Leones, que lo queréis todo leones

Pero hay una cosa que es respeto, y no hay derecho a que la casta política de este país pida esfuerzos al ciudadano y no predique con el ejemplo

“Desde la barrera de: El Alcor”

José Mª Ortega-copiaHace unos años se organizaba un festival taurino benéfico en el pueblo gaditano de Barbate, y la taquilla recaudada era destinada para un convento de monjas de la zona.

Ese festival lo organizaba un ganadero sevillano. Él buscaba a los toreros, los cuales actuaban totalmente gratis tanto ellos como sus cuadrillas, sin cobrar ni una sola peseta. El único gasto que se pagaba era el de los toros lidiados, con lo cual el único que cobraba al finalizar el festejo era el ganadero.

Dicho ganadero contactó con El Cordobés, máxima figura de la época, para que torease ese día y asegurar la afluencia de público al festejo. El Cordobés cuando escuchó al ganadero su propuesta para torear el festival de Barbate y contribuir a la causa de ayudar a las monjas, sabía perfectamente que de ir a torear sería sin cobrar. Pero se daba la curiosidad de que quien le pedía que torease sin cobrar, sí iba a cobrar sus servicios.

El ganadero cuando se marchaba le preguntó: “¿maestro, entonces contamos con usted para el festival?”, a lo que El Cordobés le respondió: “claro que si león, que eres un león, que te lo vas a llevar todo león”. Como ya estaba dejando caer con aquella respuesta, El Cordobés no fue a torear al festival. Se ve que debió de pensar eso de “o follamos todos o la puta al río”, que es eso de que tú montas un espectáculo para una buena causa, pero la buena causa la hacen los demás porque tú cobras el ganado que llevas para la lidia.

Aquella anécdota me hace recordar a otros leones que igualmente se lo quieren llevar todo para sus bolsillos, se encuentran en el congreso, y no me estoy refiriendo a los dos leones de la puerta, los cuales no tienen culpa de nada, me refiero a la clase política que allí suele acudir.

Ahora resulta que tienen subvencionado en el mismísimo hemiciclo, donde se suponen que acuden para buscar soluciones a la crisis que tan duramente nos golpea estos días, los “gintonics” a 3,5 €. Lo cual no dejaría de ser algo anecdótico si no fuera porque estamos en crisis, pero es que la realidad es que estamos en crisis y mientras ellos nos piden esfuerzos y más esfuerzos y los recortes llegan incluso a la educación, ellos se mantienen las subvenciones y dietas.

Dietas por desplazamiento, dietas por alojamiento en Madrid a pesar de que tengan vivienda en la ciudad, subvención al catering del congreso para que les salga más barato comer, mientras se cierran comedores por falta de presupuesto, etc. Seguramente la partida presupuestaría de esa subvención al catering del congreso sea tan pequeña dentro del presupuesto de todo el país, que suprimiéndola no se arregle nada. Pero hay una cosa que es respeto, y no hay derecho a que la casta política de este país pida esfuerzos al ciudadano y no predique con el ejemplo. Que yo y la mayoría de españoles que tenemos la suerte de tener trabajo pagamos diariamente y sin subvenciones el gasoil, el almuerzo y lo que se encarte para desarrollar nuestro trabajo.

Por eso yo a los políticos le digo como El Cordobés le dijo al ganadero, “leones que sois unos leones, y se lo vais a llevar todo”.

Comentarios de “Leones, que lo queréis todo leones”


  1. José María Ortega says:

    En el artículo de opinión que he escrito:
    No pretendo culpar de la crisis a los políticos. La culpa es del ser humano, porque fallan los políticos, fallan los sindicatos, fallan los empresarios, fallan los banqueros, fallan los clubes de futbol que no están al día en sus deudas, fallamos nosotros cuando nos saltamos el pagar el IVA por ejemplo,…, el denominador común en todas estas instituciones es el ser humano, por lo tanto bajo mi entender de ellos es la culpa.

    Lo que yo reclamo es que si nos piden esfuerzos y que nos apretemos el cinturon con subidas de impuestos y demás, porque es fundamental para salir de la crisis, que ellos se las apliquen y que sean conscientes de que no corren tiempos como para ciertas subvenciones y ciertos privilegios, por muy insignificantes que sean económicamente.

    También me gustaría dejar claro, que en mi comentario “Leones,…” la crítica a la clase política va dirigida a la política de nivel nacional. Quiero dejar claro que para nada me refiero política local, en donde la mayoría de ellos hacen unos esfuerzos enormes, quitándoles tiempo a sus familias y a sus aficiones, por un trabajo que en muchos casos no está lo suficientemente remunerado.

    Saludos.

  2. Javi Trigueros says:

    Outrider, si aburro lo siento, es lo que hay. Claro que el sistema lo formamos todos nosotros, por eso nosotros somos también responsables de lo que nos pasa, y no podemos siempre echarle la culpa a los demás, claro que los políticos son unos pancistas, y los sindicatos, y la patronal, y no gobiernan de cara a los ciudadanos.
    La culpa de que haya 6 millones de parados en España, la culpa de que los políticos hagan y deshagan a su entojo, que se contradigan, que se apoltronen, que tengan actitudes muy reprochables, etc., en parte también es nuestra, por nuestra desidia, por no actuar ni protestar, por no participar de manera activa en política. Participar de manera activa no es militar en un partido o ir en unas listas, es ser conscientes de nuestra realidad, es achucharle a nuestros políticos, decir basta ya cuando no hacen las cosas que prometen o cuando gobiernan para quedarse con el sillón en lugar de gobernar para los ciudadanos.
    Me dices que qué sistema es el perfecto y que imaginas que no elegiré el comunismo. Pues no, no elijo el comunismo de la URSS, pero tampoco puedo elegir el capitalismo y el libre mercado. Sigue existiendo la lucha de clases, pero la están ganando los poderosos. 51 de las 100 economías mundiales más grandes, son empresas, empresas con dueños que sólo velan por sus intereses particulares, pasándose el interés del resto de ciudadanos por el forro, y eso no es reprochable, lo que sí lo es es que los gobiernos se pleguen ante los intereses de esas empresas y no de sus electores.
    El sistema en el que creo es una economía basada en el bien común, y lo dicho, llámame plasta, que aburro, que soy un utópico, pero es en lo que creo.

    • Puesto que parece que se esta buscando el sistema social perfecto, debo decir que hace mas de 2000 años que esta inventado.
      Lo creo Jesucristo, y consiste ni mas ni menos en que nos amemos unos a otros, que es la tarea mas importante.
      Este sistema no depende de los politicos.
      El sistema se va implantando poco a poco en la sociedad, y para acelerar su implantacion lo unico que se necesita es:
      – Que lo creamos y lo pongamos por obra, a titulo personal
      – Que se lo digamos a los demas
      – Que respetemos a los que no lo hagan
      – Que no seamos tan inocentes como para creer que los resultados vendran rapidamente
      – Que en vez de hacer gastos superfluos, invertamos en sectores productivos para crear empleo, y contando con la colaboracion de los trabajadores.
      Saludos
      Si os interesa seguiremos atro dia, ahora debo irme

  3. Outrider says:

    Hay días que aburres Javi. Siempre con el eslogan trasnochado. El sistema somos todos y cada uno de nosotros y como tal los haremos bueno o malo.
    Di cual seria el sistema perfecto, porque imagino que el comunismo no sera el que propongas.
    Ya tienes edad de “bajar al suelo”.
    Saludos.

  4. Agu says:

    Gran artículo José María… todo granito de arena aportado para hacer un país más “transparente”, con más moral, más respeto y menos sinvergüenzas… es bien recibido!

    Gracias!

  5. Javi Trigueros says:

    “Leones, que lo queréis todo leones”. También sire para describir este sistema capitalista cruel que nos escalviza a los ciudadanos de a pue y que tiene por peleles a los políticos que sólo responden a los intereses de una casta empresarial y banquera que se hace rica a costa de las miserias de los demás. Ellos no se desgastanm no salen en público ni en televisión. Las críticas se las llevan los políticos, muy merecidas por cierto, por gobernar de espaldas a los ciudadanos.
    No deberíamos centrar únicamente las críticas en los políticos, porque lo de “leones, que lo queréis todo leones” también se le puede aplicar a otro tipo de casta.

  6. Antonio Sánchez says:

    Bravo, ojala estas palabras, les llegaran de alguna manera a esos políticos. La clase trabajadora, no sabe de subvenciones, sabe de horas extras, sabe de noches sin dormir, sabe del malestar que supone, no poder llevar a tu familia de vacaciones. Sabemos de dolor, y eso nos hará sabios y fuertes. Saldremos con nuestro esfuerzo de esta crisis.

    También espero que algún día, rompamos el sistema político actual.



Escribe tu comentario