La transformación del camino de Zapata supondrá un beneficio sustancial para la población

Tras el comienzo de las obras en la plaza de Alconchel y una vez aprobado el proyecto de la Pasarela peatonal y ciclista en Camino Zapata, el Ayuntamiento de Mairena del Alcor comenzará en breve las obras en esta zona protegida del escarpe alcoreño.

El proyecto que pertenece a la línea de actuación número 5 de la EDUSI con y con 300.000 euros de inversión, estará cofinanciado al 80 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Como objetivo, crear un itinerario reservado al peatón o la bici en el borde suroeste del municipio, límite del suelo urbano con la zona protegida del Escarpe, una zona rica en yacimientos prehistóricos que en su día exploró el arqueólogo Jorge Bonsor. Además, este tramo se utilizó junto al camino de la trocha con una de las vías de acceso entre los pueblos de Mairena y El Viso.

La mejora conseguirá establecer la conectividad del borde suroeste del municipio con el casco antiguo, dando visibilidad a un espacio de gran riqueza paisajística y rehabilitando un espacio poco urbanizado y con signos apreciables de degradación por vertidos.

Especial importancia a las aguas
Se dará especial importancia a la gestión de las aguas de escorrentía implantando sistemas de drenaje sostenible, favoreciendo así la permeabilidad del terreno y la recuperación del nivel de agua del freático. Estos sistemas de drenaje sostenible (a partir de ahora se indicará con sus siglas SUDS) son elementos que mejoran el comportamiento hídrico dentro del entorno urbanizado y forman parte de una ‘cadena de gestión» cuyo fin ultimo es «detener, ralentizar, infiltrar y almacenar» el agua de lluvia («La gestión integral del agua de lluvia en entornos humanizados. TRAGSA 2015»).

Plantación de arboleda
Otro de los elementos fundamentales en el diseño de esta pasarela peatonal será la presencia de abundante material vegetal a lo largo de todo el recorrido. Éste servirá como elemento distintivo en el tránsito hacia las zonas más rurales dotando de sombra y la riqueza paisajística necesaria para hacer más atractivo este trazado.

El Ayuntamiento insiste en estos dos últimos elementos del proyecto, porque conjuntamente forman un sistema innovador dirigido a la reducción de la erosión del suelo, tanto en la zona del proyecto como aguas abajo al reducirse el caudal que se concentra en los aliviaderos de los colectores de fecales. La implantación de cámaras de laminación del flujo e infiltración al freático unido al control de las aguas a través de mantos vegetales suponen una buena práctica medioambiental y sobre todo novedosa en los tratamientos urbanos en el municipio.

Este proyecto se encuentra dentro de las 6 líneas de actuación que pretende ejecutar la EDUSI, dirigidas a la transformación de la la localidad en un espacio más habitable y amable para la ciudadanía, dando mayor importancia al peatón dotando los espacios especialmente dedicados a ellos, consiguiendo una ciudad más habitable, que el tratamiento de los espacios verdes vinculados a estos itinerarios así como aquellos que se conectan a través de estas redes se transformen en un tejido de calidad siendo fieles al concepto de Infraestructura Verde, lo que sirve además como estrategia bioclimática, al contribuir a la mitigación y los efectos del cambio climático y apoyando desde el urbanismo, a la ciudadanía, con el fomento de la participación y la experimentación ligada al aprendizaje, producción y divulgación cultural desde la identidad de cada barrio y en relación a los espacios culturales de proximidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *