Unas 200 personas participan en la Ruta de senderismo pro Parque Cultural de Gandul

Con el lema “Gandul y Los Alcores Parque Cultural ¡Ya!”, se llevó a cabo la ruta reivindicativa convocada por la asociación Alwadi-Ira Ecologistas en Acción

Convocadas por la Asociación Ecologista Alwadi-ira-Ecologistas en Acción y la Plataforma en Defensa de Los Alcores, unas 200 personas han participado en la Ruta de senderismo pro Parque Cultural, desde Gandul a la zona arqueológica.

Ruta Gandul -25Feb13-1

Tras el despliegue de una pancarta reivindicativa con la leyenda “Gandul y los Alcores Parque Cultural ¡Ya!” y de unas breves palabras de bienvenida, donde se invitó a los presentes a sumarse a la 10ª Marcha al Parlamento Andaluz, del próximo 28 de febrero, por la recuperación del río Guadaíra, Francisco López Pérez dirigió magistralmente, una vez más, a tan nutrido grupo, desde Gandul a la zona arqueológica.

La ruta partió de las inmediaciones del “Palacio de Gandul” sobre 10:15 h. En el  despoblado de Gandul, se pudo contemplar los elementos que aún perviven: Iglesia de San Juan Evangelista, Ayuntamiento, Palacio, Posada, Molino, Estación…, a los que “Curro” les dio, por un momento, vida. Seguidamente, y por la antigua vía del ferrocarril, se adentraron por el campamento de “Las Canteras”, para conocer de cerca el “Mausoleo Circular” romano y los enterramientos calcolíticos: “Tolos de Las Canteras”, “Cueva del Vaquero” y “Dolmen del Término”.

Ruta Gandul-24Feb13-2

La campaña, “Gandul y Los Alcores Parque Cultural ¡Ya!”, persigue salvaguardar para las generaciones futuras unos espacios donde las diferentes culturas, que se han asentado a lo largo de los siglos, dejaron un riquísimo patrimonio arqueológico, etnológico y monumental. Desde el calcolítico a nuestros días, el hombre ha dejado su huella en molinos, ermitas, necrópolis, castillos, costumbres y un largo etc… que junto con el riquísimo patrimonio natural: río, arroyos, plantas y fauna, conforman un conjunto que merece la pena proteger.

Según informan los convocantes, “en la tarea de salvar los últimos espacios de nuestro patrimonio histórico y natural, que aún hoy y, a pesar de su abandono no han caído victimas de los planes especulativos, todos somos necesarios”.

Escribe tu comentario