Entrevista a María Antúnez: “Si el PA consigue llegar a Europa, seré la portavoz de Los Alcores y sus problemas para que nos ayuden allí”

La concejala mairenera de Salud y Consumo concurre en el puesto 48 de la lista de Pilar Távora, formando parte de su equipo

mariaypilartavora1A punto de cumplir sus tres años de gobierno en Mairena del Alcor como concejala de Salud y Consumo, precedidos de otros cuatro de difícil oposición después de hacerse con las riendas de un debilitado Partido Andalucista, hoy María Antúnez viaja en las listas electorales a Europa, como siempre con el PA. Lejos parece quedar una formación que fue pasto del abandono masivo y la estrechez de finanzas que conllevó su debacle electoral, y que obligaron tanto a ella como a muchos compañeros en toda Andalucía, no sólo a pasar al primer plano político -que nunca se habían planteado- sino incluso a avalar con sus bienes a la formación, en bancarrota y con importantes deudas.

María, ¿puede concluirse que el ciclo del cenizo se cierra ya para el PA?
Sólo el pueblo lo sabe y de él depende. Nosotros no hemos variado ni variaremos nuestros planteamientos. Jamás hemos dejado de afirmar que hace falta un poder andaluz fuerte y con nombre propio, aquí, pero además en los distintos foros de poder donde se toman decisiones que afectan a Andalucía, o sea, en Madrid y Estrasburgo.

“En Europa Defiende Andalucía” es el eslogan de campaña a la que usted concurre con el equipo de Pilar Távora. ¿Cuál será su papel?
Mi papel consiste en formar parte del equipo de Pilar, siguiendo en la línea de trabajo de un Andalucismo que precisamente se está caracterizando hoy por hoy por disponer de una maquinaria engrasada de funcionamiento. La lucha por nuestra tierra y tener voz propia es importante, y yo lo garantizo si el Partido Andalucista consigue entrar en el Parlamento y las Instituciones Europeas. Por otra parte, serviré de correa de transmisión de la comarca de Los Alcores para que se enteren de nuestros problemas, inquietudes y necesidades, para implicarlos en nuestra ayuda. Y, evidentemente, seré un peón al servicio de mi cabeza de lista y mi marca electoral.

mariaypilartavora¿Cómo se lo propusieron; se lo pensó mucho?
Di el sí de momento. Ir en las listas no me supone un cambio de vida, casada y con hijos adolescentes, personas mayores a cargo de mi familia, y responsabilidades orgánicas y políticas en Mairena del Alcor, entendía que se trataba sencillamente de aportar desde la realidad de Mairena y el resto de pueblos de la comarca, un ejercicio fácil e ilusionante para mí porque es lo que llevo haciendo desde que asumí responsabilidades orgánicas. Desde entonces he intentado no defraudar estando presente en todo, informarme de las cosas de primera mano, e intentar aportar en la articulación de soluciones a los problemas. En cuanto a la petición, fue tan simple y amistosa como una conversación con Pilar Távora, con la que los Andalucistas maireneros tenemos una relación fraternal, como se ha podido ver en ocasiones con sus visitas al festival y otros actos.

¿Cuál es el meollo del programa Andalucista hacia Europa?
Estamos en lo mismo de siempre. El Partido Andalucista no ha variado en lo sustancial su línea programática desde hace lustros, y aunque los Andaluces no nos han tocado con la gracia de su voto en suficiente cantidad, hoy los hechos vienen a demostrar que estábamos en lo cierto cuando reclamábamos menos ladrillo y menos turismo de sol y playa, e ir diversificando la economía, que no podía ser tan dependiente de uno o dos sectores, pues en caso de problemas, como así ha sido con la crisis, sobrevendría un desastre a nuestro bienestar. Estamos a la cabeza del paro en toda Europa.

Sus propuestas han ido en gran medida direccionadas a la agroindustria, la potenciación de los sectores tradicionales… Ya lo planteaba el anterior candidato Carlos Bautista cuando lo tuvimos aquí hace cuatro años en ocasión como ésta.
Sí. Es algo tan natural para Andalucía como su mismo e inconfundible sol. Si tenemos una agricultura riquísima, más de 1.000 kms. de costa, recursos naturales, tradición artesanal y mucha juventud, todo eso no podemos descuidarlo. Lo obligado es tener una política de aguas clara y transparente, con recursos suficientes para consumo humano y regadío, no podemos abandonar tierras de cultivo como se ha hecho con las PAC de los últimos años, sino producir para consumo interno y para la exportación, consolidar nuestra industria de transformación de productos con marcas netamente andaluzas que nos van a dar el valor añadido que en muchos casos hoy se llevan terceros. Eso es dinero, economía, y sobre todo puestos de trabajo. Hay que recuperar esa cultura de la producción y transformación, recuperar nuestras cuotas lecheras, tan menguadas, promover más aún la agricultura ecológica, abrirnos a las nuevas industrias relacionadas con el I+D+i. Y no olvidarnos de la artesanía, con tanta tradición y calidad como nuestros productos agrarios, que gozan de un excelente cartel en todas partes. Algo potenciable a poco que se estimule. Tampoco debemos olvidarnos de la pesca. Ahí, nuestra apuesta va en la dirección de recuperar los caladeros de nuestras costas, perdidos hoy, con respeto medioambiental tras un estudio serio y riguroso para repoblar con especies de siempre. Luego, un control serio para que no se esquilme ese caudal de recursos. Luego, las piscifactorías serían un complemento

Vivacable-julio-agosto - 3¿Y qué pretenden hacer con el turismo y la construcción, abandonarlas a su suerte?
Claro que no. Son dos sectores muy importantes, pero que no lo pueden capitalizar todo pues sufren vaivenes cíclicos que nos ponen en aprietos. Hay que seguir en la línea de combinar el turismo de sol y playa con el cultural, deportivo, medioambiental y de ocio, que están emergiendo; y estabilizar la construcción para que siga desarrollándose (siempre habrá que construir, como es lógico) pero de manera armoniosa y equilibrada. La construcción empieza a ir recuperándose poquito a poco

Piden ustedes mucho y está en el aire el que puedan llegar a Europa. ¿Cómo lo ve?
Sabemos que la apuesta es complicada, y un reto porque el PA concurre no sólo por Andalucía sino a nivel de toda España. Él solo y no en coalición como otras veces. Eso nos complica la vida, multiplica el trabajo pero también nos da más voz, se nos escucha por nosotros mismos y no diluidos en una coalición estatal. Ahora sólo nos queda esperar que los Andaluces de Andalucía y del resto de España confíen en nosotros. No los vamos a defraudar. Siempre que hubo líderes nuestros en Madrid o Europa, con todos sus defectos, una virtud destacó sobre todo lo demás: la voz de Andalucía siempre estuvo presente, cosa que por desgracia desde que ellos no están no ha vuelto a suceder. Por eso hay que apelar al orgullo andaluz, a querernos a nosotros mismos, a no esperar que nadie se arremangue por nosotros. Tenemos que hacerlo por nosotros mismos. Es el momento porque el PA, a diferencia del resto, no tiene la vista puesta en gobernar nada que no sea Andalucía, que es nuestro centro de atención y dedicación.

Ustedes aspiran por otra parte a que se hagan cambios en la estructura administrativa comunitaria potenciando la voz de las regiones.
Sí, es uno de los platos fuertes de nuestra propuesta en lo referente a las instituciones comunitarias, que queremos más democráticas. En esa dirección apuntamos a que se escuche más y estar presentes en un Comité de las regiones, y a que el parlamento elija al presidente de la Comisión, en vez del Consejo Europeo, que son los presidentes de los países. La forma en que está ahora consigue que influyan más los países más poderosos, lo que nos resta si lo hacen en exceso. Eso repercute de igual modo en las políticas monetarias del Banco Central Europeo, que con el cambio serían más humanas, menos mercantilistas.

Por pedir que no quede, que estamos en elecciones…
(Entre risas) Bueno, tampoco pedimos la Luna, son cosas que se pueden conseguir y es el momento de plantearlas para luego hacerlas. Europa se enfrenta a grandes retos con el inconveniente de la crisis, así que hay que hacer las correcciones necesarias tras esta primera del euro, extrayendo lecciones de cara al futuro. El estar preparados evitará que nuevas crisis ocasionen un daño tan grande.

Todos los partidos llevan un apartado social que destacan, usted aún no nos ha hablado del que ha elaborado el PA.
Pues es muy ambicioso. Se lo resumo. Rajoy y Zapatero pactaron recortes que conllevaron aumento de horas de trabajo y reducción de salarios. Con eso queremos que se acabe. Pasó lo mismo con nuestras cajas públicas, que casi han desaparecido y hay algún alto directivo también imputado, el de Cajasol. Necesitamos recuperar la fortaleza de al menos algunas de ellas, necesitamos capitalización propia para nuestros proyectos, que así crean riqueza. Queremos también una Agencia de Vigilancia Europea para la inmigración, porque Europa tiene que involucrarse. Somos frontera sur y entrada de su efecto llamada. Por lo tanto, hemos de reforzar con medios personales y humanos las fronteras para que los que llegan, además y sobre todo, reciban un trato humano, lo cual no quiere decir que no se apliquen las leyes.

El empleo también lo enmarcan de manera particular. Es lógico, ¿no?
Con el 60% de tasa de desempleo juvenil y más del 30 general, los gobiernos andaluz y nacional han fracasado en sus políticas económicas y de empleo. Hay que cambiar la hoja de ruta. Pedimos los Andalucistas, en esa dirección, no sólo unas PAC más generosas y que los fondos de cohesión se mantengan porque no se han cumplido los objetivos. Y también políticas de becas e incentivos laborales para la contratación de jóvenes, una política activa de empleo, un plan de choque, becas e inversiones en I+D+i (el desarrollo de energías limpias entraría aquí). O sea, inversión y esfuerzo en desarrollo y futuro para lo que ya tenemos parques tecnológicos que ampliar. Pero hay que pedir con rigor y seriedad. Las ayudas que recibamos hemos de someterlas a un control riguroso para que el dinero no vaya a prácticas clientelares, enriquecimiento de militantes o cargos públicos de la Junta, engordar vientres agradecidos, o financiar al partido de gobierno. Recibimos fondos de fuera de Andalucía en una importante cantidad, y cuanto más nos desarrollemos menos los necesitaremos, pero mientras tanto los andaluces no nos merecemos pasar la vergüenza de que se nos relaciones con el fraude ante Europa por los desvíos que se han hecho.

Aun así ustedes no reducen su programa social al empleo, según se observa al leerlo…
En absoluto, pero resumir es más complicado. Yo animo a la gente a leerlo entero. Lo tenemos colgado en nuestra página web (www.andalucistasmairena.com), y los maireneros y maireneras saben que cumplimos los programas. Basta con comparar el que presentamos para Mairena y lo que se lleva hecho desde su gobierno a un año de las próximas municipales. En cualquier caso, a nivel social planteamos también programas de acceso a la vivienda en condiciones especiales para jóvenes y familias necesitadas, planes de salud que desincentiven el consumo de alcohol y drogas, programas para evitar la discriminación racial, ideológica, religiosa, de sexos u opción sexual, la intolerancia. Apoyo a las madres y padres trabajadores con incrementos importantes en vacaciones y refuerzo del salario en ese periodo. Todo englobado en una filosofía de la educación que queremos integradora y tolerante, repelente a ideologizaciones y sectarismos, que por el contrario faciliten el respeto, la comprensión, aceptación y convivencia de las personas.

Se percibe en esta cita electoral un cierto optimismo, apoyo o sensibilidad hacia la opción Andalucista que usted representa, ¿es ficción nuestra o real?
No es ficción. Creemos que el mensaje está calando. Las redes sociales e Internet nos dan un soporte barato con algo de penetración que antes no teníamos. Lo estamos trabajando muy bien en coordinación desde muchos puntos. Hacemos de la necesidad virtud al carecer de los medios de los grandes partidos, y tener presencia organizativa sólo en Andalucía, y no en todos sus pueblos. Por otra parte, los medios de comunicación nos están escuchando y atendiendo más esta vez. No sé si los habremos seducido con nuestros mensajes, se habrán convencido de que en efecto hay otra fuerza de progreso alternativa con hombres y mujeres honestos, capaces y comprometidos; o si será una suma de ambos factores añadidos al carisma de una figura netamente andaluza, de arraigo y tradición, como nuestra cabeza de lista, la directora de cine sevillana del Cerro del Águila, Pilar Távora. Quizás un poco de todo.

Se acaba el tiempo y le proponemos la última reflexión. La hace usted por su cuenta y en función del mensaje que quiera transmitir.
Pues el conocido y reiterado, pero no por ello desgastado. Pedir a los Andaluces, Maireneros y Alcoreños que pasen de las simpatías que nos demuestran a los Andalucistas al voto útil para esta tierra. Lo que importa es echar la papeleta, echarla a sabiendas de que sólo el PA va a llevar en exclusiva nuestra voz y nuestros problemas al foro de poder y decisión que es Europa. Nadie más ha sido capaz como se ha demostrado, siendo tantos nuestros problemas y de gran dificultad en muchos casos. No podemos nuevamente desperdiciar la oportunidad de disponer de un discurso sólo en clave andaluza. Una parte muy importante de nuestra financiación procede de Europa. Importa mucho, pues, que nos oigan.

Escribe tu comentario