Vivacable se desmarca del mercado y mantiene sus precios a la baja

A diferencia de las compañías nacionales Movistar y Orange, que aumentará sus precios entre 2 y 5 euros en sus paquetes combinados, entrando en vigor en el próximo mes de febrero. Hecho que anula las permanencias asociadas al producto y puede propiciar el cambio de compañía de estos clientes.

Ésta es la noticia con la que empezamos el año en lo que a comunicaciones se refiere. Un nuevo aumento de precio (a sumar a los 3 euros que subieron en enero del pasado 2016) que coloca los paquetes Fusión (Movistar) y Love (Orange) por encima de 75 euros como mínimo. Por ello, nos sentamos con José María Jiménez, responsable de Marketing de Vivacable, para analizar este nuevo escenario que se plantea a partir de febrero del recién comenzado año. Situación en la que la operadora local nos traslada que mantendrá sus precios a la baja, como nos tiene acostumbrados y desmarcándose de la tónica general del mercado.

Es consabido que la batalla por el cliente entre las operadoras nacionales es cada vez más encarnizada. La rotación del mercado está bajando, hecho que repercute en el cambio de filosofía por parte de dichas compañías. Su nuevo modelo de negocio parece estar centrado en apretar cada vez más al cliente que ya tienen. De este modo, ganan en rentabilidad a costa del cliente (que parece ser el mayor damnificado de esta batalla).

Las subidas, centradas en los paquetes combinados (internet, televisión, fijo y móvil) vienen justificadas en el aumento obligatorio de los datos asociados a las líneas móviles. De este modo, las compañías obligan aceptar esta nueva situación llevando, como mínimo, las tarifas a los 115 euros al mes en el caso de los paquetes Fusión de Movistar y a 76,95 euros por el Love Familia Esencial de Orange.

En esta lucha de precios, cabe destacar la posición de la teleoperadora local de Mairena. En palabras de Jiménez, la compañía no va a aprovechar la coyuntura para aplicar una subida de precios similar. Su filosofía empresarial está centrada en la cercanía y, ello, implica posicionarse de parte del cliente. De este modo, ofrecen posibilidad de aumento de megas en sus tarifas, pero no obligan a asumirlas por fuerza. En este sentido mantienen inamovibles sus precios y dejan que el abonado decida si quiere ampliar los servicios contratados en cualquier momento.

Del mismo modo, van a promover una campaña de información a los Maireneros en los próximos días, informando a nuestros conciudadanos de la situación del mercado, tras esta subida  de precios. Además, ponen a su disposición su oficina en Calle Cervantes, 34 para informar a todo aquel que quiere consultar sus posibilidades de ahorro ante la nueva situación.

Escribe tu comentario