La cruz de la crisis. Proveedores de Sanrocon protestan para pedir lo que se les debe

manifestacionsanroconProveedores de la empresa mairenera Sanrocon se han manifestado esta mañana ante el Hotel Mairena para pedir lo que se les debe. Aseguran estar al límite y que «probáblemente muchos de ellos estarán abocados al cierre». Afirman que la deuda puede llegar a los 10 millones de euros y que hay en torno a 400 afectados. Por su parte el administrador de la empresa, Paco «Carreto» manifiesta no tener dinero para hacer frente al pago de los proveedores y que todo lleva su curso natural, ya que la empresa entrará en concurso de acreedores, reconocer la deuda y hacer frente en la medida que se pueda a los pagos pendientes.

A la protesta se han sumado el antiguo regidor mairenero, Antonio Casimiro, y más tarde Ricardo Sánchez, alcalde de Mairena acompañado de Manuel Marín, delegado de hacienda.
manifestacionsanrocon2

3 comentarios sobre “La cruz de la crisis. Proveedores de Sanrocon protestan para pedir lo que se les debe

  • Totalmente de acuerdo con lo de Casimiro. Que te gusta una foto. Solo valen los hechos y lo hecho hasta ahora. De fotitos nada. Mairena está cambiando hacia el inconformismo ante un pasado superconformista. El camino será largo, muy largo, pero la ley actuará contra cualquier irregularidad que haya en todo el tema de impagos Sanrocon, filial de Grupo Carreto y todo lo que lo rodee (caiga quien caiga, si la justicia así lo determina). Confiemos en la Justicia y en las administraciones actuales. Tengo una cosa muy clara, mi hijo nunca jamás va a pasar hambre por esto. En Twitter ya está este tema de Sanrocon.

    Respuesta
  • Casimiro cualquier dia es capaz de hacer de figurante del «cojonato» con tal de salir en una foto.

    Respuesta
  • Ya no es el señor Casimiro amigo del señor carreto despues de tantos años de hacer y deshacer en Mairena a su antojo, de hacer todas las obras publicas que ha querido al precio que le ha dado la gana. Ahora queda muy bien salir en la foto

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *