Así es la nueva imagen de la hermandad de las Ánimas Benditas del Purgatorio

El Cristo Yacente completa el conjunto de La Piedad, en el regazo de la Virgen del Mayor Dolor. Se trata de una imagen realizada en madera de cedro de aproximadamente 1,80 m.

Muchos son los años que la hermandad de las Ánimas Benditas del Purgatorio lleva esperando este momento. Ayer tuvo lugar la bendición de su nueva imagen, la de un Cristo Yacente que ya acoge en sus brazos la Virgen del Mayor Dolor, que hasta ahora aparecía en completa soledad en su altar al fondo de la Parroquia. Insertada en los cánones de la escuela barroca sevillana, está realizada en madera de cedro y mide aproximadamente 1,80 m. La Misa fue oficiada por el párroco y director espiritual de la hermandad, Antonio Rodríguez Babío, al que acompañaron en el altar, entre otros, el vicario parroquial, Marcos Antonio Rodríguez.

bendicioncristoanimasEl acto estuvo cargado de detalles emotivos que hicieron al hermano mayor deshacerse en agradecimientos a su finalización. Así pues, la hermandad madrina, La Piedad de la vecina localidad de El Viso del Alcor, les regaló un puñal para la Virgen, un detalle que no habían conocido hasta esa misma mañana. Además de ellos, también estuvieron presentes representantes del Consejo de Hermandades, de las propias hermandades tanto de Mairena como del Viso, así como miembros de agrupaciones y asociaciones que conforman la parroquia. Vari Mauricio fue el encargado de la melodía litúrgica, completada por el canto de los Campanilleros al final.

Este domingo, el conjunto de La Piedad está expuesto para el Besapies de su Cristo. El próximo día 1 tendrá lugar su salida procesional en Vía Crucis, que este año, año de la Fe, tendrá un formato muy diferente. En primer lugar, la procesión se realizará en un paso prestado por la hermandad madrina, e irá acompañado de la Banda Municipal. Estas novedades no harán que pierda su estilo fúnebre.

En cuanto al antiguo Cristo Crucificado de la hermandad, deja de ser Titular. El imaginero Ventura Gómez ha acometido trabajos de restauración, mediante los que trata de recuperar su policromía. En los próximos días, pasará a presidir la capilla del cementerio municipal de San José, junto a la imagen de una Virgen donada por el propio artista local. Ambas figuras se encontrarán allí cuando el día 2, a las 17 h, se oficie la tradicional Misa de Difuntos. Es el mismo día que comienza la Novena.

Escribe tu comentario