Juan de Mairena: “Llevo 12 años cantando, pero ahora me siento artista”

Doce años con la maleta a cuestas, pero trabajando de lo que le gusta. El recorrido de Juan no ha sido fácil, pero cuenta que está satisfecho porque vive de ser cantaor.

Desde los teatros de América hasta los de Europa. Este año 2015 se ha convertido en un año muy movido para el cantaor mairenero Juan de Mairena. Este cantaor llega al Festival de Cante Jondo Antonio Mairena tras haber estado de gira por Colombia, Chile y Estados Unidos.entrevista-juandemairena

Pregunta (P): Después de un año lleno de espectáculos y tras ganar el pasado mes de agosto el Premio Nacional de Cante por Alegrías de Cádiz, ¿cómo te preparas para un festival como es el de Mairena?

“La preparación no se hace en un día. No me preparo para una cosa. La preparación del cantaor es ensayar día a día, estudiar y prepararte. El festival te mentaliza de una responsabilidad grande, pero la formación como cantaor y los cantes es diaria”.

Juan de Mairena lleva cerca de 12 años estudiando y cantando. Confiesa que es ahora cuando se siente cantaor. “Antes ya vivía de esto, pero es ahora cuando me siento cantaor, cuando me siento artista”.

Empezó joven, viendo a sus amigos cantar y descubrió que le gustaba. Lo llamaron de una compañía para hacer una gira y cuando regresó después de 20 días disfrutando de estar encima de los escenarios, se dio cuenta de que eso era lo que le llenaba. “Empecé a investigar y a estudiar. Pero esto es una carrera en la que nunca se termina de aprender del todo. Todos los días se aprenden cosas nuevas”.

P: ¿Los éxitos que estás cosechando este año se deben a todos esos años de preparación?

“Ante todo, le tengo que dar gracias a María Pagés que es la persona que más pública me ha hecho. Gracias a ella, he estado en los mejores festivales del mundo, no sólo de España. He estado en Festival de Jerez, en el Festival de la Guitarra de Córdoba, en la Bienal he estado dos años, en el Teatro de la Maestranza … Y después, fuera de España en los mejores festivales y teatros” .

Pero nadie da algo regalado. Sin Juan de Mairena no lo hiciera bien, no estaría ahora con la Compañía de esta gran bailaora. “Me tengo que dar gracias a mi porque nunca he tenido padrino en esto, yo salí de la nada. En mi familia nadie canta ni nada. Hasta donde he llegado, ha sido todo fruto de mi esfuerzo”.

Por eso, todavía no entiende que en el Cartel del Festival donde apareces su nombre, éste venga en pequeño. La primera vez que vino, lo hizo como artista y ahora no lo ponen a tal altura. Después de tantos años dedicándose exclusivamente a ser cantaor, viviendo de esto, no se explica este cambio.

“He preguntado y nadie me responde. Cuando no te dan calor en tu misma casa, imagínate lo demás, es una cosa un poco rara. Siento envidia con otros pueblos porque hace pocos días ganó un amigo mío de Priego de Córdoba los Cantes de Linares y el Ayuntamiento les hace un reconocimiento y unas cosas y aquí nada”

entrevista-juandemairena

P: ¿Qué le falta al mundo del flamenco aquí en Mairena?

Como ya dije en otra entrevista, que la gente se abriera un poco más al tiempo que vivimos. No se puede vivir siempre en el pasado porque no se avanza. Y como calor artística y demás, yo no siento que nunca me hayan arropado.

P: ¿Como tú hay más artistas en Mairena que sientan eso?

“Yo sé lo que siento yo, mis experiencias. He cantado en las dos últimas Bienales de Sevilla y me he encontrado solo. Lo suyo hubiera sido que alguna representación del flamenco de Mairena hubiese venido al teatro de la Maestranza. Los dos años que he cantado con María Pagés, fue un exitazo, nos pusieron super bien en los periódicos. Sin embargo, me encuentro solo. Muchos dicen luego, que yo no me presto, pero es que yo no tengo que agradecerle a nadie nada porque he trabajado para conseguirlo. Te ves solo en un camino duro, porque es un camino muy largo y es difícil.

Sin embargo, estoy respaldado por todos los artistas que me conocen y con eso me quedo. Aunque claro está que si recibiera calor desde las instituciones, pues sería mejor. Tengo que agradecer que me contraten para el festival, pero nada más”

P: El Concurso y  el Festival de Cante Jondo de Mairena ya no es lo que era. No se ha sabido remontar y devolverle la fama de antaño. ¿Qué le falta al concurso y al festival?

“Por desgracia, los mejores cantaores de flamenco de la historia han muerto, pero su legado está ahí para estudiarlo y aprender, no para basar toda tu vida en eso, porque eso lleva al estancamiento. Desde fuera, me dicen que el Festival de aquí es cortito. Pero no es eso, es que los que quedamos somos los jóvenes y si la gente no sale de aquí, no conoce lo que viene de fuera”. 

P: Pero a la juventud también hay que darle salida, darlos a conocer.

“Claro, a la juventud hay que darle calor, que se sientan queridos, pero no hacemos nada. Y yo sinceramente, nunca había hablado públicamente de eso, porque mi vida realmente no está aquí, porque un artista no vive de un solo festival al año. Yo trabajo fuera, en el teatro, en los tablaos. A mí me conocen, porque yo me dedico a esto, éste es mi oficio. Llevo 12 años con la maleta siempre hecha”.

Viendo la de vueltas que este año ha dado Juan de Mairena, festival tras festival, con la gira con María Pagés y cantando en distintos concursos, pocos sitios le quedan por recorrer.

“Es un orgullo conocer mundo, trabajando de lo que te gusta. Me siento un privilegiado porque yo voy de viaje y además, ganando dinero. Muy pocos sitios me faltan por conocer. La verdad es que no paramos, pero la vida del artista es la intriga del mañana. Siempre hay incertidumbre, todos los trabajos tienen su parte buena y su parte mala”.

P: Nadie dijo que este camino fuera fácil, sin embargo, ¿después de haber ganado el Premio de la Casa de Arte Flamenco en Mairena, te repercutió en algo?

“En nada. Hace poco vi un artículo sobre mí donde dice que desde que gané el premio, … Eso no es verdad, a mi nadie me conoce por haber ganado ese premio. Es duro, pero es la verdad”.

P: En Mairena que le damos mucha importancia, pero cuando sales de aquí, ¿no hay tanta repercusión?

“El premio que yo gané, le tengo un cariño especial porque es un premio que no ha ganado nadie en la historia de Mairena. Yo tengo claro cuando hago algo, que no soy uno más del pelotón, lo mio no es cantar medido en los concursos, lo mio es cantar a mi manera y eso es lo que hace que el público te vea y vea la verdad en ti y te hace ser diferente a los demás.

Cuando me llamó María Pagés, lo hizo a través de Carmen Linares y ella me conoció cantando en Sevilla. Ella sabía que gané el premio porque yo se lo dije. Pero María Pagés lo desconocía. A mi el premio no me ha abierto ninguna puerta”.

El mairenero lleva desde 2012 en la Compañía de María Pagés, sin embargo ha podido cantar para otros bailaores. Actualmente, también canta para la Compañía de José Galán y la de José Galván. Confiesa que es difícil decir con cuántos bailaores ha trabajado, pero tampoco puede decir con cuantos guitarristas.

P: Con cada uno la relación es diferente, ¿hay alguno que te haya marcado más?

“Yo le canto a todos con las mismas ganas, pero después es verdad que la relación de amistad que tienes con ellos tras los escenarios, es lo que te hace disfrutar más”.

Juan de Mairena se ha pasado el año cantando en varios concursos de baile de nuestra geografía andaluza y ha compartido con nosotros la envidia por la actividad que hay durante todo el año en esas peñas. Es raro que no haya más actividad a lo largo del año en Mairena, ya que en la mayoría de peñas, los concursos empiezan a principios de año, para asegurar un espectáculo cada semana o casa dos semanas.

P: ¿Cuál sería la fórmula para mejorar y atraer más público?

“Habría que alargar el concurso para asegurarse una actuación cada cierto tiempo y yo añadiría un premio de baile, ya que el baile atrae a mucha gente. Además, suprimiría el premio de los niños, ya que cuando Camarón ganó el premio tenía sólo 12 años, no hay por qué hacer diferencia”.

Escribe tu comentario