CCOO exige ‘vigilancia exhaustiva’ en materia de Riesgos Laborales tras la muerte de otro trabajador en la comarca

Piden reforzar la aplicación de la Ley de Riesgos Laborales tras la muerte por accidente de un operario agrícola en el tajo en Carmona, tras el reciente de un carretillero en El Viso del Alcor

Un hombre de 58 años ha fallecido a finales de diciembre mientras trabajaba en una finca ubicada en la A-462, en el término municipal de Carmona, elevándose así a 26 las víctimas mortales en accidentes laborales en el año 2022. En relación con ello, Carmen Tirado del Área de Salud Laboral de CCOO de Sevilla ha manifestado que 2022 ha sido «un año especialmente malo en cuestión de siniestralidad laboral» después de esa «nueva tragedia familiar que, como tantas otras, pudo haberse evitado». Por ello, aseveró que «es urgente que las empresas cumplan con su deber, que no es otro que formar y proteger a las personas que trabajan para ellas, y que las administraciones velen por el cumplimiento de la normativa para garantizar la seguridad y la salud en los puestos de trabajo”.

En relación con la materia, CCOO ha exigido la observancia exhaustiva de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales tras la muerte de este operario, que falleció al precipitarse desde una zanja mientras cumplía con sus obligaciones laborales, y que según informó el Servicio de Emergencias 112 contaba con la edad de 58 años. Se supo en relación con el siniestro que el desafortunado trabajador halló la muerte al quedar atrapado bajo el manto de tierra que produjo el desprendimiento de tierra mientras operaba. Un fallecimiento que numéricamente ha hecho del recién pasado mes de diciembre un periodo particularmente trágico, tras la muerte producida también en la comarca de Los Alcores y en el municipio de El Viso del Alcor de otro empleado por vuelco de una carretilla durante los primeros días del navideño mes.

Por todo ello, desde el Área de Salud Laboral de CCOO de Sevilla Carmen Tirado ha enfatizado que “a tan solo cuatro días para cerrar un año especialmente malo en cuestión de siniestralidad laboral, y en unas fechas tan señaladas», la familia y el resto de sociedad «nos encontramos con una nueva tragedia, que como tantas otras pudo haberse evitado”, de ahí que la dirigente sindical haya alertado de la urgencia con que, en su opinión, las empresas deben cumplir «con su deber, que no es otro que formar y proteger a las personas que trabajan para ellas». No obstante, Tirado hizo también extensivo su llamamiento a las administraciones en su conjunto, ya que «deben velar por el cumplimiento de la normativa para garantizar la seguridad y la salud en los puestos de trabajo”, apostilló, no sin antes revelar que su sindicato se personará como acusación popular para exigir que «se esclarezcan las causas en las que se produjo el fatal accidente y que se depuren las responsabilidades oportunas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.