«Esta saga de los Gavira sigue aumentando, y además con categoría»

Nuevo artículo de nuestro colaborador más veterano

Que el Ayuntamiento de Sevilla dedique varias de sus salas a exponer obras de artistas actuales, es lo que se ha vivido estas semanas pasadas desde Navidad. Pintores y escultores nos han hecho saborear sus obras. La presencia de los Gavira no quedó en el vacío. Antonio con una de sus “Maternidades”; Jesús con su rostro de Cristo, y su hija Constanza, profesora de Bellas Artes en el Viso, se han hecho presente en esta muestra de arte. Motivo de gozo y orgullo para nuestro pueblo, que tantos artistas está dando. No han estado ignorados.

El que Antonio y Jesús nos expongan sus obras no es extraño. Pero ha sido muy agradable la presencia de Constanza. Desde el cielo, su abuela estará admirada. Esta saga de los Gavira sigue aumentando, y además con categoría. De los tres tengo alguna obra, y esto me satisface.

Constanza es profesora de Bellas Artes en el Viso. Ellos son unos privilegiados. En esta población hay una magnífica obra de Antonio. Una expresiva imagen del Corazón de Jesús presidiendo la plaza mayor, junto al antiguo convento y al pie de la parroquia. La postura de sus manos es elocuente. Como recibiendo la bendición de Dios Padre y ofreciendo con su mano esa bendición. Actitud expresiva. Tal vez ahora tengan alguna figura de Constanza. Ello enriquece nuestras poblaciones hermanas. Bastante prodigas en arte.

Pintura, escultura, cante, baile,… son arte con el que nos encontramos en un recorrido por Mairena.

Buenos artistas. Unos más nombrados que otros, pero todos llenando alguna faceta del arte. En las plazas y calles maireneras contemplamos pruebas de esta vena. Hasta ahora aparecían más hombres. Una mujer, Constanza, irrumpe con fuerza. Y con el tono delicado, femenino, que se manifiesta en sus obras Aún no muchas, pero con la esperanza de que se irá abriendo camino. Ella tiene la suerte de que se alegran tanto en el Viso como en Mairena; y en ambos lugares hay para exponer.

Los Gavira se han multiplicado. Desde aquel Antonio, niño escultor, que tanto perfeccionó en Bellas Artes, hasta Constanza. Incluso Chano desde Italia. ¿Será posible una exposición de tantos artistas maireneros?. También hermanados con el Viso. Buena tarea para la delegada de Cultura. Telesforo Méndez, Luis, los hermanos Sicardo,…y otros que hicieron sus “pinitos”, estarán contentos por ello. Y los que no recuerdo sus nombres… Creo que ciertamente el pionero fue Antonio, pero ese camino no ha quedado vacío.

Hoy resaltamos especialmente a Constanza. Su abuela, una artista de la cocina. Su abuelo, de la piel en el banco de zapatero. Es un orgullo para Mairena saber que prolifera el arte por nuestra población. Que nos lo encontramos por la abundancia de estos buenos impulsores. Por la delicadeza de los que, como Constanza, se incorporaron para que Mairena-Viso, Viso-Mairena, nos fuera ofreciendo tanta solera artística.

Y la esperanza está en que en Mairena siga germinando tanta aportación llamada arte.

Escribe tu comentario