Nuevos vertidos afean el entorno de Mairena

El Ayuntamiento pedirá a las obras menores una fianza

Los maireneros podemos disfrutar de la Vega. Sin embargo, hay poca conciencia de conservación entre nuestros vecinos. Encontramos escombreras que se acumulan en las orillas de los arroyos, que contaminan nuestras aguas y tierras, o escombreras a los lados de los caminos o en las laderas. Camino de Zapata, camino de Luchena, Gandul, ladera del segundo molino, etc, por nombrar algunas localizaciones.

Basura, muebles e incluso facturas de agua o teléfono donde figuran los titulares, además de cualquier cosa tirada creando nuevos focos y creando una panorámica que nada tiene que ver con los objetivos que se recogen en la Agenda 21 Local.

El Ayuntamiento y los ciudadanos cuentan un papel muy importante con respecto a la recogida de residuos y el respeto al medio ambiente. El primero por vigilar que se cumplan las normas y el segundo por ser responsable directo de los vertidos.

Debido a los recientes vertidos de escombros y basura realizados en la Vega, este periódico denuncia a las autoridades los hechos esperando una respuesta hacia los autores de los vertidos, que se entiende que son los mismos que figuran en las facturas encontradas entre la basura.

El Ayuntamiento, no ha penado este hecho. Sin embargo, toma como medida redactar una ordenanza modificadora. Como informa el Delegado de Urbanismo, José Navarro, al igual que se pide una fianza de escombros a los promotores de las obras mayores, se pedirá una fianza también para las obras menores, “ya que estas obras son las que tienen más descontrol”.

Con esta medida, se pretende que los vertidos ilegales se reduzcan. “Al obligar a pagar una fianza de escombros, obligas a que se viertan los escombros en un vertedero autorizado. Si no es así, no se recupera el dinero de la fianza”.

Cuando haces una obra mayor, la fianza se devuelve cuando el promotor presenta los tiques ‘amarillos’, que se dan en los vertederos autorizados.

Los escombros solo se recogen en vertederos autorizados para ello. No se puede, es ilegal y conlleva multa por delito contra el medio ambiente deshacerse de los escombros en cualquier parte. Según Navarro, la actual ordenanza establece de forma obligatoria deshacerse de los residuos en un vertedero autorizado.

El Ayuntamiento quiere garantizar que se produzca una buena gestión de los residuos. José Navarro advierte que hay diferentes opciones para  deshacerse de los residuos. Se pueden llevar a un polvero, contratar una cuba o llevarla directamente a un vertedero autorizado.

En Mairena la gestión de los residuos de obras se gestiona a través de Alcorec, concesionario oficial para la gestión de residuos de construcción y demolición (R.C.D.) en la mancomunidad de Los Alcores. Así, en caso de dudas sobre qué hacer con los residuos de obras, siempre se puede contactar con ellos y que resuelvan las dudas.

Actualmente, hay dos vertederos autorizados, uno se encuentra en Alcalá y otro en Carmona. “No es algo que tengan todos los municipios, no podemos tener uno”.

Escribe tu comentario