El Ayuntamiento pone en valor la Fuente Gorda

La Fuente Gorda cambia su estética para convertirse en una plaza a dos alturas accesible a todos

En una obra complementaria a la que se ejecuta en las calles Caldecabra, Gandul y Trianilla, la Fuente Gorda se reforma con la intención de crear una única plataforma que dará lugar a una plaza semipeatonal en la que se mantiene el acceso de vehículos.

La obra está presupuestada en más de 16.000€, financiados con la reinversión de las bajas del Plan Supera IV y el objetivo es poner en valor la Fuente, que actualmente apenas es visible debido a la profundidad del desnivel, con lo que los caños de agua han quedado muy bajos.

La reforma de esta Fuente, que durará un mes, es un tema de identidad municipal y de plan turístico como comentaba el delegado de Urbanismo, José Navarro, ya que el agua en nuestra localidad ha sido siempre muy importante, llegando incluso a tener una jerarquía para su uso. Por este motivo, desde la delegación quieren poner en valor y fomentar el patrimonio histórico de Mairena del Alcor.
Con esta reforma, se vuelve a potenciar el agua de los manantiales subterráneos, poniendo en un lugar de relevancia las atarjeas que llevan el agua y que existen desde época antiquísima.
La reforma de la Fuente Gorda subirá los caños de agua y creará una plaza a dos alturas que tendrá dos accesos. Por un lado, habrá cuatro escalones y por otro una zona de rampa para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida.

Mediante el pavimento, se recreará en el suelo del acerado izquierdo de la calle Trianilla, el antiguo pilón de agua, aquel que recordamos con la típica foto del burro abrevando. Además, debajo de los caños se creará una pequeña lámina de agua. En la misma pared, se abrirá un ventanuco y se recreará la bóveda de esta atarjea. La pared se revestirá con la antigua estética del zócalo de damero que tenía la fuente en sus inicios.

Se quiere traer a la actualidad lo añejo, poniendo el valor la historia del agua en la industria primitiva de Mairena de los siglos XVII y XVIII dándolas a conocer a las generaciones más jóvenes.

Una iniciativa que sirve de aprendizaje de la cultura, la historia de Mairena. “Saber de dónde venimos para aprender a respetarlo”.

Escribe tu comentario