Mairena, nueva base del Imperio Galáctico

Celebrada la I Feria del Cómic y el Retrofuturismo. El evento ha acogido tres días de actividades de diversa índole. La organización se encuentra satisfecha con su desarrollo y con el número de visitantes.

La I Feria del Cómic y el Retrofuturismo ha englobado numerosas actividades de diversa índole. Torneos y talleres desde fieltro, serigrafía, body art, juegos de mesa, herocilix, yu-gi-oh, dibujo de cómics o pokémon, por mencionar algunos. También actividades como la biblioteca de lectura de cómics y exposiciones de Star Wars o de figuras de coleccionistas, e incluso una academia Jedi. Un programa que ha precisado de muchas puntadas, como confiesan desde al organización. Meses de un trabajo que se convirtió en intensivo una vez que terminó la Feria de Abril.

La Casa Palacio ha visto llenos gran parte de sus espacios con el evento. A la entrada, sala de videojuegos, por el pasillo convivencia con autores. En el patio del pozo, la zona comercial y en su sala anexa, la exposición de Star Wars. Desde el propio patio del pozo, el acceso a la habitación de lectura y proyecciones. Exposiciones también acogían las salas de la nave del pino, además de conferencias y encuentros. Y en la planta superior, juegos de mesa en torno a los que se concentraban varios grupos, lo que hacía que apareciera abarrotada. Se completaba con la barra y la zona de esparcimiento, que también acogió juegos.

feriacomicPara ello, Gente Inkieta ha contado con la participación de asociaciones englobadas dentro del mundo friki, venidas desde diversos puntos de la provincia o fuera de ella, como Málaga o Cádiz. Cada uno aportaba lo suyo. Multitud de detalles los que se pudieron ver, muchos de ellos, piezas de artesanía retrofuturista, que convirtieron la Feria en un encuentro para el coleccionista. También se dieron cita autores de obras de diversa índole, como Gabriel Díaz Barragán, presentador de The Fucking Dead, una novela erótica sobre zombies, o Pepe Carrasco, autor de la saga del Capitán Nadie. También, siendo cómic, no podía faltar Guillaume de Bourc, que presentó su Historia de Mairena en inglés.

Uno de los actos más llamativo fue el desfile de La Legión 501 que, además, tenía un carácter benéfico. A cambio de echarse una foto con los personajes de Star Wars, quien lo deseara podía realizar un donativo a la hucha de Cáritas Parroquial, que también contó con un stand informativo el sábado. La Marcha Imperial discurrió por las principales calles del centro el sábado por la tarde y la Plaza de las Flores sirvió como photocall.

La organización, Gente Inkieta e Izquierda Unida, se siente satisfecha con el desarrollo de la Feria y el número de visitantes pues, si bien todavía hay que hacer balance, las primeras estimaciones hablan de varios cientos. La complacencia es mayor sabiendo que, según comentan, el presupuesto era de solo 500 euros.

Escribe tu comentario