“Los Neandertales, Nuestros Parientes Humanos”

“Los Neandertales, Nuestros Parientes Humanos” es una conferencia que se llevará a cabo hoy viernes 7 de noviembre, a las 19:30 horas, en la Sala de Exposiciones de la Villa del Conocimiento y las Artes. Joaquín Rodríguez Vidal, catedrático de geomorfología, profesor de la Universidad de Huelva y codirector del proyecto de excavación llevado a cabo en las cuevas de Gibraltar, será el encargado de impartir esta ponencia que organiza el Ateneo de Mairena en colaboración la Delegación de Cultura del Ayuntamiento. La entrada es libre hasta completar aforo.

El pasado 1 de septiembre una noticia hizo temblar los cimientos de la soberbia humana: la que sostiene que nadie, nunca, pensó como nosotros. Al excelso razonamiento abstracto le salió ese día un competidor. Los Neandertales, esos «tontos» que sucumbieron a la inteligencia aniquiladora de los todopoderosos Homo Sapiens, fueron capaces de expresarse de la misma forma que los humanos modernos.

En la cueva de Gorham, en Gibraltar, en un nivel neandertal puro, apareció en 2012 y ahora publicado, un dibujo formado por un conjunto de trazos entrecruzados realizados con intencionalidad que desmonta la creencia en diferencias cognitivas insalvables entre las dos especies. La noticia corrió como la pólvora y todos los medios del planeta se hicieron eco de ella. Desde la BBC, a la agencia Reuters, desde El País al último telediario de Australia.

La repercusión mediática fue extraordinaria. Era el fin de la exclusividad de los Sapiens como generadores de arte abstracto; su destronamiento como los únicos seres sublimes de la creación.

El principal artífice de esta bomba informativa, de esta inmensa vuelta de tuerca en la comprensión de la evolución humana es Joaquín Rodríguez Vidal, codirector de un proyecto tan trascendente como el de Atapuerca. Las consecuencias de este hallazgo son enormes: en relación a nuestra ubicación en el esquema evolutivo humano, a nuestros rocosos posicionamientos religiosos, a la interpretación de nuestra relación con los hermanos neandertales.

Si fue un verdadero shock el descubrimiento de que hasta el 5% de nuestro genoma es de origen Neanderthalensis, lo que viene a certificar que nos cruzamos con ellos y que, por tanto, el aislamiento genético con la especie hermana fue incompleto; éste de ahora, referente a la creación de representaciones abstractas por neandertales hace apenas 39.000 años, no lo es menos y marca otro paso decisivo para acabar con los prejuicios de la que creíamos una incuestionable superioridad.

Neandertales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *