Aprobado el crédito vinculado al plan de ajuste

El pleno abrió la puerta al crédito con el que se liquidarán cuentas pendientes con proveedores. IU se abstuvo.

El pleno para dar el sí definitivo al crédito vinculado al plan de ajuste se celebró ayer con carácter extraordinario y urgente, a causa de una incidencia administrativa.

La cita tuvo su “stage”, recordarán, en el pleno donde se debatió este segundo plan de pago a proveedores el martes antes de Feria, y también en esta ocasión se han sucedido las intervenciones de cada partido en la misma línea argumental (más sintetizadas, eso sí).

Especial interés suscitaba la posición de IU, manifestada a través de las declaraciones de su portavoz, J. Carlos Copete. El delegado de Urbanismo calificó el crédito de “robo”, y lamentó que se prestase dinero a los bancos al 1% y a los ayuntamientos a alrededor del 6%. También pasó la pelota al PSOE que, como partido de izquierdas, interpretó que debía pronunciarse en similares términos.

Además, Copete volvió a mostrar su hartazgo antes unos procesos que siente impuestos y sin alternativa, y eximió a su grupo político de las consecuencias que la abstención pudiera traer.

plenocreditoplanajusteA. Casimiro Gavira (PSOE), por su parte, también se quejó de que se cargue tanto a los ayuntamientos cuando, como reflejan los datos de deuda, los consistorios no lo han hecho tan mal (su deuda representa un 4% del PIB). Sin embargo, contestando a Copete, el ex alcalde explicó que su grupo debía ser coherente con lo votado anteriormente (a favor), y que el PSOE, como partido de izquierdas, tiene principios claros de los que no moverían.

Por su parte, Juan Manuel López (PP) afirmó que a su grupo tampoco le hacía gracia pagar las deudas de otros en vez de hacer inversiones y desarrollar sus programas, pero que actuaban con responsabilidad. Además, pidió a Copete y a Gavira que pusieran la crítica también sobre la Junta de Andalucía que, en el caso de Mairena, debe 1,5 millones de euros.

Tirantez IU-PP

En segunda intervención, Chema Cejudo (PA) se quejó de que el debate estuviese en la dicotomía izquierda-derecha cuando, en realidad, se trata de un problema de gestión que hay que resolver. “Estos son los bueyes con los que aramos”, dijo el concejal. Además, recordó que, después de todo, hay que hacer autocrítica y entender que los ayuntamientos también han fallado en algo.

Uno de los momentos de mayor tirantez se vivieron entre Copete y López. El delegado de IU se molestó cuando López usó en primera intervención el término “responsabilidad”, que interpretó como una acusación de irresponsabilidad a su grupo. Este hecho también provocó la manifiesta indignación de Federico Trigueros, que incluso llegó a abandonar su bancada (algo poco habitual).

Por otra parte, Copete también afirmó que Mairena no es uno de los peores ayuntamientos en materia financiera como para tener este trato por parte de la administración central, y aprovechó para hacer una invitación de cara a las próximas elecciones europeas, en las que su partido confía para dar un giro a las políticas imperantes de Alemania y la Troika.

En cuanto a la “responsabilidad”, Gavira defendió la suya desde la oposición, pese a que el PSOE ganó las elecciones municipales. López le recordó que, como demócrata, debe conocer y acatar las reglas, y asumir que, de no ser por la posibilidad de pacto, tampoco estaría el PSOE en la Junta de Andalucía.

López también contestó a Copete, afirmando no haber llamado “irresponsables” (solo “no responsables”) a los ediles de IU, y volvió a arremeter con la Junta por el hecho de que también impone planes (políticas activas de empleo, sobre todo) que luego no paga.

Finalmente, el crédito vinculado al plan de ajuste fue aprobado por 13 votos a favor (PP, PA y PSOE) y 3 abstenciones (IU). El crédito, de alrededor de 625.000 euros, según el delegado de Desarrollo Económico, se firmará este mes de junio. La prioridad absoluta es la empresa Ploder, que tiene sentencia judicial a su favor.

Escribe tu comentario