El Colectivo Ecopacifista Solano denuncia la agresión cometida contra el ‘yacimiento singular’ de Alcaudete

Este colectivo ecopacifista visueño ha documentado un abancalamiento parcial de las caras sur y este del túmulo protohistórico catalogado en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico de Carmona como ‘Motilla de Alcaudete’

El pasado mes de julio miembros de este colectivo ecopacifista visueño documentaron un abancalamiento parcial de las caras sur y este del túmulo protohistórico catalogado en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico de Carmona como ‘Motilla de Alcaudete’.

El Colectivo Solano informaba mediante nota de prensa que este túmulo es una importante construcción con forma de cono truncado, que posee un perímetro de 120 metros (60 metros en la corona superior) y alcanza una altura de 30 metros en algunos puntos. Además, tiene una antigüedad de más de 2600 años. Según los expertos, la estructura pudo ser erigida o en la Periodo Bronce final o en el Periodo orientalizante (a pocos metros del monumento hay una necrópolis tumular de este último periodo y la agresión denunciada ha sacado a la luz abundante cerámica de ese momento). Además, sobre ‘La Motilla’ se ha registrado actividad en épocas turdetana, romana y medieval, respectivamente. El Ayuntamiento de Carmona ha dado el rango máximo de protección contemplado en su Plan Especial por ser un auténtico tesoro arqueológico.

Sin embargo, el colectivo denuncia que unas «labores agrícolas desarrolladas en el lugar, presuntamente, al margen de la Ley, hayan cercenado parte de la base del túmulo en su lado sur, habiendo afectado también a una enorme extensión de terreno en la zona circundante. De hecho, las remociones de tierra no solo se están produciendo en torno al túmulo, sino que también se están llevando a cabo en varios puntos de uno de los yacimientos arqueológicos más ricos y complejos de Andalucía occidental».

El colectivo advierte que estos hechos han puesto en peligro la existencia misma del túmulo, ya que «al haberse perdido parte de la base, el talud puede desprenderse a causa de escorrentías o movimientos de tierras». Además denuncian que «han comprometido para siempre la estratigrafía de las partes dañadas, que han destrozado ingentes cantidades de cerámicas, que han afectado a posibles estructuras arquitectónicas asociadas al movimiento, y que, básicamente, ponen en jaque la existencia misma del yacimiento singular de Alcaudete».

Este grupo ecopacifista se ha puesto en contacto con el Servicio Municipal de Arqueología de Carmona y con el Seprona, a la vez que ha interpuesto denuncias ante todas las instancias con competencias en materias de protección del patrimonio histórico/arqueológico y/o paisajístico, con el objetivo de que se tomen medidas necesarias, ya sea para sancionar a los posibles infractores o para paralizar las actuaciones que se han llevado a cabo.

Escribe tu comentario