Obras de saneamiento en calle Madre Teresa de Calcuta

Se realizarán obras para la renovación de la red de abastecimiento de Emasesa, renovación de la calzada, bolsas de aparcamiento y acerado, además de la creación de un paso elevado.

Este martes dieron comienzo las obras de acondicionamiento y mejora de las redes de abastecimiento en la Calle Madre Teresa de Calcuta. Unas obras que se realizarán en tres meses y que tendrá una inversión de más de cien mil euros.

En la reunión informativa entre Emasesa, el Ayuntamiento y Martín Casillas, se informó a los vecinos de las próximas actuaciones y cómo se llevaría a cabo las distintas fases.

obra-emasesaEsta semana comenzarán las obras de la primera fase. Pero, en total, hay dos. En el sentido presupuestario, la primera fase es de más de cien mil euros y la segunda tiene una inversión de más de ciento treinta mil euros. Sin embargo, a pesar de haber fases diferenciadas,  a la hora de la ejecución se realizará de forma continuada sin hacer diferencia. A esta inversión hay que sumar el coste de la repavimentación, lo que hace en total, una inversión de aproximadamente 370.000 euros.

Así, el técnico de Emasesa, Guillermo Suárez, informaba que debido a su antigüedad la red de toda la zona de la Huerta Pablo debe ser renovada para garantizar el saneamiento y el abastecimiento. En meses anteriores, se mejoraron otras calles pertenecientes a esta zona. “Sabiendo que hay problemas, queremos dar una red principal de calidad que ayude a toda la zona”.

Suárez explicaba que los materiales que se van a usar en esta obra son de la mejor calidad, pues tienen una duración muy longeva. De hecho comentaba que sobrepasa la vida de una persona, superando los 100 años. La inversión en este material es muy alta y supera la media para este tipo de obras, pero el material a pesar de ser costoso, se amortiza con los años.

El técnico de Emasesa ha insistido en que si alguna vivienda no tuviera la acometida en rigor, ahora es el momento de hacer los cambios necesarios, debido a que se renovarían todos los tubos que llegan hasta la misma acometida. Por otro lado, puede resultar interesante porque después de las obras, hacer cualquier cambio puede resultar más costoso.

Otro dato interesante que  ha ofrecido Suárez es que es conveniente no usar esterillas u otros objetos que obstruyan los sumideros nuevos que se coloquen puesto que dificulta la recogida de agua. Los nuevos sumideros no deben dar problemas de olor, aunque estando en época de verano, en la que apenas llueve, es conveniente usar el agua sucia de limpiar para verterla al sumidero y que éste no de olor. En el caso de que aun así los sumideros den olor o haya plaga de algún tipo de insecto, aconsejan llamar a Emasesa por si existe algún problema en la construcción del sumidero.

Una vez ejecutadas las obras de saneamiento de las redes de abastecimiento, se pasa a la repavimentación, en donde se cambia el calzada, el acerado y las plazas de aparcamiento, como explicaba José Navarro, Delegado de Urbanismo. planoobramadreteresa-0289

Esta imagen muestra los cambios físicos que se ejecutarán en la calle, como la ampliación del acerado en algunas zonas para adaptarlo a la legislación y creación de pasos bajos en en la acera para acabar con las barreras arquitectónicas que existen.  Además, las plazas de aparcamiento se renovarán con hormigón fratasado en color verde, como se ha estado haciendo en otras zonas de Mairena como el barrio de la Checa.

Como novedad, en la intersección entre calle Rumaiquilla y José de Porres con Madre Teresa, se instalará un paso elevado extenso o plataforma única. Este elemento se construye por varias razones. La primera es bajar la velocidad de los vehículos que circulan por esta vía, puesto que transcurre cerca de una guardería. La segunda razón consiste en dar solución a una zona donde la acera no cumple con la legalidad, puesto que mide menos de 1,80 m. Esta plataforma única posibilita la circulación de personas con movilidad reducida o familias con carritos de bebés, sin tener que bajarse a la calzada, lo que conlleva un riesgo.

Además, la tercera y última razón, es que este elemento sea disuasorio para aquellas personas que suelen aparcar en la zona amarilla de la guardería.

Esta plataforma única será muy similar a la creada hace poco en la calle San José, aunque se utilizará materiales más lisos para facilitar el paso de peatones y vehículos. Por último, la calle mantendrá el doble sentido como hasta ahora.

 

Escribe tu comentario