Guardia Civil detiene a joven menor de edad por vender droga en un instituto

Ocurrido en Espartinas, es detenido un joven de 16 años e imputado otro de 13 por almacenar, introducir y vender droga en un instituto

Guardia CivilComponentes de la Guardia Civil de Gines han puesto a disposición de la Fiscalía de Menores a un joven e imputado a otro por un supuesto Delito de Tráfico Minorista de Sustancias Estupefacientes. Las investigaciones se han llevado a cabo en el marco del Plan Integral de Respuesta al Consumo y Tráfico Minorista de Drogas en los Centros Educativos y sus Entornos, así como dentro del Plan director para la Mejora de Convivencia Escolar, ambos dimanantes de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Se trata de una actuación llevada a cabo por los investigadores de la Guardia Civil de Gines, tras ser alertados por la madre de un menor que cursa estudios en un Instituto de Espartinas. Esta persona expresa su preocupación a los agentes ya que ha observado que su hijo de tan solo trece años, maneja una cantidad de dinero muy superior a lo que ella le da, por lo que sospecha que puede tener un origen ilegal.

La Guardia Civil se entrevista con el menor así como con otros menores, todos ellos alumnos del centro educativo, en presencia de sus padres. También se entrevista con el profesorado del Instituto, de quien obtiene plena colaboración en todo momento. Los menores se contradicen constantemente en sus manifestaciones, por lo que los agentes encuentran dificultad para dar credibilidad a sus testimonios.

Tras una ardua labor de investigación, los agentes consiguen averiguar que un joven de dieciséis años es quien pasa bolsitas de marihuana a través de la valla perimetral del colegio a otro menor, durante el periodo de recreo. Este joven se encuentra matriculado en segundo curso de ESO aunque nunca asiste a clase y es el principal implicado en el menudeo.

El que recoge, vende y distribuye la droga entre los alumnos del instituto es otro menor, de tan solo trece años, y es el hijo de la mujer que acudió a la Guardia Civil. Este también captaba a otros jóvenes y los introducía en el consumo de la droga, recibiendo por ello una compensación económica.

Finalmente, los investigadores de la Guardia Civil consiguen localizar y detener al joven de 16 años e imputar al otro por los delitos antes descritos.

Es de señalar que nos encontramos ante un claro delito de Tráfico y Consumo de Sustancias Estupefacientes en Centro Educativo, con la gravedad añadida de que tanto los responsables de la venta, como los consumidores, son jóvenes de corta edad, casi niños, en los que los efectos de estas sustancias son demoledores.

Escribe tu comentario