El Defensor del Pueblo abre expediente a Porland Valderrivas

La Plataforma No a la Incineración en Los Alcores informa que el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, abre expediente de queja de oficio a Portland Valderrivas por contaminación -según nota de prensa-, tras la solicitud de auxilio que le han hecho llegar cerca de un centenar de residentes en la Barriada de La Liebre, el pasado mes de diciembre. Algo que para la plataforma contrasta profundamente con años de inacción por parte de la cementera, del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y de la Junta de Andalucía, también denunciados en su escrito por los vecinos de la barriada.

Esta diligencia de Maeztu se ha traducido en la solicitud a la Junta de un informe sobre los índices de contaminación de la barriada y su entorno más inmediato. Así como sobre “la situación en la que se encuentra la autorización para la incineración de residuos” (a la que tambien se opone la ciudadanía), “y sobre la conveniencia de realizar una inspección” a la cementera.

La plataforma recuerda que hace algo más de dos meses, coincidiendo con el incremento de las emisiones por parte de la fábrica, la Plataforma NO a la Incineración de Residuos en Los Alcores- Sevilla solicitó al Ayuntamiento que pidiera con la máxima urgencia a la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Sevilla con competencias en Medio Ambiente, una inspección medioambiental, de oficio y urgente de la fábrica, para aclarar los motivos de estas emisiones y evaluar los posibles daños ambientales que estaban causando en la población limítrofe y que, hasta el día de hoy, no hay noticias del estado en que se encuentra tal demanda.

Para atender el requerimiento del informe sobre contaminación hecho por el Defensor del Pueblo y dada la ausencia de un medidor de emisiones industriales en las proximidades de la cementera (a pesar de haber sido reclamado en varias ocasiones por la Plataforma e incluido en la queja de los vecinos) siempre negado por “cuestiones presupuestarias” por parte de la Junta de Andalucía, esta presumiblemente se verá obligada a subsanar esta carencia según cuentan.

Eso se deduce de la respuesta de la Consejería sobre la consulta hecha sobre la última solicitud de la Plataforma para la instalación de una estación de la calidad del aire donde afirma que “será tenida en consideración, dentro de la tramitación de la Modificación sustancial de la Autorización Ambiental Integrada de 5 de Junio de 2006, otorgada a Cementos Portland Valderribas S.A., que tiene por objeto la valorización de residuos no peligrosos como combustible alternativo para el horno de clínker, expediente que se tramita en ejecución de sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, al objeto del establecimiento del Plan de Vigilancia y Control que debe cumplir la instalación.”

Un carácter más inmediato parece tener la realización de mediciones con la unidad móvil ya que, “se informa que con fecha 29/01/2021 se ha comunicado al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira la programación de una campaña de medida en la zona de barriada la Liebre, inicialmente, a partir de mediados del mes de abril de 2021.”

Consideran que la pelota está ahora en el tejado de las administraciones, que a pesar de haber sido denunciadas por su actitud negligente en este asunto, tienen la posibilidad de resarcirse haciendo lo que no han hecho hasta ahora: colaborar en la defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas de la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *