El Señor de la Caridad ya reposa en Jaén

El imaginero local Miguel Cordero presenta nueva obra, la primera de un misterio de 7 imágenes

El pasado sábado 10 de septiembre la nueva imagen realizada por el escultor local Miguel Cordero fue presentada como titular de la Hermandad de la Caridad de Jaén.miguel-cordero-caridad

El Señor de la Caridad fue recibido en una iglesia llena de fieles ansiosos por ver su llegada. El escultor recuerda el día de la bendición como un acto muy emotivo.

“Una bendición siempre es un acto público y a la vez íntimo ya que es el momento en el que deja de pertenecer a mí y pasa a ser del pueblo, momentos en los que la gente emocionada te felicita y uno, al mismo tiempo, se emociona con ellos”.

El titular es la primera figura de un misterio que se compone de 7 imágenes. Miguel Cordero explica que el misterio se puede dividir en tres partes: la principal, Cristo ante Caifás, una céntrica segunda parte que se compone por los dos soldados judíos y el esclavo siendo observados por la parte trasera compuesta por Anás y otro sanedrita. Mientras Jesús está nombrándose hijo de Dios “Ego Sum”, Caifás está sorprendido por considerarlo blasfemia y los soldados judíos llaman al esclavo para que traiga y sostenga el libro de las profecías. Mientras tanto, Anás en una posición incómoda por el momento que están viviendo y señalando, se comunica con uno de los soldados judíos para que verifique lo que Jesús está proclamándose.

“La composición está conectada de principio a fin de manera que todas las imágenes quedan comunicadas y pensadas para que al ser vistas de cualquier perfil se puedan contemplar sin ninguna que se interponga ante otra y la lectura sea precisa, tenga una línea que guíe al espectador, disfrute del arte e invite a la reflexión y al rezo”.

PROYECTO A LARGO PLAZOmiguel-cordero-caridad-jaen

Este proyecto se encargó hace dos años, tomando un café en el altozano en Triana. “Como se acordaban los proyectos antiguamente”, recuerda Cordero. Días antes, la Hermandad conoció su trabajo y se decidió quedar en Triana ya que la madrina de dicha hermanda es la de San Gonzalo de Sevilla. Ese día empezaba el sueño que comparten muchas hermandades jóvenes, poder llevar a cabo un proyecto como este, aunque todavía no hay fecha de finalización.

La imagen del titular ha tardado en realizarse aproximadamente seis meses. El mairenero ha elaborado esta pieza desde un boceto previo hasta la ejecución y terminación final del Señor de la Caridad en madre de cedro policromada al óleo siguiendo las técnicas antiguas del siglo XVII.

Miguel Cordero recuerda que a la hora de empezar, la Hermandad tenía muy claro cómo quería a su titular y sus descripciones resultaron de gran ayuda a la hora de plasmar el boceto. “Puedo decir que iba modelándose él mismo. Una vez ya terminado el boceto, ellos hicieron su primera visita al estudio y en sus rostros pude ver, y a posteriori ellos me confirmaron, que era exactamente como lo habían imaginado, entonces ya el trabajo de la madera y los siguientes procesos escultóricos consistió simplemente en disfrutar de lo que estaba haciendo”.

“Durante la ejecución del Señor de la Caridad han surgido muchas anécdotas que son privadas entre los hermanos de esta Hdad y yo, pero puedo decir que gente lejana al mundo de la iglesia han ayudado para que esta imagen esté en Jaén hoy y poder aferrarse a él en sus plegarias”. La talla ya está en Jaén  y a ella le siguen otras seis hasta completar el misterio de la Hermandad de la Caridad.

Escribe tu comentario