Desde la barrera de “El Alcor”: Cuanta verdad en tan pequeña mentira.

reyesdesdelabarreraAyer tarde día de cabalgatas en nuestro pueblo no tuve suerte sino unos primos maravillosos, que sí es una suerte el tenerlos siempre tan cerca, que hicieron posible que mi Julia subiera a la carroza de la Reina para que esta le entregara un regalo de Reyes. Aunque yo me llevé otro regalo, el ver la cara de ilusión de mi hija. Cuando mi Julia bajó me preguntaba sí yo lo había visto todo, que es que la mismísima reina le había dado el regalo. Todo en ella en ese momento era la verdad más grande que había y habrá.

Tras ver su cara y sus expresiones me resigné a la idea de yo pensar que su verdad era mi mentira. Entonces partiendo de la base de que los Reyes Magos no existen y son una mentira, busqué si hay mentiras en otras verdades, y claro que las hay.

Salgámonos de la magia de estos días y vayamos al día a día. A quién no le dijeron cuando firmó su hipoteca que no se preocupara que como estaba vinculada al euribor si la cosa se ponía fea su hipoteca bajaría, pues mentira, ahí está esa maldita cláusula suelo.

A quién no le dijeron cuando firmó un contrato indefinido con una empresa grande: Chico ya trabajo no te faltará nunca más, ahora responde tu, y mentira, a los diez años a la calle y con el finiquito que les da la real gana.

Eso de que la luz es un bien básico, mentira y gorda, porque por el precio que está cogiendo es un bien de lujo y encima cuando les parece te privan de él, y sino que nos cuente el amigo Peña.

Para mi la fiesta de los toros es una afición e incluso una pasión, pero como aparece en la letra de la canción que Felipe Campuzano dedica a Julio Aparicio: Torear es engañar el toro sin mentir. Hay engaño y mentira, y sino que le pregunten al amigo, aficionado y mejor persona Curro el de la venta.

Y todo esto sin pasar por políticos, jueces, sindicatos, personas de a píe que día a día defraudan al fisco, problemas con la sanidad, etc.
Todo lo que nos rodea es una mentira, o una verdad venida a mentira a consecuencia de la fuga de valores que hemos causado. Esta crisis no es solo económica.

Por ello como he encontrado mentiras en las verdades que nos rodean, ahora buscaré verdades en la mentira de los Reyes Magos.

Es mentira que los tres Reyes Magos existen, no son tres son muchos más, en cada hogar puede haber dos, tres e incluso cuatro y cinco Reyes Magos, encargados de llevar alegría e ilusión. Hay que ser SOLIDARIOS y ayudar a esos tres personajes entre todos.

Esa Hermandad de la Soledad que ayer iba formando parte del cortejo real y repartiendo ilusión DESINTERESADAMENTE, al igual que los organizadores de la cabalgata y mucha gente más, ¿no es verdad que el hecho de hoy día pronunciar la palabra “desinteresado” es algo raro y por ello mágico?.

Y el hecho de olvidarnos de las facturas, recibos y problemas del día a día y recibir de regalo algo tan grande y barato como la cara de AGRADECIMIENTO E ILUSIÓN de quienes reciben los regalos, en esa cara y en esas expresiones todo es VERDAD.

Yo personalmente y sin querer tenía pedido ver a una persona que para mí hacía ya demasiado tiempo que no la veía, y la ví. Casualidad y que la ví porque era el día de los Reyes Magos, pues seguro que si pero ahí estaba la magia de esos Reyes.

Llevaba ya tiempo sin escribir y sin enviárselo a mi amigo y familiar (él me entiende) Antonio Bautista porque no podía y deseaba hacerlo, curiosamente se ha dado el día de los Reyes Magos, casualidad pues seguro, pero en el día de los Reyes Magos ha sido.

Ya no se si es una verdad con algo de mentira, o una mentira con mucha verdad, pero si es una noche de mucha magia y además en tiempos que la necesitamos.

Quiero dar las gracias a mis primos, hermanos y amigos Manuel y Lourdes por haber hecho realidad para mi Julia el día de los Reyes Magos, y habernos regalado a Mayra y a mí el mayor de los regalos, la alegría de mi Julieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *