Dejan un cuadro en herencia a la Humildad

A la espera del peritaje, se baraja que el cuadro sea del 1700 y lo realizara Rivera

Fue en mayo cuando la Hermandad de la Humildad de Mairena del Alcor pudo recoger unos enseres que les habían dejado en testamento hacía ya bastantes años.

Pedro Liaño Gómez, antiguo Hermano Mayor de la Hermandad durante el periodo que comprende desde el 25 de mayo de 1943 hasta el 1 de mayo de 1946, otorgaba en su testamento tres piezas a la Hermandad, a saber la Virgen del Dulce Nombre, un cáliz de plata y una pintura de un Cristo.

_MG_9995Estas piezas de artesanía debían estar, según el testamento en custodia de los primos de Pedro Liaño, José Marín Liaño y su esposa Mª Ángeles Retamalcampo. Fue el hijo de José Marín, llamado con el mismo nombre, quien se puso en contacto con la Hermandad para que se procediera con el testamento de su antepasado, pues era deseo de su padre que los enseres, sobre todo, el cuadro del Cristo, estuvieran en la Hermandad por la que sentían una estrecha unión.

Así, desde la Junta de Hermandad se dispuso a entrar en contacto con la familia de Pedro Liaño y averiguar dónde estaba el cuadro. Con la mediación de Manolo Cerote, se localizó a los familiares que tenían los enseres._MG_9991

El procedimiento fue fácil por lo que cuenta el Hermano Mayor, José Navarro, ya que la familia no puso ningún impedimento. De hecho, cuenta que el día que fueron a hablar con ellos, les ofrecieron llevarse el cuadro.

José Navarro comenta que la Hermandad ha recibido estos enseres con mucha alegría. Para que todo quedara recogido, se hizo un acta de recogimiento de los enseres en la casa Hermandad con la familia de Pedro Liaño.

Ahora la Hermandad está en proceso de datar en fecha y autor el cuadro. “Tenemos un informe de Don Pedro Liaño realizado por un perito en 1982, donde se dice que el cuadro es de Rivera pero que parecía que habían tocado algunos alumnos”. Entonces, la Hermandad, mediante el asesoramiento de Antonio González, hermano de la Humildad, hemos vuelto a hacer un peritaje del cuadro.

Sin embargo, el perito ha informado que habría que hacer una limpieza del cuadro para saber exactamente la fecha, la autoría y el valor real. En el primer informe se data el cuadro en 1600 mientras que ahora, el nuevo peritaje baraja la posibilidad de que sea de finales de 1700 y principios de 1800.

Por lo que la Humildad está gestionando hacer la restauración para limpiar el cuadro. Sin embargo, este tipo de tareas no se puede dejar en manos de cualquiera. Así, todavía están pendientes de ella y por lo tanto, pendientes de conocer la verdad detrás del cuadro.

Donar en vida es algo que ocurre en todas las hermandades. Pero la Hermandad de la Humildad es la primera vez que ha recibido una donación mediante testamento.

Escribe tu comentario