Perdona, los líderes convencen poco

Resultado nefasto: la sociedad asiste a su propio espectáculo sin capacidad de reacción, manipulación del futuro que los gobernantes han robado para control y estabilidad de su propio establishment

José Manuel BautistaLos líderes convencen poco o nada, no hay más que ver donde quiera que figuren, como realidades o como espectros, cuál es su fruto.

En los tiempos que corren no termina de cuajar ni la forma ni el fondo del líder. Hay quien dice, incluso, que no puede hablarse si quiera de líderes, es decir, no existen. Están no sólo en su derecho a verlo así, una mirada alrededor nos permite ver con claridad que les asiste la razón, más allá del título de líder (administrativo) aparece sólo el vacío más contundente.

Sea como fuere, porque no hay líderes o porque los que hay son vaporosos y actores, entre efímeras quimeras y humo manipulador, el resultado es nefasto: una sociedad asiste a su propio espectáculo sin capacidad de reacción, desprovista de un horizonte mayor que el del bienestar efímero del momento, precaria manipulación del futuro que en general los gobernantes han robado para mayor control y estabilidad de su propio establishment.

Me encantaría hablar de revolución intelectual de algunos, pero tampoco ese horno está para bollos, las grandes ideas brillan por su ausencia y las que hay postergan a los pueblos, lamentablemente, al albur de caprichos de políticos sin escrúpulos y sin fondo, pero sobrados de cartera, cara expresión de cuán barato es el atraco.

No hay más que lamentarse, de momento, y asistir a una cierta desesperación, cuando se tiene conciencia de ella porque la anestesia política no hiciera efecto al completo, ante el vigente horizonte que no dibuja más que polos entre la incapacidad y ponzoña, sobre todo política.

Comentarios de “Perdona, los líderes convencen poco”


  1. Pilar Guillén says:

    Hacen falta tanto políticos que no hayan olvidado lo que significa política como un pueblo que se preocupe por poder seguir siendo un pueblo. Cada pueblo es reflejo de lo que luego demuestran ser sus líderes. Líderes siempre hay, en todo ámbito, en todo momento…lo que importa es que guíen hacia donde a todos nos conviene y no hacia su propio interés que es lo que hacen los nuestros al fin y al cabo. Esta al menos es mi humilde opinión.

  2. moronvoley says:

    Ni lideres ni políticos, España no necesita a esas personas que durante quince días de campaña electoral solo nos venden humo. España necesita una revolución de las juventudes o generaciones, que hoy callan y temen despertar, aquella que serán el futuro y el sostén de nuestro gran país,país que tiene de todo, todo de lo que algunas países añoran. Esas persona poco a poco dejan de creer en los que nos mandan, por que no somos tan tontos como creen los que nos gobiernan y se dan cuenta de que los que están arriba( sean del partido que sean) solo están para llenarse sus propios bolsillos y ganarse un puesto en empresas nacionales o internacionales a las que se les ha ayudado con ayudas, apoyos o annistias fiscales. ¡¡JÓVENES DESPERTEMOS DE ESTE LETARGO Y LEVANTÉMONOS PARA ENCUMBRAR ESTE PAÍS POR QUE NUESTROS PADRES LUCHARON!! Saludos desde Gibraleón a todos los habitantes de Mairena de Alcor.

  3. MANUEL GONZALEZ says:

    No me gustan los lideres por muy lider, estadista o politico que sea.
    Creo que el seguir a una persona es un acto de borreguismo.
    Se trata de defender las ideas, no a las personas.
    Por mi, la sociedad se organizaria en multiples asociaciones, defensoras cada una de una o varias ideas, de forma que el equilibrio entre ellas es lo que marque el rumbo de la sociedad, y no la ocurrencia de ningun lider, estadista politico.
    Esta es la forma centrista de gobernar un pais, dandole protagonismo a la sociedad, y no con el anticuado sistema de derechas e izquierdas
    Saludos

    • José María Ortega says:

      Buenas tardes Manuel:

      En lo que has comentado no te puedo poner un pero porque llevas todas la razón. Pero no está reñido con que la sociedad de hoy está carente de valores, y vendría muy bien un lider que sepa recordárselo a los mayores y que lo vaya sembrando en los más jóvenes. Y para mí no tiene porque ser un político.
      Por poner un ejemplo rápido que se me ha venido a la mente, Vicente del Bosque podría pedir honestidad y union a partidos políticos y sindicatos, en público en cualquiera de las ruedas de prensa de la selección.
      Y que conste y quede claro que no quiero decir con ello que cuando Vicente hable de eso nos saque de la crisis o cure todos los males. Que Vicente ya ha hecho bastante por este país.
      Es un simple ejemplo.

      Un saludo.

  4. José María Ortega says:

    Para mi líder va más allá de político o estadista, para mi sería una persona o personaje, de gran alcance popular que con su talante, valores y comportamiento, sea capaz de movilizar al pueblo hacia una salida de todo esto.

  5. Outrider says:

    Quizás sea porque se explica mal las definiciones de las palabras:
    LÍDER: Persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora.
    POLÍTICO:Perteneciente o relativo a la doctrina política. Perteneciente o relativo a la actividad política. Dicho de una persona: Que interviene en las cosas del gobierno y negocios del Estado.
    ESTADISTA: Persona que describe la población, riqueza y civilización de un pueblo, provincia o nación. Persona con gran saber y experiencia en los asuntos del Estado.

    Los lideres tienen que ser estadistas no políticos, es decir ver mas lejos que lo inmediato, es decir no hacer cosas por electoralismo (hacer cada día según “suena la música”) sino por el bien de común de todos, aunque al principio sea difícil de entender por la gran mayoría.



Escribe tu comentario