El último engaño

Artículo de opinión sobre la retirada de la reforma de la ley del aborto y la política de Rajoy, por Miguel Ángel González Ortega

Miguel Angel Gonzalez OrtegaDicen que no hay mayor ciego que el que no quiere ver. Y también que aprendemos a base de golpes. Qué gran verdad.

Desde luego resultaban sospechosas las dilaciones del  gobierno de Rajoy para reformar la ley del aborto; ley que está en vigor desde julio de 2010, es decir, desde esa segunda legislatura de Zapatero que tan catastrófica resultó para nuestro país en casi todos los ámbitos.

Como  siempre, nos encontramos que, cuando algo no les interesa, los políticos hacen difícil lo que es sencillo. Y, para colmo, tratan de enmascarar sus motivaciones con explicaciones vacías de fundamento, pero que aspiran a ser grandilocuentes y lógicas, para que el ciudadano ocupado en sus problemas, las acepte sin meditar.

Y digo que era sencillo porque nuestro actual presidente, al cual di mi confianza en las pasadas elecciones generales, dijo bien claro en la campaña electoral que, si ganaba las elecciones, en cuanto fuese nombrado derogaría la ley del aborto. Esto no tiene nada más que comentar, ni añadir, ni precisa de una inmensa partida económica: se toma la decisión… y punto.

No era más que hacer lo mismo que Zapatero en su primera legislatura cuando prometió derogar aquella ley de educación recién aprobada por el gobierno de Aznar, la LOCE. Ni corto ni perezoso, al tomar las riendas de la nación paralizó la aplicación de la ley, para luego derogarla dos años más tarde, de manera que ni siquiera pudo empezar a ponerse en marcha y comprobarse si era o no eficaz.

Pero en este asunto del aborto la situación tiene mucha más miga. Y es que Zapatero no tuvo ningún reparo en elaborar una ley que ni prometió en campaña, ni incluyó en su programa electoral. Pero Mariano Rajoy ha titubeado, y finalmente ha dado marcha atrás, incumpliendo su propia promesa y el programa de gobierno para el que la mayoría de los españoles dio su voto, en el que se comprometía a reforzar el derecho a la vida. Desde luego va apañado si piensa que con este gesto va a atraer votos de la izquierda menos radical, amén de los que va a seguir perdiendo de su electorado.

Y claro, como ocurre en tantas ocasiones que se que quiere defender lo indefendible, ofrece razones que dañan la inteligencia, sea cual sea la opinión que cada cual tenga en este asunto. Desde luego los argumentos que he podido leer no tienen por dónde cogerse.

No puedo admitir que un presidente diga a los ciudadanos que no ha encontrado “consensos” para redactar el proyecto de ley. ¿Cómo que no encuentra consensos para dar cumplimiento a su palabra? ¿Qué valor da el presidente a sus promesas electorales? ¿De qué gente se ha rodeado que no deja que las cumpla? ¿Eran mentiras conscientemente pronunciadas? ¿Para qué ofrece su partido un programa electoral?

Igualmente, sostiene que era una ley que tenía las horas contadas si en las próximas elecciones pasaba a gobernar otro partido. ¿Pero qué motivo es este Dios mío? ¿Acaso no ha aprobado una nueva ley de educación (la LOMCE) a sabiendas que será decapitada si en las próximas elecciones pierde a manos del PSOE? ¿Pero qué argumento es el que uno no hace lo que le dictan sus principios y convicciones porque hay otro que tiene las contrarias? ¿Para qué queremos entonces que haya otra forma de pensar y concebir la convivencia? Para eso váyanse, nos apuntamos todos al pensamiento único y ya está.

Señor Rajoy, lamento opinar que queda patente que la defensa de la vida de las personas y de la dignidad de las mujeres no es una convicción moral para usted ni para su gobierno. Tendremos que seguir sometidos a este auténtico cáncer de las sociedades que se autodenominan “avanzadas”, a una ley que rebaja a los suelos la dignidad de la mujer y que permite que miles de niños sean liquidados sin poder ejercer su derecho a la vida, el derecho principal de todo ser humano. Continuaremos viendo como a una persona se le permite decidir si otra persona puede o no puede vivir y, para colmo, se trata de la que lo desarrolla en su vientre.

Y con esto, señor presidente, ya van demasiados golpes, demasiadas promesas incumplidas. Nos prometiste una bajada de impuestos, y con la excusa de un mayor déficit de lo esperado, este gobierno ha acribillado a la clase media. Ahora se anuncia como una bajada lo que no es tan siquiera volver a recuperar la presión fiscal que nos dejó la legislatura anterior.

También decías, señor Rajoy, que en España sobraban políticos, pero que a las diputaciones no se las tocaba. Creo que a día de hoy siguen sobrando en número y careciendo en preparación en demasiados casos. Igualmente sostenías que no era concebible que en España un padre no pudiese escolarizar a su hijo en español, aludiendo a la situación de los escolares catalanes. A día de hoy las sentencias de los tribunales siguen sin cumplirse y ahora gobierna usted. Y así podríamos seguir con la “regeneración” democrática, las mermas en sanidad, en educación, etc. Eso sí, recortes en casi todo menos en las prebendas de la casta política.

Evidentemente este gobierno ha conseguido también importantes logros, pues resulta metafísicamente imposible hacerlo todo mal. Pero es precisamente para que resuelvan los problemas por lo que han sido elegidos, y no para que presuman de ello. Es algo así como si un cirujano presumiese diciendo se le mueren pocos pacientes en el quirófano. ¡Hasta ahí podíamos llegar!

Es la última vez que me engaña señor Rajoy. Al menos albergaba la esperanza de tener representantes que valorasen la vida de los hombres por encima de cualquier otra cosa, pues es fundamental para gobernar a todos los ciudadanos en igualdad, con rectitud, sin querer para los demás lo que uno no quiere para sí mimo o para sus hijos.

Por mi parte queda claro que no volveré a confiar más en usted ni en su partido, a no ser que haya una auténtica revolución interna que cambie a su cúpula y ofrezca un mensaje creíble. Obviamente, tampoco puedo dar mi apoyo a partidos que defienden ideologías totalitarias y comulgan con aquellas dictaduras que tienen su color. De la misma manera no podría creer en los que nos han vuelto a meter en una enorme crisis económica o que mantienen a nuestra región a la cola de España y sumida en el mayor escándalo de corrupción de nuestra democracia, tanto por el número de altos cargos imputados como por el colosal importe de lo sustraído. Y todo eso con dinero destinado a los parados: ¡toma política social!

Lo único que me queda es esperar el milagro, es decir, que se produzca una reacción enérgica de las bases del PP, de sus militantes, alcaldes, corporaciones y demás cargos públicos, para que manifiesten abiertamente, alto y claro, su rotunda oposición. Solo así la dimisión de Gallardón no quedará en un mero gesto aislado, que incluso algún desaprensivo pueda relacionarlo con una pataleta por no poder sacar adelante su ley.

Necesito saber cuántos dentro de este partido están en contra de la retirada del proyecto de reforma de la ley del aborto.

En caso contrario no me queda más que no votarles en las siguientes elecciones y animo a todos los descontentos a que hagan lo mismo, simpaticen con el partido que sea. Hemos de hacer ver que ni somos corderitos que seguimos a un pastor sin importarnos cómo éste trate a su rebaño, ni tampoco vamos a dar un cheque en blanco con la excusa de que “si nosotros no votamos entonces saldrán los otros”.

Ojalá en las elecciones se produzca una abstención mayoritaria para que tenga lugar la necesaria y auténtica regeneración interna de los partidos; para que los ciudadanos comprendamos que tenemos en nuestras manos, con nuestro voto, conseguir que los representantes sean personas honestas, preparadas, sin complejos y que empiecen a gobernar mirando de una vez por todas por el bien común y no a las encuestas.

Comentarios de “El último engaño”


  1. Jesús Ortiz Tronososo says:

    No había tenido ocasión de leer el artículo de Miguel Ángel, pero no puedo estar más de acuerdo con èl desde el principio hasta el fin.
    Desgraciadamente después de casi 80 años seguimos en nuestro país con la división de las dos Españas, las izquierdas con su convicción de que matar niños en el vientre materno es progresismo y la derecha encabezada por el señor Rajoy que a base de cortinas de humo tratan de hacernos creer que no hay solución a algo tan bàsico como garantizar la vida del no nacido.
    Una sociedad no puede llamarse tal si no es capaz de garantizar el primero de los derechos que tiene el ser humano, tener derecho a vivir, a poder nacer, derecho a poder crecer en una sociedad justa, derecho a ewuivocarse e incluso si quiere entrar en un partido político, pero desgraciadamente la escala de valores de algunas personas deja bastante que desear.
    Ni me atrevo a pensar si un día por error tengo la desgracia de romper el huevo de alguna rapaz o atropello un lince que se me cruce en la carretera, todo el peso de la justicia caería sobre mi.

  2. MANUEL GONZALEZ says:

    Soy defensor de la vida humana desde la concepcion hasta la muerte natural. Estoy de acuerdo con Madre Teresa de Calcuta en que el aborto es el mayor destructor de la vida y del amor. Por tanto, a dia de hoy considero que es el tema mas importante, y que una vez solucionado, los demas problemas se resolveran por añadidura. Estoy buscando un partido politico que tenga la defensa de la vida en sus estatutos para apoyarlo.

  3. Pepe Rodríguez Hervella says:

    Respondo a Manuel González para decirle que SI. Como he comentado, la coalición electoral IMPULSO SOCIAL tiene una opción francamente provida, constando así en su ideario y en su estatuto fundacional.

  4. Pepe Rodriguez Hervella says:

    Evidentemente, Manuel. Ya no hay excusas, medias tintas ni paripes. Ninguno de los partidos con representantes en el Parlamento, ninguno, defiende la vida con seriedad y con rigor. Ninguno.
    Personalmente soy partidario de que, como ya ocurrio en las elecciones europeas, se presente en todos los municipios IMPULSO SOCIAL, una coalicion electoral francamente provida.

    • ¿Impulso social incluye la defensa de la vida en sus estatutos?

    • Outrider says:

      Hombre, aparecieron!!!
      Tres años y medio sin saber de ellos y de nuevo aparece el matrimonio. Tres años de silencio, quizás porque ya no interesaba Mairena despues del fracaso electoral.
      Habrán visto la posibilidad de sacar crédito político a la imb… del gobierno popular de retirar la “ley Gallardon”?
      Y por supuesto con la ayuda de su valedor mairenero haciendo las preguntas opprtunas para dar el avance de intenciones.
      Pues nada, a empezar a contar que desde chiquitos venían por Mairena, el cariño, …

      • Pepe Rodríguez Hervella says:

        Con el mayor respeto respondo a OUTRIDER.-

        Francamente estoy convencido de que cada persona es libre, plenamente libre, para participar o dejar de hacerlo, en los foros y en los ámbitos que crea oportuno, y en los tiempos que considere.

        Personalmente, cuando participo en algún foro público, prefiero hacerlo con mi nombre y apellidos. Incluso ofrezco mi correo electrónico y mi móvil.

        Mis amigos de provida saben que muchos no participamos en la “Marcha por la Vida” que se celebró en Sevilla el pasado 21 de septiembre. Y no acudimos a ella porque no queremos hacerle el juego al Partido Popular.

        En otros foros (infocatólica, Congreso de Católicos y Vida Pública, plataforma informática “e.democracia participa Sevilla”, etc…) cualquiera conoce mis opiniones al respecto: el Partido del Paripé o Partido Popular, es una formación política que no tiene como prioridades la apuesta por la Vida o la defensa del ser humano desde la concepción. Esto siempre ha sido así en el PP. Es decir, con algunas notables excepciones como Jaime Mayor Oreja, Eugenio Nasarre y pocos más (que no sé porqué permanecen en el PP) es evidente que la Vida no es considerada en tal formación política como un valor prioritario y en alza. Evidente. Obvio, Claro como el agua, blanco y en botella.

        Por este motivo, siempre aplaudiré cualquier iniciativa, cualquiera, que defienda este valor innegociable en el ámbito público. Cualquier iniciativa, con independencia de su denominación (Partido Familia y Vida, Alternativa Española, Impulso Social…) y con independencia de que tal iniciativa se presente en Mairena, en Sevilla o en Dos Hermanas.

        El hecho de que el proyecto de Ley de Gallardón no haya culminado con éxito es una buena noticia, ya que tal proyecto era, por así decirlo, “moderadamente” abortista, “razonablemente” abortista, “prudentemente” abortista. Es decir: abortista, opuesto al más elemental derecho de todo ser humano: el Derecho a la Vida.

        Sé que no coincido en este planteamiento con muchos de mis amigos provida, pero lo expongo abierta y francamente. Si la llamada Ley Gallardón hubiera salido a la luz, hubiera dado carta de naturaleza al asesinato infantil legalizado. Es decir, sería, el abortismo con disfraz provida. Así de claro.

        En cualquier caso, creo que el movimiento provida, todas las asociaciones provida, tienen una ahora una oportunidad de oro: obviar pequeñas diferencias y unirse entre ellas, apostando, descaradamente, por un proyecto provida ilusionante, llámese Partido Familia y Vida, llámese Impulso Social (plataforma que concurrió a las pasadas elecciones europeas y que muchos mantenemos ilusionadamente en pie) o llámes de cualquier otro modo. El espejismo provida del PP se ha venido abajo, sobre todo tras la injustificatible “espantá” de Rajoy. El voto en blanco no es la opción, la abstención tampoco, ya que deja el camino abierto a los de siempre: el PPPSOE.

        OUTRIDER.- No vivo en Mairena, como tú ya sabes. Actualmente participo en el Distrito Bellavista-La palmera de Sevilla, en el que me hallo empadronado. Con varios vecinos de Sevilla estamos presentando propuestas para evitar el despilfarro de alimentos. El Defensor del Pueblo ha admitido una Queja que le formulamos por la inactividad de las Administraciones Públicas ante el monumental escándalo del desperdicio de comida.
        También queremos presentar una iniciativa en la Junta Municipal de este Distrito de Sevilla, para que el nuevo parque de Los Bermejales pase a denominarse “Parque Cada Vida Importa”.

        No sé si tendremos éxito en esta u otras iniciativas parecidas, pero si no salen adelante nadie las va a interpretar como un fracaso, sino que seguiremos peleando por nuestras convicciones y para sacarlas adelante.

        Mal que te pese, OUTRIDER, tampoco interpreto como un fracaso electoral el hecho de que Familia y Vida no obtuviera representación municipal en Mairena en 2011. A los que apoyamos tal proyecto, los resultados obtenidos nos hacen ser humildes, reflexionar, tomar fuerzas y … seguir intentándolo. En Mairena, en Sevilla, en el Parlamento de Andalucía, o las instituciones de gobierno de Europa.

        Porque queremos una sociedad democrática, y, en consecuencia, una sociedad en la que se respete el más elemental de los derechos: la Vida.

  5. Fede. says:

    Esta tarde me explicaban en clase, que un país con personas poco formadas política y culturalmente es fácil de gobernar, dirigir o engañar. En cambio, un Estado en el que sus ciudadanos están formados en valores democráticos, culturales, etc. los gobernantes o políticos de turno lo tienen mucho más complicado. La cosa pública no debería ser de los listos de turno o los poderes fácticos; sino que la cosa pública debería pertenecer al pueblo. La política representativa debe de dar cuenta a sus representados. No se trata de abstenerse o cambiar por cambiar, en mi modesta opinión, se trata de participar; de política directa y participativa en la que los políticos no tengan que dar cuenta unicamente en las urnas, han de dar cuenta en todo momento durante sus mandatos ya que las decisiones repercuten sobre las condiciones de vida de estos en todo. Los gobernantes están para servir al pueblo y no para servirse del pueblo.

  6. Sebastián says:

    Te agradezco Miguel Ángel tu valentía y claridad.
    Ahora hace falta que las personas y entidades con dignidad digan y hagan algo.
    En este tema crucial del derecho a la vida todos tenemos nuestra culpa y parte de responsabilidad.
    Tienen que salir ya los políticos católicos o símplemente humanos, las hermandades, las asociaciones (no solamente pro-vida) a dar un paso al frente y denunciar la mentira del PP. El crimen del aborto tiene que ser denunciado, los cristos y las vírgenes son de carne y hueso: “lo que hagáis a alguno de estos hermanos míos más pequeños a mí me lo hacéis” (Jesús).

  7. Opino que la mejor opcion es votar a un partido (QUE LOS HAY) que defienda la vida y la familia. Lo demas se obtendrá por añadidura.

  8. juan says:

    No ha cumplido ninguna de sus promesas (esta la cual me alegro que no la cumpliera). ya sabes para las proximas :). Me cuesta creer que os engañara a tantos. Que os creyerais sus promesas. Pero esto es España y me alegro ver a tanta gente descontenta con el actual gobierno. Venga… a votar a Podemos, que segun el PPSOE traerán una dictadura. y como los que mientes son PPSOE, seguramente nos traeran estabilidad al Pais. 😉

    • Miguel Ángel González says:

      Hay que aprender de la historia y de la situación que actualmente están sufriendo algunos paises para no dejarse engañar por personas totalitarias disfrazadas de populismo que sólo quieren pescar en río revuelto para luego mostrar su verdadero rostro. No hay que ser muy observador para percibir quién es este señor y lo que defiende.

      • JM LOPEZ says:

        QUE VIENE EL LOBO QUE LO ES. NO OLVIDEMOS COMO GANO EL MAYOR ASESINO DE LA HISTORIA HITLER LO VOTO LA GENTE NO LO OLVIDEMOS PODEMOS LLEVA EL MISMO CAMINO LEER LA HISTORIA DE EUROPA Y DE ESPAÑA


1 Trackbacks/Pingbacks

  1. Provida Mairena del Alcor 30 09 14

Escribe tu comentario