El futuro gobierno de Mairena

El futuro gobierno de Mairena responderá, con mucha seguridad, a alguna aritmética de pactos. El estudio que adelantamos hace algunos meses, realizado por El Periódico de Mairena durante los últimos meses de 2014 y antes de que se produjeran algunos cambios importantes en los partidos que afectaban a las personas, nos invita a pensar de esta forma.

Rocío-braLos cambios en los partidos son notables. En el PSOE, fundamentalmente, algunos “viejos militantes y gobernantes” se han situado en puestos “de descanso”, como el caso de Antonio Casimiro Gavira, que va de número 4 en la lista y, por tanto, tras más de 4 legislaturas no se presenta como candidato a alcalde. En este partido, además, hay caras nuevas y alguna “caída” de la lista. En esta candidatura sobresale una mujer, Rocío Sutil, que lidera el proyecto del Partido Socialista local, en donde hay hasta 6 caras nuevas contando hasta el número 10 de la lista. Sus relativos buenos resultados en las elecciones en Andalucía demuestran el hecho sociológico de una masa crítica votante del PSOE y un grupo de indecisos sobre los que pelearán con otros partidos del “centro”, ilusión para ello no le falta a este partido.

Ricardo-braLa lista del Partido Popular también ha renovado su candidatura introduciendo caras nuevas y apostando por la juventud sin desprenderse del prestigio de la madurez y la experiencia. Cinco nuevos candidatos a concejal entre los 10 primeros puestos. El liderazgo fuerte de Ricardo Sánchez, actual alcalde, parece asegurar la eficacia de un proyecto que, como ellos indican, se presenta desde la experiencia de gobierno y la ilusión de jóvenes que vienen para aportar reputación, lealtad y trabajo por los maireneros como el demostrado hasta ahora. Los logros de 4 años de gobierno parecen ser el mejor aval con el que este partido se presenta a las elecciones, con un Ayuntamiento de Mairena que desarrolló proyectos a pesar del momento crítico que tuvo que atravesar. Las delegaciones ocupadas por ediles del PP han demostrado, a juicio de muchos, que es posible desarrollar una eficaz política a favor de los maireneros, a pesar de tantas y tantas dificultades financieras, de apoyo de la Junta, etc.

Izquierda Unida presentó su candidatura tempranamente, el 10 de abril, cuando aún no lo había hecho el resto de las formaciones políticas. Sobresale la número 2, nueva en estos puestos en la candidatura, un cambio en la persona de Ana León, una mujer que viene a sustituir a la concejala delegada de Asuntos Sociales Patricia Marín. Tanto Carlos Copete como Federico Trigueros repiten en puestos de posibilidades. El trabajo que este partido ha desempeñado durante 4 años parece avalar la posibilidad de entrada en un futuro gobierno, la labor en las respectivas delegaciones ocupadas (Gerencia de Urbanismo, Igualdad y Servicios Sociales, Participación Ciudadana y Deportes, Carlos Copete, Patricia Marín y Federico Trigueros, respectivamente) la presentan como garantía.

Dos partidos tuvieron puesta de largo en Feria, uno fue el PP, otro el Partido Andalucista. Este último presenta también novedades si bien su cabeza visible, la veterana María Antúnez y su número 2, Chema Cejudo, repiten. Cejudo afirma que necesitan del apoyo de los maireneros para “rematar la faena”, por eso piden el voto, para poder reforzar esta idea. Este partido, lejos de parecer un simple socio de gobierno, se ha convertido en muchas ocasiones en llave de consenso para el trabajo diario, aportando “diana” en propuestas que debían ser para todos los maireneros “flecha de éxito”.

María-braFaltan muchos datos en esta presentación, seguramente, pero esto es algo que puede contarse de quienes quieren nuestro apoyo para gobernar Mairena. Se trata de 21 concejales que formarán gobierno y oposición, mismo número que hace 4 años pero con la duda de si la composición obedecerá al mismo reparto o a otro.

¿Cuál será la “aritmética” del gobierno?

¿Cuál será la “aritmética” del gobierno y, consecuentemente, también de la oposición? Se presentan varias posibilidades. Gobiernos de mayoría absoluta de PP o PSOE, los dos que realmente parecen estar ante esta posibilidad, o gobiernos de minoría con apoyos de 2 o más partidos. Gobierno con 2 apoyos es lo que tenemos ahora (PP+IU+PA), fórmula sobre la que los ciudadanos pueden emitir un juicio de valor en las próximas elecciones. Esta fórmula es posible para un futuro gobierno si PP gana las elecciones y no obtiene la mayoría absoluta. IU tiene experiencia de gobierno con esta fórmula, ha habido estabilidad durante 4 años de gobierno aunque cuentan con una crisis seria durante su primer año de pacto. Si hicieran falta los votos del PA, es probable que ante la experiencia de estos 4 años este partido no dudara por ofrecer su apoyo a estos dos partidos y formar gobierno.

Existe también la posibilidad de que PSOE gane las elecciones pero sin mayoría, para una mayoría absoluta son necesarios 11 concejales de los 21 totales; en este caso, algunos de los otros actores podrían dar su apoyo. Qué haría IU en ese supuesto no lo sabemos, probablemente ellos tampoco ahora. Es de suponer que sometan a sus bases a esta decisión, como ya hicieron con el actual pacto de gobierno. Ahora, además, IU puede presentar la experiencia y una serie de proyectos realizados y, como ellos afirman, un Ayuntamiento que ha desarrollado políticas de izquierdas, al menos una parte ante el supuesto de que el resto de sus socios de gobierno no estarán en el acuerdo total, pues las políticas han sido desarrolladas por un ayuntamiento en donde los colores se han difuminado para desarrollar políticas en pro de los maireneros.

Si IU somete a las bases esta nueva posibilidad de pacto, esta vez con el PSOE, muy probablemente aquellos descontentos de su partido tras el apoyo al PP ahora no se manifiesten en contra, ante un eventual maridaje entre izquierdas, algo que algunos que se siguen situando en el marco del poder de las siglas entienden como lo natural. Sin embargo, la experiencia de gobierno demuestra lo contrario, más allá de las siglas está el bienestar de los maireneros y hay políticas que, independientemente del color que tengan, se dirigen a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y ahí, en teoría, puede estar cualquier partido.

¿Qué hará el PA? También complicado de predecir, pero los argumentos que esgrimieron hace 4 años parecen estar vigentes, así pues el apoyo a una lista más votada encabezada por el PSOE se torna complicado.

¿Qué situaciones parecen, pues, muy probables? Si no hay mayorías absolutas, entonces IU podría estar tanto en un gobierno de PP o de PSOE (queda la duda de si tras lo que muchos consideran una “faena” en el gobierno andaluz de PSOE e IU, donde, por otro lado, fueron apartados del mismo por la actual presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, de forma poco elegante, IU podría devolver alguna moneda amarga ante la posible solicitud de apoyo).

¿Y qué podría pasar con el PA? Podría convertirse en la llave de gobierno.

Mairena y sus votaciones nos tendrán, entonces, en vilo hasta algunos días después del 24 de mayo. Volverá la calma cuando haya un gobierno estable, entonces veremos si la aritmética, como la matemática, aprueba o decepciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *