Tiene cojones que haya que cruzar España en el siglo XXI

He tenido que compartir tendido con aficionados que han venido desde Barcelona para disfrutar de los toros porque los políticos se los han quitado. ¿Por qué nadie reaccionó a tiempo para evitarlo?

José Mª Ortega-copiaLlegados a esta fecha podemos hacer un punto y seguido pues acabamos de dejar atrás unas fiestas que los maireneros disfrutamos con mucho sentimiento y alegría, la Semana Santa y la Feria. Y algunos, como dije en mi anterior artículo de opinión, hemos continuado con la “fiesta” porque nos hemos dado cita en el Paseo Colón para disfrutar de las corridas de toros. No hemos sido pocos los maireneros que hemos pasado por el coso del baratillo, lo cual siempre es muy agradable.

Las conclusiones que saco este año son pocas pero muy claras y rotundas, y una de ellas me da mucha pena.

La primera es que estamos teniendo la suerte de disfrutar de dos toreros que están esculpiendo sus nombres con letras de oro en la historia del toreo, son: José Antonio Morante Camacho “Morante de la Puebla” y Julián López Escobar “El Juli”. Uno por calidad, no hay más que ver cómo meció el capote el lunes de resaca de nuestra feria, dejando una media verónica antológica que ninguno de los allí presentes podremos borrar de nuestra memoria; es más, en la feria de Sevilla este año no se pedía “media de jamón”, se pedía “Morante de jamón”. El otro por poderío, valor, actitud, entrega, técnica…, no hubo más que verlo el Domingo de Resurrección, totalmente arrollador.

Por si a alguno le surge la duda, para comparar personalmente a José Tomás con estos dos monstruos, deben de anunciarse 50 tardes en el año y acudir a las principales ferias, además de compartir carteles con las figuras habitualmente.

La otra conclusión es que como los ganaderos sigan buscando la calidad en el toro bravo lo van a dejar sin casta, y sin toro con casta no hay fiesta que valga.

Foto: Vavis 2010.

Foto: Vavis 2010.

Algo parecido están haciendo los políticos con el pueblo, dicen que van buscando la democracia y el estado del bienestar, y resulta que he tenido que compartir tendido con aficionados que han venido desde Barcelona para disfrutar de los toros porque los políticos se los han quitado. ¿Por qué nadie reaccionó a tiempo para evitarlo, falta de casta de la afición y profesionales? Puede.

Aunque había que haber reaccionado a tiempo tanto a nivel de profesionales como de aficionados, y no se hizo, no es justo que en los tiempos que corren, en donde las cuatro perras gordas que hay en la cartera ya están asignadas, haya que hacer cábalas para poder disfrutar de la fiesta y tener que cruzar para ello la península. Trasládenlo a sus aficiones, el fútbol, la cacería, la pesca, el caballo, etc., e imaginen no poder disfrutar de ellas sin tener que salir de Andalucía.

Con estas prohibiciones en vez de avanzar hacia un mundo mejor y más justo, lo que se hace es retroceder. Y que conste que estoy contemplando la prohibición de los toros desde la única vertiente por la que se han eliminado en Cataluña, por una cuestión política y de identidad nacional.

Comentarios de “Tiene cojones que haya que cruzar España en el siglo XXI”


  1. Antonio Sanchez says:

    X cierto, habeis borrado un comentario muy critico… NO dejais q la gente se esprese, y6 en este no corrrijo la ortpgrafia =D

    • Redacción PM says:

      Gracias por tus comentarios Antonio.
      Sobre este último comentario tuyo, te informamos de que en aplicación de nuestras normas (http://www.elperiodicodemairena.com/acerca-de/) no permitimos insultos ni palabras hirientes, razón por la cual algunos comentarios no pueden ver la luz en este medio. Toda opinión puede expresarse sin problema alguno, pero ha de guardar las normas que nos hemos dado.
      Gracias por tu comprensión.
      Saludos cordiales.
      El Periódico de Mairena

      • Antonio Sánchez says:

        Si, ese post estaba lleno de todo lo que no se puede publicar. Un saludo y una excelente labor la del Periódico. Me gusta encontrar noticias y opiniones locales.

  2. Antonio Sanchez says:

    Bueno, si dijéramos que tenemos que atravesar España para ir al hospital, pues sería cosa chunga, pero se trata de OCIO. Para ver buen teatro hay que ir a Madrid. Y no hago un artículo de un periódico para decir algo así. Tampoco me parece apropiado el titulo. “Manda cojones… bla bla bla”

    A ver si nos indignamos por las leyes que se aprueban día a día, porque sino tendremos que atravesar la península para operarnos de algo, claro si cotizas, sino… ya te pondrán trabas. Además, los toros, no son un espectáculo muy digno del siglo XXI.

    • José María Ortega says:

      Buenas tardes Antonio Sánchez:

      Efectivamente si para ir a un hospital hubiera que atravesar España, la cosa sería mucho mas chunga. Totalmente de acuerdo contigo, pero es tan obvio que no es necesario ni decirlo, cuento de antemano con el sentido común de los demá, al igual que el decir esa obviedad es faltarle el respeto a la inteligencia de los demás.
      De teatro no entiendo, pero se, porque he asistido, que se dan obras de teatro tanto en Sevilla como en Mairena, al que le guste lo tiene muy a la mano.
      A ti no te parece apropiado el título, a mi no me parece apropiado ni respetuoso su comentario.
      Claro que me indigno por las leyes que nos afectan al día a día, entre otras cosas porque cotizo bastante, pero por supuesto no es usted quien me debe de decir porque cosas me debo de indignar.
      Personalmete aparte de conciderar a los toros un espectáculo muy digno, también lo concidero y es, parte directa e importante de la cultura e historia de España. Y por fortuna son mayoría los que en este país piensan igual que yo.

      Un saludo.

      • Antonio Sánchez says:

        Si hay algo que me guste, es que la mayoría mande.
        No le voy a decir porque se debe indignar, eso cada cual tiene sus propios intereses, puntos de vista…
        Pero me he dado cuenta, tarde, que es un artículo de opinión, no una noticia. Entonces he metido la pata al completo.
        Un saludo Jose María.

        • José María Ortega says:

          Gracias por volver a escribir Antonio.
          Aunque se trate lo que ecribo de un artículo de opinión, siempre me gusta saber lo que otros opinan a su vez sobre lo que escribo.
          Yo no soy un indignado porque se hayan prohibido los toros en Barcelona, soy una persona que acudió a una corrida de toros, vió a unas personas afectadas por esa prohibición y me dio tristeza.
          A raiz de ahí puede opinar lo que crea oportuno.
          Muchas gracias por leerme y escribir.



Escribe tu comentario