El pleno del pasado martes da su apoyo a varias mociones de IU, pero sólo PA y PP apoyan al profesorado de religión

Gobierno y ediles acordaron seguir avanzando en movilidad, lucha contra la violencia sexista, mejorar la educación por consenso, y rotular una calle a Marcelino Camacho. Además, se opusieron a la tala de los eucaliptos de Gandul

El primer pleno ordinario del Ayuntamiento de Mairena del Alcor tras las vacaciones estivales, llevaba como asunto rutinario el preceptivo informe contable al que el Ente Municipal está obligado periódicamente. Sin embargo, nada se habló de un asunto tan técnico como el estado de las cuentas públicas de los maireneros. Por el contrario, el debate estuvo marcado por el alto contenido político en virtud de un lote de mociones presentadas por IU, junto a otra del PA. Entre ellas, la educación y la movilidad coparon la mayor parte del protagonismo, junto al eucaliptar de Gandul que está próximo a desaparecer por roturación, o la violencia sexista aparejada a las fiestas, a la que todos se opusieron. Como del mismo modo, se aprobó por segunda vez nominar una calle en recuerdo del sindicalista de la Transición Marcelino Camacho.

En el llevado y traído asunto de la educación, sin embargo y a pesar de la plena coincidencia en los altos deseos o anhelos de consenso para mejorar la calidad educativa, el propio desarrollo plenario dio claro mensaje implícito de la dificultad de conseguirlo, tratándose de una parcela en la que todos quieren arrimar el ascua a su sardina ideológica. No hubo problemas en torno a los apoyos a mostrar hacia el profesorado interino de la rama general, cuyo número de contratados se reducirán considerablemente durante este curso en favor de los especialistas de francés, debido a la implantación de esta enseñanza como segunda lengua extranjera en este curso 2016-7, que acaba de arrancar.

El problema con este profesorado surge a la hora de los hechos, pues de acuerdo con la organización de la Consejería de Educación, tal profesorado no se ceñirá a la impartición del idioma galo, sino que le serán asignadas tareas tutoriales que les llevarán por añadidura a aleccionar en lengua y matemáticas, al menos a los cursos de los que sean tutores, e incluso de otras materias a otros al margen. Como es lógico, esas horas de generalistas se detraerán al profesorado de la rama general, que ocuparon los puestos en cursos pasados, perdiendo en éste su empleo. Por otro lado, se suman las dificultades añadidas al profesorado de francés, por la sobrecarga. A resultas de toda esta narración, los concejales de las cuatro formaciones políticas empatizaron con el profesorado amenazado de pérdida de empleo.

Pero paralelamente, Rocío Sutil del PSOE aprovechaba la ocasión para culpar a la LOMCE del ministro Wert como causante, mientras que Gloria Guillén, delegada de Educación del Ayuntamiento mairenero, esquivaba golpes en nombre del PP, dando lectura a la nota de prensa de la Plataforma de Interinos, remitida a su delegación, en la que se nombraba directamente a la Consejería de Educación como responsable del problema. Aseverando, de paso, que la situación de Andalucía no se estaba dando en otros lugares, estando vigente la misma legislación.

En definitiva, la moción que IU presentaba en nombre de los interinos salió adelante con las modificaciones sugeridas por el PSOE y por el PA, y a pesar del rechazo a los epítetos contra el partido de gobierno en Madrid incluidos en la misma, de los que hizo amago de queja la concejala de Educación y Festejos. Las modificaciones dadas por buenas, así, iban encaminadas a pedir diálogo en pos de una nueva ley, y entre los cambios se atendió asimismo el de María Antúnez de hacerla más propositiva si de lo que se trata de dialogar, pues sería así más fácil. En conclusión, la moción salió adelante con adhesión total y el agradecimiento de Carlos Copete, en nombre de la coalición proponente.

Curiosamente, esta misma petición se recogía por el PA en la moción presentada al mismo pleno, que se debatió en último lugar. La cual salió adelante sólo con los votos de los nacionalistas y el PP. La razón no fue otra que el profesorado de religión católica, ya que la propuesta constaba de dos partes, la primera referida al profesorado de francés y los interinos generalistas (como la de IU), mientras que la segunda reclamaba la vuelta atrás (dos años) en el estatus del profesorado de enseñanza religiosa en Andalucía, cuyas horas de clase se han visto reducidas a la mitad desde el pasado curso, con lo que a menudo el profesorado se encuentra en el colegio sin trabajo ni atribuciones, aun cobrando, ya que su situación obedece al Concordato suscrito entre el Gobierno español y la Santa Sede durante el mandato de Felipe González, y es de obligado cumplimiento mientras que esté vigente. María Antúnez reveló que tampoco se les permite vigilar los recreos.

Así las cosas, Rocío Sutil incidió en la revisión de la LOMCE para dar solución al tema, mientras que Carlos Copete se opuso a apoyar lo contenido en la moción referente a los docentes de religión católica, sin querer entrar en un debate profundo. Argumentó que la postura de su formación estaba clara al respecto. Realmente lo está, pues fue durante su presencia en el gobierno andaluz coaligados con el PSOE cuando se impulsó la medida, bien es cierto que posibilitada por la LOMCE, pero a la que no se han acogido el resto de Comunidades Autónomas que mantienen esta enseñanza como estaba. Esa era la línea mantenida en la proposición de los Andalucistas, a la que se ajustó María Antúnez negándose a efectuar cambios con un “lo siento, pero yo no voy a modificar la postura que traemos ante los profesores de religión”. Por lo que, pasando a votación, la moción salió adelante con los 11 votos de PP y PA frente a los 8 en contra de PSOE e IU.

Movilidad y sexismo en fiestas
La sucesión de mociones continuó deteniéndose en Plan de Movilidad Sostenible (PMS), con el que Carlos Copete sostuvo que pretendía que no se paralice lo iniciado durante el pasado mandato desde la delegación de Urbanismo que encabezó. En su réplica, el actual delegado José Navarro (PP) aprovechó para presentar el cartel de la próxima semana de la Movilidad Europea, lo que desagradó a Copete, reprochándole que se había avanzado poco desde entonces y que lo que ellos planteaban era hacer más aunque se produzcan errores que haya que modificar. Lo dijo en respuesta a Navarro, quien había manifestado que la ralentización se debía a que se estaban modificando algunos aspectos del anterior proyecto para no tener que hacer cambios una vez ejecutados.

De otro lado, los grupos también suscribieron la iniciativa de IU contra la violencia sexista en las fiestas, si bien reconocieron que el trabajo de las delegaciones de Igualdad y Bienestar Social, tanto en este como en el anterior gobierno, funcionan correctamente al respecto. María Antúnez como titular actual explicó las acciones que se llevan a cabo cotidianamente, pero a su vez se comprometió a mejorar en el campo de la difusión de lo que se hace, como le pidió Copete.

Gandul no se tala
En otra moción IU se refería a la pretendida tala de eucaliptos en Gandul, en los terrenos de los antiguos cuarteles de Las Canteras. Un proyecto del Ministerio de Defensa, con el visto bueno de las Consejerías Andaluzas de Cultura y Medio Ambiente, que de llevarse a cabo dará al traste con aquel mini bosque, a lo cual ya han mostrado su oposición los ecologistas de Alcalá de Guadaíra. Todo parece indicar que la intervención consistirá en el cortado de los troncos arbóreos a ras del suelo y no de raíz, indicó María Antúnez, con la idea de no afectar a los posibles restos arqueológicos que pudiera albergar el subsuelo. Sin embargo, la misma portavoz del PA sostuvo que eso también resultará perjudicial, al margen del profundo impacto visual en un espacio equilibrado desde el punto de vista natural, a pesar de tratarse de una especie invasora. Tanto ella como Carlos Copete aludieron a las mociones que ambas formaciones han ido presentando en el pasado en defensa de Gandul y el Parque Cultural como figura central reguladora de todos estos aspectos, conviniendo en los deseos de un buen fin del mismo. Dado lo cual, Antúnez pidió expresamente a las organizaciones ecologistas que emprendan nuevas protestas con el ánimo de que la población sensibilizada pueda secundarlas. Mientras que el socialista Pedro Madroñal planteó que se instara al ministerio a parar la intervención, que se realiza con vistas a vender la madera, requiriendo además conocer novedades en torno al citado parque cultural. Fue respondido desde las filad del PP por Juanma López, indicando éste ausencia de noticia alguna, “porque esa propuesta en el Ayuntamiento de Alcalá, al que pertenecen el término de Gandul, nunca la han tomado muy en consideración”, explicó.

Plaza para Marcelino Camacho
Los grupos volvieron a aprobar una segunda moción para dar el nombre del sindicalista de Comisiones Obreras Marcelino Camacho una calle de Mairena del Alcor. De nuevo fue IU la proponente, tal como ocurrió en el año 2010, cuando se aprobó una primera del mismo modo con unanimidad. Lo anecdótico del caso es que a pesar de aquella aprobación, la calle nunca llegó a rotularse, pues según se explicó en el debate el documento no llegó a la Gerencia Municipal de Urbanismo, de ahí que no hubiera constancia de la encomienda. Ahora, en esta segunda intentona, que se espera definitiva, IU ha propuesto que la citada calle sea una plaza, sugiriendo como espacio Las Palmeritas. Tanto el alcalde Ricardo Sánchez como su socia de gobierno María Antúnez, apostaron por atender la petición tal como se plantea, en referencia al lugar. Loando por su parte la también delegada de Igualdad y Bienestar Social la importancia de que el callejero de la localidad esté abierto a todas las personas que hayan destacado por algo importante desde el punto de vista social.

Escribe tu comentario