“¡Queremos cobrar!”

Los trabajadores de ayuda a domicilio reclaman el ingreso de su nómina atrasada y que cesen los retrasos al percibir las mismas.

manifaayudaadomicilioLos trabajadores del servicio de ayuda a domicilio de la Fundación Gerón se han manifestado este jueves por la mañana frente a la puerta del Ayuntamiento. Se trata de cerca de 50 empleados a los que se adeuda una nómina, la de febrero, y que desde hace meses sufren retrasos en los ingresos que también les han empujado a movilizarse.

Ataviados con petos del CSI-F, pancarta, megáfonos y silbatos, ni las inclemencias meteorológicas ni la percepción de la nómina de enero esta misma semana, han sido óbice para seguir adelante con su plan de denuncia social.

Daniel Villa, ayudante de coordinación de empresas públicas y privadas del CSI-F, ha asegurado que, por el momento, no se han producido despidos y que, de hecho, le consta que ha habido nuevas contrataciones recientemente.

El contexto

Pese a encontrarse delante del Ayuntamiento, los trabajadores han asegurado que no tienen nada contra sus políticos, sino que saben que están trabajando para intentar atajar sus problemas.

Ricardo Sánchez, el alcalde, ha explicado que en estos días ha podido hablar con Jesús Huertas, director de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Según le ha explicado este, en marzo intentarán realizar otro pago, que sería el correspondiente a febrero. Desde la Agencia se ha pedido al Ayuntamiento que también apremie a Fundación Gerón, que posee parte de la responsabilidad.

Los pagos pasan por la empresa y por el Ayuntamiento antes de llegar a los trabajadores de ayuda a domicilio. La razón de que la administración local sea quien en última instancia pague a los trabajadores se debe a la necesidad de verificación oficial, una garantía de que se paga lo que corresponde por cada caso real de dependencia.

En este sentido, Ricardo Sánchez insiste en que, en cuanto está la firma del interventor, se realiza la transferencia a los trabajadores. Pone de ejemplo este último caso, en el que no ha pasado una semana desde que el dinero llegó al Ayuntamiento hasta que lo han obtenido los trabajadores.

Puede ver el VÍDEO aquí.

Malos tiempos para las personas dependientes

Este nuevo caso se une al de los trabajadores de la residencia de ancianos, que si bien tienen el nexo de pertenecer ambos a Fundación Gerón, nada tienen que ver unos trabajadores con otros.

A los empleados de la residencia se les sigue adeudando el 50% de las nóminas de noviembre, diciembre, enero y febrero, aunque está última está pendiente de ingreso en los próximos días gracias a los fondos de Fundación Gerón, según se les ha informado. Así lo hace saber a El Periódico de Mairena la directora y delegada sindical María Rosario Gutiérrez.

Los trabajadores saben que se han cerrado filas en torno a su problema a través de las reuniones mantenidas con los partidos o sus denuncias de impagos en órganos como el pleno de la Diputación. Por eso y porque consideran que el mensaje ya está dado, han retirado las pancartas de la fachada de la residencia.

Por este motivo y por no haber tenido comunicación oficial de la concentración, no han estado con los trabajadores de ayuda a domicilio. De hecho, recalcan que son casos distintos y que el suyo va por “otra vía”. Una muestra es que los empleados de la residencia sí cobran directamente de Fundación Gerón y no del Ayuntamiento.

Desde la residencia se pide ahora el desbloqueo de plazas concertadas por la Junta de Andalucía, ya que en estos momentos las bajas no se están sustituyendo, y hay seis plazas libres. Esto repercute negativamente en la actividad laboral, con disminuciones de jornadas y de personal. Por ello, la vía privada podría ser un balón de oxígeno para la residencia.

Escribe tu comentario