En buenas manos

«Nunca pasa nada… hasta que un día pasa», decía una profesora antes de que se iniciara la charla de Soporte Vital Básico. El deseo de atender correctamente a un escolar en situación crítica es lo que trae a Manuel Casado (Policía Local de Sevilla) y a Alfonso Yáñez (enfermero del 061) al colegio Juan Caraballo. Su presencia responde a una larga petición del profesorado, que se presentó oficialmente a los servicios médicos entre enero y febrero, según comentan Manuel González (director) y Chari Guillén (Jefa de Estudios). Agradecen al AMPA que financie esta iniciativa de la que no solo se beneficiarán los 26 profesores asistentes, sino, a la larga, toda la comunidad educativa.

Son ellos quienes reciben la clase por esta vez. Sus profesores forman parte de un grupo de formación que trabaja para la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía. Educan, por ejemplo, en el uso desfibriladores, siniestros, grandes catástrofes, etc., y a colectivos como bomberos o policías.

primerosauxiliosLa clase de hoy se divide en, por un lado, maniobras de Soporte Vital Básico y, por otro, urgencias más frecuentes. En medio, habrá un taller con maniquíes con el que poner en práctica la teoría. Yáñez y Casado van haciendo un repaso por las funciones de algunos órganos vitales, ofreciendo datos estadísticos y revisando conceptos básicos. Se detienen a explicar cuando algo debe quedar claro, como la resucitación cardiopulmonar (RCP).

Es importante que los asientes (y la población en general) tome conciencia de que alguien que presencia una situación crítica, como First Responder (Primer respondedor), debe poner en marcha los mecanismos adecuados para que no se rompa la cadena de atención, que incluye la llamada a los servicios de emergencia y la posterior intervención del profesional médico. El imperativo es mayor sabiendo que, en servicios de emergencia (ambulancias) estamos en el mínimo exigible, contaba Yañéz, y puede evitarse algo grave con una intervención sencilla (en muchas ocasiones, sobre todo en niños) por parte de alguien que se encuentre cerca.

La charla, que hizo especial hincapié en la actuación en el centro escolar, sirvió para que los profesores pudiesen preguntar casos concretos de la realidad de su colegio. La seguridad de sus estudiantes puede verse fortalecida ahora. De hecho, según comentaba Casado, otros colegios ya han mostrado en interés en recibir este cursillo básico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *