Nota de prensa: El PA contra la incineradora de basuras de Alcalá y a favor de que el anticipo de la Diputación no sea reintegrable

La formación eleva a pleno dos mociones para debatir el próximo martes día 8

Los Andalucistas de Mairena del Alcor presentan al pleno la noche del próximo martes 8 de julio dos mociones de calado e incidencia tanto a nivel local como comarcal. Con la primera, la formación se posiciona contra los planes de la empresa Cementos Portland Valderribas, S.A. de Alcalá de Guadaíra, pretendiendo de las administraciones autorización para sus planes de alimentar los hornos de la factoría mediante la quema de residuos de diverso origen, desde plásticos, telas o caucho hasta restos orgánicos. Alertan de los estudios que demuestran los efectos nocivos de los gases procedentes de tal combustión, que pueden provocar en los ciudadanos enfermedades respiratorias o cancerígenas, entre otras.

El proyecto se encuentra en fase de gestación ante el Ayuntamiento de Alcalá y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, y aunque las noticias sobre la situación de los trámites son confusas, lo que sí parece claro tanto para Alwadi-ira y los Andalucistas, es que dar luz verde a tan agresivo proyecto no es una opción que esté cerrada, como sería lo deseable. Sólo consta una moratoria por un año por parte del Ayuntamiento alcalareño mediante la fórmula de modificación puntual del PGOU para impedirlo, si bien se desconoce la postura de la Junta, determinante; y las posibilidades definitivas del consistorio panadero para frustrar un proyecto que se halla a pie de la autovía A-92, y cuyos gases tóxicos por la quema de metales pesados afectarían a ciudadanos de Mairena del Alcor, resto de la comarca de Los Alcores, y en general a Sevilla y su área metropolitana.

Ecologistas y Andalucistas comparten por otra parte la inquietud, que no es baladí, pues por otra parte el volumen de incineración sería muy importante, de en torno a 800.000 kilos de basura diarios, o 292.000 toneladas al año. Todo ello sin contar con la opinión del resto de municipios y ciudadanos afectados asimismo por esa fuente de contaminación. Si bien es cierto que buena parte de la ciudadanía alcalareña está manifestando ya su oposición a tan abrasiva técnica para el funcionamiento de los hornos cementeros.

Muy al contrario, en opinión de los Andalucistas la apuesta a realizar sería hacer un tratamiento de los residuos mediante su reciclado, algo sostenible y con importante capacidad de generar empleo, hasta un 30% más de puestos de trabajo. Por eso, el PA de Mairena del Alcor entiende que esta modalidad industrial reporta escasos beneficios, perjudicando por otra parte a sectores económicos que requieren de un medioambiente limpio y saludable, como el comercio, el turismo o los oficios tradicionales, de mayor rédito social y económico. Por último, el PA alerta de que de hacerse realidad la puesta en marcha de la iniciativa, se impactaría en la línea de flotación del gestante proyecto de parque cultural al que se aspira.

No a la devolución de los Fondos Reintegrables
La Diputación Provincial de Sevilla ha puesto en marcha una línea de crédito a través del OPAEF para prestar a los ayuntamientos (mediante tres caminos) los 36 millones de euros de su superávit en el año 2012. Para los Andalucistas de Mairena del Alcor es una buena medida, si bien hubiera sido mejor prestar ese dinero, invertirlo o gastarlo mediante la puesta en marcha de proyectos con los pueblos durante la ejecución presupuestaria de aquel mismo año, ayudando de ese modo a los municipios a través de fórmulas, programas o subvenciones variados que hubieran creado empleo y amortiguado la crisis desde entonces, haciéndola más llevadera. Con todo, la implementación de este auxilio, bautizado como Fondo Financiero Extraordinario de Anticipos Reintegrables para Ayuntamientos de la Provincia de Sevilla (FEAR), va por el buen camino para el PA, pero no da plena satisfacción a la realidad de los consistorios. Y ello debido a que nace con la obligatoriedad de tener que devolver un dinero que en sí es también es de los municipios, pues la Diputación se define como «el Ayuntamiento de los Ayuntamientos». Una clara contradicción para los Andalucistas, por tanto, por lo que aspiran a modificar la medida mediante la moción elevada. Ante tales condiciones, apostillan los Andalucistas en su nota, pierde fuelle el mérito de que la operación sea sin intereses y a devolver en 10 años, porque no es dinero de origen privado ni el OPAEF es un banco o entidad de crédito.

Escribe tu comentario