El Ayuntamiento de Mairena pretende acabar el Polígono de Gandul antes del próximo verano

Las obras de este polígono, cuya ejecución tras licitación correspondía a la empresa Sebastián Domínguez e Hijos, se encontraban en una situación de parálisis desde finales de 2009

poligonogandulLa terminación del nuevo Polígono Industrial (P.I.) Gandul fue uno de los puntos más importantes tratados en el pleno de presupuestos celebrado el día 17 de diciembre, como una apuesta decidida del Equipo de Gobierno municipal al asentamiento de empresas en Mairena del Alcor, y por tanto, a la creación de nuevos puestos de trabajo.

Las obras de este polígono, cuya ejecución tras licitación correspondía la empresa Sebastián Domínguez e Hijos, se encontraban en una situación de parálisis desde finales de 2009.

A inicio de 2013, debido a la necesidad imperiosa de liquidez para acometer pagos a sus trabajadores y proveedores por parte de Sebastián Domínguez e Hijos, se realiza, a instancias de esta empresa, una cesión del contrato a la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Sanrocon S.L. y Grupo Martín Casillas S.L. con el fin de que pudieran rescatar los avales depositados.

El Grupo Martín Casillas, S.L. entra a formar parte de la nueva UTE con el 20%, frente al 80% de Sanrocon, empresa mairenera ésta última que se haría cargo íntegramente de la obra restante en el nuevo polígono, pues la entrada de la constructora alcalareña tenía la justificación de que la UTE formada tuviera la calificación necesaria y obligatoria para poder acometer una obra de una magnitud económica como la del nuevo polígono.

Sin embargo, mientras el Consistorio hacía las gestiones para obtener financiación bancaria (pues en esta obra el Ayuntamiento está por sistema de cooperación por decisión del anterior equipo de gobierno, lo que obliga a “la Administración a ejecutar las obras de urbanización con cargo a los propietarios”), Sanrocon entra en situación concursal, y sin trabajadores para poder acometerla.

En ese momento se inician también conversaciones por parte del Ayuntamiento con una empresa de la localidad, que le expresa su voluntad de entrar en la terminación de obras pendientes.

Ante el problema de que dicha empresa del sector de componentes eléctricos, Montajes Eléctricos Comelec S.L., no disponía de la calificación necesaria para poder acometer la obra, se comunica por parte de los mismos que han contactado con una empresa constructora foránea que sí disponía de la necesaria calificación.

Dicha posibilidad se esfuma por la insistente negativa de la empresa perteneciente a la UTE, el Grupo Martín Casillas, a renunciar a sus derechos por contrato para abordar la terminación del polígono industrial.

Hay que apuntar que la única forma de poder reanudar la construcción de manera inmediata sin necesidad de un nuevo proceso de licitación de la obra, con el correspondiente alargamiento en el tiempo y con la incógnita de la empresa adjudicataria, es precisamente la cesión de derechos de alguno de los integrantes de la UTE constructora, con la aceptación de ambas empresas.

De este modo, se ha negociado una modificación del contrato con Martín Casillas por un montante final en torno a 1.400.000 euros para que se inicien en próximas fechas los trabajos pendientes, con miras a tener concluido totalmente el polígono antes de verano.

El Centro de Empresas va aparejado a la obra
En la misma sesión plenaria se informó a su vez, por parte del delegado de Economía y Hacienda Manuel Marín, que el proyecto del polígono industrial se suma al de la próxima apertura del Centro de Empresas, cuya presentación se anunció sería en breve, con el fin de la creación de un ecosistema empresarial propicio a la entrada de nuevos inversores y negocios en la localidad.

Escribe tu comentario