Cierra el coche con llave

Existen inhibidores de frecuencia que anulan el cierre centralizado de los coches, por eso, aconsejan cerrar con llave para evitar posibles robos

En los últimos días se ha difundido entre las gentes de Mairena un audio a través de la aplicación de móvil WhatsApp en el que un hombre alerta de robos de coches mediante inhibidores en los centros comerciales.

Efectivamente, estos casos de robo se han dado. La policía local de Mairena ha comentado a este periódico que el último que se registró en la localidad fue en enero de 2015 y desde entonces no han tenido conocimientos de más casos.

Sin embargo, esta situación se suele dar en los aparcamientos de los grandes centros comerciales. Un ejemplo de ello, el robo que se produjo en marzo en el Centro Comercial de Alcalá de Guadaíra.

En este caso, los agentes tuvieron noticia de lo que estaba ocurriendo por las denuncias recibidas de varios ciudadanos que habían sido víctimas de un robo en sus vehículos.

Ya que los vehículos no presentaban signos de forzamiento y que sus propietarios aseguraban haber activado el cierre centralizado, los investigadores sospecharon que los presuntos delincuentes podrían haber utilizado algún sistema de inhibición de radio para interceder la señal de cierre del vehículo y que quedaran abiertos.

Los agentes pusieron en marcha una investigación siguiendo esta hipótesis, lo que permitió la identificación y posterior detención de varios implicados en el robo.

El “modus operandi” de este tipo de robos, es merodear por los aparcamientos de los centros comericiales sin rumbo y estar atentos a quien aparca en ese momento para activar el inhibidor de frecuencia que impide el cierra del vehículo y ahí posteriormente sustraer todo lo que hubiera en su interior. Otras veces, los ladrones colocan su vehículo en doble fila, cerca de su objetivo, para asegurarse de que la onda llega y el coche queda abierto.

Estos aparatos se pueden comprar fácilmente por internet. Sus precios oscilan entre los 60 euros y los 20.000 euros dependiendo de su alcance.

Las asociaciones de consumidores aconsejan cerciorarse de que el coche está efectivamente cerrado antes de abandonarlo, tirando de la maneta o directamente cerrando con llave.

 

 

 

Escribe tu comentario