5 detenidos por la Guardia Civil por la destrucción de dos naves valoradas en 600.000 euros

Demolieron dos de las cuatro naves de una finca para vender el armazón metálico en chatarrerías. El hijo del anterior propietario de la finca les firmó un documento a los detenidos autorizando la retirada del material, por lo que es denunciado por Estafa

Componentes del Equipo ROCA (especializado en la prevención e investigación de robos y hurtos en explotaciones agrícolas) de la Guardia Civil de Carmona han detenido a cinco personas, cuatro de ellas por los delitos de Hurto y Daños y otra por Estafa.

La Investigación de la Guardia Civil se inicia tras presentarse denuncia por un vecino en representación del dueño de una finca. Al parecer, autores desconocidos, han destruído completamente dos de las cuatro naves ubicadas en el terreno.
Navedestruida
La Guardia Civil realiza una inspección ocular en el lugar y observa que, efectivamente hay dos naves reducidas a escombros, además se encuentran cierta cantidad de hierros apilados, aparentemente para ser recogidos.

Los agentes del equipo ROCA de Carmona vigilan la finca y ven llegar varias furgonetas de las que se apean 4 personas que proceden a retirar los hierros apilados. Les interrogan y éstos muestran a la Guardia Civil un documento firmado por el supuesto propietario, que les autoriza a retirar dicho material.

Las investigaciones de los agentes les llevan a concluir que el hijo del anterior propietario de la finca es quien ha firmado el documento, careciendo de autoridad para ello ya que la finca fue vendida. Posteriormente se averigua que, entre los ahora detenidos acordaron que, a cambio de 4000 euros, les firmaría el documento para así tener algo que mostrar si eran interrogados por agentes. Los hierros obternidos tras la destrucción de las naves los vendían en chatarrerías.

La Guardia Civil inspecciona diferentes chatarrerías de la provincia de Sevilla y encuentra gran parte del material sustraído en una chatarrería de la barriada de Torreblanca (Sevilla).

Una vez confirmadas sus sospechas, los agentes detienen a estas personas por los delitos de Hurto y Daños además de imputar al hijo del antiguo propietario un delito de Estafa.

Escribe tu comentario