones y ciudadanas, ejemplificaron en la participación de voluntariado ambiental, aportes de plantones de árboles de otras administraciones, o programas de cualquier tipo. También apuntaron a gestiones municipales para incluir la nueva zona verde en la Red de Espacios Verdes del Área Metropolitana de Sevilla contemplado en el POTAUS. Su inclusión en el PGOU de Mairena del Alcor está asegurada tras el refrendo cosechado.

Escribe tu comentario