Mairena muestra su respaldo a la defensa y protección de las colonias de cernícalo primilla

El Ayuntamiento de Mairena del Alcor manifiesta su respaldo a la iniciativa que lidera la Plataforma para la conservación de las aves esteparias y sus hábitats en Andalucía, destinada a la defensa y protección de las colonias de cernícalo primilla (Falco naumanni). Este apoyo se ha materializado en una declaración institucional abordada en el pleno ordinario del mes de julio, celebrado ayer martes día 13, con la que también se solicita la declaración Zona de Especial Protección para las Aves Urbanas (ZEPA), a la colonia ubicada en la localidad.

En el Castillo de Mairena del Alcor existe una excepcional colonia de cernícalo primilla, una de las más importantes de Andalucía. El valor de esta colonia es doble. Por un lado posee una importancia científica indudable, como se comprueba con los trabajos de investigación de alto nivel que se han llevado a cabo en ella desde los años 80 del siglo pasado por parte de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), la University of East Anglia (Norwich, Reino Unido) o la Universidad de Huelva. En segundo lugar posee un gran valor sentimental para los maireneros que asocian la primavera al vuelo constante de estos pequeños halcones sobre el casco urbano de la localidad.

Por todo ello, se debería designar a esta colonia de cernícalo primilla como área protegida dentro del espacio urbano de Mairena del Alcor. Esta iniciativa serviría para proteger a esta especie tan amenazada, que se haría extensiva al lugar que acoge la colonia, el castillo. Serviría, además, para consolidar un emblema de Mairena conformado por la imagen del castillo sobrevolado por innumerables cernícalos, y reportaría un innegable atractivo turístico que se añadiría al que de por sí ya tiene el castillo: turismo con interés históricoartístico y turismo de naturaleza unidos en un mismo espacio.

La integración de los núcleos urbanos dentro de la Red Natura 2000 es posible a través de la aplicación de la Directiva de Aves (Directiva 2009/147/CE relativa a la conservación de las aves silvestres), norma que establece la obligación de declarar Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) para proteger a especies consideradas prioritarias y a sus hábitats. A diferencia de la mayoría de lugares de la Red Natura 2000, el objetivo de una ZEPA urbana no está relacionado con la conservación de hábitats no antrópicos, sino que se implementa específicamente para proteger edificios singulares por albergar colonias de cernícalo primilla que son el hábitat de nidificación de este pequeño halcón.

* Imagen del cernícalo primilla sobrevolando el Castillo de Mairena – Juan José Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *