Solvencia, condición para el crédito

¿Realmente llegará el crédito al ciudadano de a pie? Si la respuesta fuese afirmativa ¿cuándo llegará? Artículo de opinión de Jesús Marín Pinilla

Un banco es un lugar en el que le prestan a usted un paraguas cuando hace buen tiempo y se lo piden cuando empieza a llover. Robert Frost.

Jesús Marín PinillaDesde hace unas semanas he mantenido varias tertulias con algunos empresarios locales en las que he podido comprobar el daño que (nos) hace a la población la repetición continuada de algunas noticias económicas de cierto calado. Obviamente, me refiero al anuncio que no hace mucho ha hecho el Banco Central Europeo (BCE) de llevar a cabo un QE en la zona euro. Para simplificar el asunto y no aburrir al lector, tenemos que aclarar que QE son las siglas anglosajonas de Quantitative Easing, medida económica consistente en crear dinero y ponerlo en circulación.

Independientemente del acierto o no de la medida impuesta por el Sr. Mario Draghi y de sus consecuencias para la economía a corto y largo plazo, cualquiera podría recibir con las manos abiertas un titular de este tipo y verlo como un soplo de aire fresco. Estas semanas he escuchado en más de una ocasión “Claro, como nos inyectan dinero todos ganamos porque habrá para todos”, y no, creo que no es así exactamente. Intentaré explicar en que se basan mis dudas de la manera más esquemática posible. Veamos:

1) El BCE mediante el QE comprará deuda pública (la deuda pública es aquella que emiten – venden – los Estados para financiarse, es decir, préstamos en forma de Letras del Tesoro, Bonos y Obligaciones que cualquier ciudadano puede comprar y con los que los Gobiernos pueden costear entre otras cosas la sanidad, la educación y… ya sabéis).

2) Esta deuda pública que comprará el BCE está en su gran mayoría en manos de las entidades financieras las cuales la llevan comprando “voluntariamente” desde hace años. Aclaración: cuando lean o escuchen titulares de prensa del tipo “El Tesoro coloca con éxito…”, ya saben quien compra.

3) Si el BCE compra la deuda que tienen las entidades financieras, quiere decir que estas obtendrán dinero con la venta, es decir, los bancos tendrán cash.

4) Si los bancos tienen dinero, deberían prestar dinero ¿verdad?

Aquí está el lío, al menos a corto plazo. Me explico:

* Dado el reducido precio del dinero (leer el post Toca reaccionar http://elperiodicodemairena.com/2014/10/toca-reaccionar/) que hace que los márgenes financieros de la banca se hayan estrechado.

* Teniendo en cuenta que las entidades financieras todavía se encuentran en proceso de limpieza de balances, con gran cantidad de provisiones por insolvencias de los préstamos concedidos en época de burbuja y con necesidades de reducción de costes operativos (léase cierre de oficinas y despidos).

* Y sabiendo que aunque es cierto que algunos indicadores muestran leves signos de mejoría la evolución de lo que viene ahora, del nuevo modelo, nos lleva a unas condiciones económicas y laborales para la mayoría de los ciudadanos totalmente distintas a lo que hemos estado acostumbrados hasta ahora: contratos temporales, con jornadas megareducidas y salarios acordes con las mismas.

¿Realmente llegará el crédito al ciudadano de a pie? Si la respuesta fuese afirmativa ¿cuándo llegará? Tendemos a criticar y mirar sólo al prestamista y no tanto al prestatario, pero si no hay solvencia…

Comentarios de “Solvencia, condición para el crédito”


  1. MANUEL GONZALEZ says:

    El caos economico ocurre cuando el dinero se presta para fines especulativos, es decir para obtener dinero facil, con el que obtener beneficios que generan mas dinero facil, no productivo, y crean una burbuja que crece y crece, hasta que explota y crea el caos economico.

    Considero que puede, y debe existir prestamos entre personas, prescindiendo de los bancos, con la condicion de que estos prestamos se empleen para generar productos que satisfagan necesidades reales de las personas.

    De esta forma se evitarian las burbujas, y los caos economicos, además de evitar que los equipos directivos de los bancos se pongan sueldos supermillonarios, que tenemos que pagar el resto de los españoles.

    • Jesús Marín says:

      Hola Manolo, qué tal?

      Dime, para tí quien es más especulador: ¿el comerciante que en contra de lo que hace la mayoría se apalanca X veces su capital comprando toneladas de granos a un precio barato cuando hay exceso de oferta parar tratar de venderlo a un precio más caro cuando aumente la demanda, o cualquier gran superficie (no hace falta dar nombres) que revienta literalmente a sus proveedores con sus condiciones de pago? ¿Podemos considerar que ambos son especuladores? O sin embargo ¿son expertos en planificación financiera? La especulación ha formado, forma y formará parte de la economía, y además es necesaria porque genera liquidez.

      Otra cosa bien distinta es actuar por decreto y hacer participes de la especulación a todo ciudadano, esté relacionado con ella o no. Volviendo al ejemplo del comerciante de granos: si no puede vender su stock en el mercado a un precio superior y termina obteniendo pérdidas y con él, la entidad financiera que le financió o la persona que actuó como prestamista, ¿sería justo obligar a todos sus vecinos a que ayuden con su dinero a sufragar las pérdidas de este? Eso es lo que ha ocurrido y todavía ocurre con las entidades financieras. Con los Estados, Comunidades Autónomas y demás Organismos Públicos idem de lo mismo, derrochan un dinero que no es suyo en lo que ellos consideran que es bueno para el ciudadano para que después tú lo pagues, directa o indirectamente.

      A mi particularmente el que un banquero o empresario obtenga como remuneración 1€/mes o 1.000.000€/mes la verdad es que me da igual, no me preocupa, ni siquiera considero que tenga más importancia que la que cada uno le quiera dar más allá de si es ético o no. Si me importaría en caso de que yo fuera socio de esa sociedad y considerara que esa persona no es merecedora de su remuneración o, en caso de que no fuera socio de la firma, me hicieran participe de su sueldo sacándomelo de mi bolsillo. Claro, esto es muy distinto si hablamos de un cargo público puesto que en este caso apoquinamos todos, con y sin querer. Aquí sí que me importa.

      Evidentemente, lo ideal y lo que debemos tratar de conseguir con esfuerzo es una economía productiva y potente, y para ello, llevas toda la razón del mundo, debemos apoyar financieramente aquellos proyectos que generen valor para la economía real. Creo que ese es el camino, duro y a largo plazo. ¿Cómo? Pues a través de las entidades financieras (tienen que cambiar mucho), la relación prestamista-prestatario,el crowdfunding o cualquier otro sistema si lo hay, pero todo ello siempre desde la libertad, la responsabilidad y a cuenta y riesgo sólo de cada uno de los intervinientes de la operación.

      Muchas gracias por aportar al debate. Saludos.

  2. Outrider says:

    En pocas palabras, los bancos han prestado, prestan y prestarán dinero a aquel particular o empresa que pueda garantizar la devolución de lo prestado más intereses.
    Hay quien pretende volver a crear una economía ficticia en que se preste dinero (se decía me han dado) a gente o empresa con altas probabilidad de no pagar. Esto llevaría de inmediato a la creación de empleo, aumentar el consumo,… Pero no cabe duda que irremediablemente a otro caos económicomo.

    • Jesús Marín says:

      Hola Outrider, qué tal? Correctas y acertadas tus palabras. Al menos a corto plazo, creo que habrá dinero sólo para aquellas empresas y ciudadanos con garantías de devolución de sus deudas (=solvencia y liquidez, además de rentabilidad en sus operaciones que le permitan tener lo anterior). Lo demás sería echar más gasolina al fuego.
      Gracias por aportar. Saludos!



Escribe tu comentario