Salvador Távora: «Este Encuentro es una conquista grandísima de la cultura»

El dramaturgo dedicó a las compañías un discurso inspirador, en el que pidió conservar el espíritu combativo del teatro, así como una estética y una identidad propias.

La primera jornada del III Encuentro Internacional de Teatro Joven registró numeroso público que llenó el Teatro de la Villa del Conocimiento y las Artes de Mairena del Alcor para presenciar la ceremonia de inauguración, y que acudió en masa a las tres funciones que se representaron este jueves.

El acto de apertura del Encuentro estuvo conducido por una muñeca interpretada por Mariluz Domínguez, que buscaba adhesiones a su causa: una asociación para rescatar a los juguetes olvidados por los niños. El acto contó con las intervenciones del alcalde de la localidad, Ricardo Sánchez, de la concejal delegada de Cultura Gloria Guillén y de Lucía Hernández, de Cerrado Por Obra. Todos recalcaron la importancia que tiene el evento a la hora de fomentar el teatro joven, independiente y de vanguardia entre las clases populares así como por hacer de Mairena del Alcor un cónclave de unión en el que se encuentran diversas culturas y formas de hacer y entender el teatro. Gracias al esfuerzo de ellos es posible que un municipio de poco más de 22.000 habitantes se erija estos días en epicentro de las artes escénicas a nivel internacional.

arrancaencuentrointernacional
El gran protagonista de la noche fue Salvador Távora. El actor, director y dramaturgo sevillano recibió un merecidísimo reconocimiento a su excelsa trayectoria sobre los escenarios. La sonora y emotiva ovación que recibió por parte del público lo vino a corroborar. El del Cerro del Águila disfrutó de las funciones de la primera jornada y quedó sorprendido con lo que encontró en Mairena del Alcor: “los espectáculos que he presenciado aquí me hacen volver al teatro popular, íntimo, que llega a la gente porque está justo frente a ella, que es el mismo que hacíamos con La Cuadra cuando recorrimos Latinoamérica hace más de 30 años”.

El alma revolucionaria del teatro andaluz de finales de los 60 recordó que el Encuentro Internacional de Teatro Joven “es una conquista grandísima de la cultura, del arte vivo que supone el teatro frente al arte muerto que es el que se puede ver en los museos”. También tuvo tiempo para aconsejar a los jóvenes actores que allí se encontraban: “no dejéis nunca de hacer teatro intimista sin olvidar vuestras raíces; es fundamental que expreséis vuestro arte recordando de dónde venís”.

Távora recordó que el primer homenaje recibido en su carrera lo recibió en México. Ahora se cierra el círculo en Mairena, pero con el país azteca de nuevo como protagonista: es la tierra que esta edición más compañías aporta al Encuentro, hasta un total de cinco.

Antes de la ceremonia de inauguración tuvo lugar en una abarrotada Plaza Antonio Mairena la representación de Vía Lorca, donde se escenificaron diversos pasajes de la obra del poeta granadino, con acompañamiento musical en directo de violín y piano de piezas compuestas por Manuel de Falla y el propio Lorca. La escenificación corrió a cargo de la compañía Cerrado Por Obra y de la escuela municipal de artes escénicas Teatro Habitado. Ya en el teatro, pasada la medianoche, dio comienzo la obra O, de los mexicanos Idiotas Teatro.

El colofón a la noche lo puso en la Casa Palacio Trío Sin Simone, una obra de Irina González (México) en el que el asesinato de Simone desencadena una trama a través de los interrogatorios a los tres sospechosos: el novio, el ex novio y su mejor amigo.

Escribe tu comentario