Casa Braulio cierra en Mairena del Alcor

El próximo día 30 de noviembre, día de San Andrés, Casa Braulio cerrará sus puertas al público para siempre

Apenas eran las nueve de la mañana del miércoles 21 de noviembre cuando Casa Braulio, a través de sus redes sociales, informaba que el próximo día 30 de noviembre, día de San Andrés, Casa Braulio cerrará sus puertas al público para siempre. Desde agosto esta mítica tienda de Mairena estuvo anunciando la liquidación de sus productos provocando una gran tristeza entre las gentes de nuestra localidad.

Son muchos los que gracias a esta tienda han podido comprar lo que necesitaban y pagar a ‘dita’. En sus mesas y estanterías se ha podido encontrar bacalao al corte, carne de membrillo El Quijote, chorizos García Mimbrero, legumbres al peso, sacos de azúcar industrial o incluso colonia a granel y patata de siembra. También han comercializado colchones y rellenos de guata para hacer edredones. Pero su fuerte siempre ha sido el textil, destacando la camisería a medida y su Rincón del Nazareno desde hace bastantes años, pero más recientemente incorporaron, el alquiler de chaqués.

Casa Braulio recuerda sus comienzos con la llegada de Braulio Jiménez en 1904 a Sevilla. Braulio, natural de Matasejún, llegaba desde Soria para instalarse en Mairena del Alcor, donde junto a Andrés Carrascosa cogieron un traspaso de negocio y, en sociedad comandita, fundaron la empresa que hoy todos conocemos, Casa Braulio. El negocio lo heredaba su sobrino, José J. Jiménez Carrascosa que cuidó del legado familiar que pasó a manos de sus hijos Andrés y Alejando.

Ha sido Andrés ‘de Braulio’ quien ha permanecido al frente del negocio hasta que en 2007 se jubiló, pasando el mismo a manos de sus hijos Francisco José, Andrés, Mª José y Gloria, quienes recuerdan cómo han crecido dentro del negocio. “Allí hemos hecho los deberes del colegio varias generaciones de Braulios, sentados junto al mostrador. Por allí habéis pasado muchos de vosotros para comprar ajuares completos, pagados a ditas. Por allí habéis pasado a contarnos vuestras vidas, vuestras alegrías y vuestras penas. Y allí hemos estado para escucharos y ofreceros lo que más y mejor podíamos hacer: Atenderos”.

Como ellos mismo dicen, los tiempos cambian y hay que adaptarse. Casa Braulio cierra en Mairena, pero Francisco José, el mayor de los cuatro hijos, gestionará la marca Marengo en la nueva tienda que han abierto hace poco en Lora del Río.

Sus hijos se despiden agradeciendo a los clientes por haber confiado en ellos durante tantos años. “Y por hacernos llevar con orgullo el título ‘yo soy de Andrés de Braulio’. Gracias a todos los maireneros por el cariño mostrado durante todo este tiempo, por vuestras compras y por vuestro apoyo. Gracias a todos y cada uno de vosotros por haber confiado en nosotros. Gracias por tantos años a nuestro lado. Siempre os tendremos en nuestro corazón. Gracias, Mairena”.

Escribe tu comentario