Endesa sustituye los transformadores de Avda Blas Infante y Marchenilla

En colaboración con el Ayuntamiento de Mairena. Las mejoras aseguran una mejor calidad del servicio de toda la zona, unos 500 abonados

Técnicos de Endesa, en colaboración con personal del Ayuntamiento de Mairena del Alcor, han finalizado los trabajos de adecuación y renovación tecnológica de dos centros de distribución de energía eléctrica en la avenida de Blas Infante y calle Marchenilla de la localidad de Mairena del Alcor. Los trabajos tuvieron como fin modernizar el aparellaje de las instalaciones y asegurar una mejor calidad del suministro eléctrico, con una inversión de aproximadamente 5.000 euros.

endesaLa intervención permite facilitar y agilizar las distintas maniobras eléctricas que se realicen desde estos centros de distribución, lo que repercute directamente en la fiabilidad del servicio a los clientes de toda la zona, que se eleva a casi medio millar. Ello es debido a que permitirán reconfigurar la red de baja tensión para mantener un equilibrio de cargas más óptimo.

El nuevo aparallaje, de última generación y monitorizado, permite realizar cualquier intervención ante posibles incidencias sin necesidad de interrumpir el suministro –con el anterior era necesario realizar un corte selectivo—, además de ofrecer una mayor garantía para la seguridad de los operarios que deban maniobrar.

Los trabajos se han realizado sobre los centros de distribución denominados “Marchenilla”, situado en la propia Avenida Blas Infante, y “Retiro”, ubicado en la calle próxima de Virgen de la Consolación. Se trata de instalaciones de media/baja tensión, con un trasformador de 630 kilovatios, el primero, y de 400 kilovatios, el segundo.

En el primero de ellos se ha montado un nuevo cuadro de baja tensión para mayor potencia y se ha tendido una nueva línea de baja tensión; en el caso del centro Retiro, se han ejecutado obras de mantenimiento del interruptor de media tensión, herramienta que permite maniobrar de forma telemandada en caso de incidencia, lo que acorta los períodos de reparación y de interrupción del suministro eléctrico.

Entre las ventajas añadidas, figura también el hecho de que la fiabilidad de las instalaciones es ahora mayor y el mantenimiento notablemente inferior y más sencillo que el que exigía la paramenta antigua. Los trabajos se llevaron a cabo entre los días 29 y 30 de julio.

Escribe tu comentario