Mairena después de ‘la resaca’

La primera Feria de Abril que abre la temporada, da lugar a una Feria de Sevilla pasada por agua

Llevábamos la cuenta, parecía que no llegaba. Nos ponemos nerviosos, olemos el albero, el azahar y escuchamos sevillanas pensando en estos días. Todo llega y tal como llega se va.

El lunes de ‘resaca’ puede que sea el día más difícil para los más feriantes. Toca volver a la rutina diaria, dejando atrás los días de levantarse tarde, recogerse a las tantas, comer y beber a horas a cualquier hora y pasear de caseta en caseta buscando el mejor ambiente.

Dejamos atrás 4 días intensos en los que hemos disfrutado de la 575 feria de Mairena del Alcor. Sólo el domingo puso la nota discordante con el cielo nublado y alguna precipitación. Sin embargo, a la hora de los fuegos, el cielo estaba despajado para poder disfrutar, en este caso, de la lluvia de colores.

Dejamos atrás esos trajes de flamenca cada vez más vistosos. Sólo en la feria de Mairena podemos ver tal cantidad de trajes de diseño. No hay flamenca como la mairenera, que lleva desde diciembre del año anterior pensando en qué ponerse para no ir igual a nadie, esperando a Simof para coger ideas, buscando a los nuevos diseñadores para llevar lo último en pasarela.

A pesar de todo, ha sido una feria tranquila, donde el día más concurrido fue el sábado. El recinto ferial no ha estado tan lleno como otros años, donde no se podía ni pasear. Este año, parece que se ha preferido otros destinos más relajados como la playa, antes que la feria.

No hay mucho que destacar de esta feria, libre de incidentes en el recinto salvo alguna pelea entre jóvenes. Aunque no se puede decir lo mismo sobre las incidencias en el pueblo, donde los robos a varios vecinos se han vuelto a repetir en estos días.

Ha dado fin nuestra feria, ha llegado la feria de Sevilla pasada por agua. Pero seguramente, serán muchos los que ya estén pensando en la próxima feria y contando los días para la del año que viene.

Escribe tu comentario