Desde la barrera de “El Alcor”: ¿Se sentará el perro a la mesa?

JosemariaortegaCasi todo el que me conoce sabe de mi afición a la fiesta nacional, los toros, e imagino que casi todos vosotros, me conozcáis o no, sabréis del brutal linchamiento que está sufriendo la fiesta por parte de anti taurinos y ciertos partidos políticos.

Son muchos los argumentos que hay para defender a la fiesta nacional, lo que ocurre es que a veces es imposibles exponerlos porque quienes están en contra no tienen la suficiente información o no se han documentado lo más mínimo como para saber contra que van. Y tanto para defender una causa como para atacarla hay que conocerla por igual.
Creo que en este ataque que está sufriendo la fiesta de los toros y con ella sus aficionados lo más positivo hasta el momento es que no ha habido ninguna víctima. Por extrapolar el caso, si lo llevamos a otro acontecimiento que mueve a masas como es el fútbol, por desgracias hemos visto como la discrepancia entre aficionados nos ha llevado a la violencia más violenta, en los toros los aficionados taurino están evitando eso. En cambio, cualquier tarde que acudo con mi hija a los toros es buena para que un grupo de personas me llamen a mí y a los miles de aficionados que acudimos: “asesinos o malos padres”, y hay que tener un gran concepto del respeto para soportar esa falta de respeto. Una tarde y otra y otra. Por ello quien esté en contra de los toros y quiera defender su causa que lo haga, pero irse a las plazas de toros únicamente los días de festejos e insultar a los aficionados no es defender una causa, es provocar, y la provocación puede llevar una reacción y hay que ser consciente de ello. Chapó a esos aficionados que combaten esa falta de respeto con respeto.
torosjosemaria
Con la intención ya una vez dada las gracias a Dios de que no haya ocurrido ningún altercado digno de mención los días de corridas en las plazas, continuo expresando mi opinión al actual debate sobre los toros.

Como anteriormente decía, al margen de los cientos de argumento que se puedan exponer y que de sobran ya habrán oído y siendo consciente de que no voy a aportar ninguno nuevo, si he llegado a la conclusión de que tanto querer equiparar los derechos y sentimientos del toro a los del hombre, incluso llegando al caso de muchas personas alegrarse de las cogidas de los toreros como por ejemplo la Fran Rivera recientemente, creo que actualmente o se está humanizando al animal, y eso es ir contra la lógica, o lo que es peor animalizando al hombre.

Hace unos días vi un twitt que pedía acabar con la pirotecnia en las fiestas patronales porque asustan a los perros, si si a los perros, no a los niños pequeños por ejemplo, sino a los perros. A lo que yo me pregunto: si hacemos eso ¿qué pasará con los niños y mayores que disfrutan con esos espectáculos?

Lo siguiente que algunos quieren qué es: entrar en un restaurante en donde haya perros sentados en la mesa comiendo un chuletón cuchillo y tenedor en mano. Eso, y digo hasta el momento, solo lo podemos ver en los dibujos animados de “El pequeño Dartacan”.

Un comentario en “Desde la barrera de “El Alcor”: ¿Se sentará el perro a la mesa?

  • el 29/08/2015 a las 13:28
    Permalink

    La caverna es grande para que entren tantos como tú

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *