Comienzan las obras del comedor escolar de Huerta Retiro

Tendrá capacidad para 85 comensales, conllevará dos meses de obras, y costará 45.243 euros

Las obras del comedor del colegio Huerta Retiro comenzarán el próximo lunes 1 de agosto con un presupuesto de 45.243 euros, y realizadas directamente por trabajadores del Ayuntamiento de Mairena del Alcor pertenecientes a la delegación de Agricultura, Medio Ambiente, Seguridad y Obras y Servicios. En total, entre 10 y 15 empleados se encargarán de alumbrar unos trabajos que cuentan con un plazo de ejecución de dos meses, pues el equipo de gobierno (PP-IU-PA) espera que todo esté concluido para que la nueva dependencia esté lista para su uso por el alumnado a comienzos de curso.

El espacio se alzará sobre el actual porche norte del centro escolar, dará servicio a 85 comensales a la vez, e incluirá cocina para usos de catering. Será financiado en parte por el Programa Empleo Estable de la Junta de Andalucía junto al Ayuntamiento mairenero. Además, la Junta aporta para contratación laboral 7.908 euros del total de 25.473 en que está tasado el coste de los materiales. Los restantes 17.565 los pondrá el Consistorio.

La obra ve luz verde tras la ardua tarea desplegada por el nuevo gobierno mairenero para poner a punto toda la documentación requerida, así como solventar el problema de financiación de la misma, que no se hallaba resuelto en el momento de la toma de posesión del nuevo regidor, Ricardo Sánchez (PP), como el gobierno saliente había manifestado. No obstante, el concejal de Hacienda Manuel Marín se ha jactado de “que este equipo de gobierno ha logrado resolver el problema heredado para hacer realidad una obra que era urgente y necesaria”, de ahí que se mostrara “satisfecho de que todo se ha gestionado con éxito en beneficio del ciudadano”, declaró.

El mal traspaso de poderes afectó a la obra
Marín explicó que todo el procedimiento comenzó cuando nada más tomar posesión el actual gobierno el presidente del AMPA y el director del colegio de la populosa barriada exigieron la inmediata puesta en marcha de los trabajos, puesto que el ejecutivo anterior les había transmitido que todo se encontraba listo para iniciar las obras. Sin embargo, esa previsión resultó falsa a la vista de la realidad “pues el soporte legal y financiero del proyecto no se hallaban en absoluto resueltos”, aseveró el concejal de Hacienda.

De hecho, sólo constaba la existencia de una petición de subvención para tal fin presentada por el Ayuntamiento de Mairena del Alcor a la Dirección Provincial del Servicio Público de Empleo Estatal con fecha 01/04/2011, cursada tras haberse aprobado por unanimidad en pleno el 29 marzo de 2011. Una sesión en la que se había procedido asimismo a la aprobación del proyecto, firmado por el arquitecto de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) Rubén Mellado. Por último, hubo que esperar hasta el 2 de junio pasado para que la Comisión Provincial de Seguimiento visara el proyecto.

Por ello, Manuel Marín quiere dejar claro que “las promesas del anterior equipo de gobierno al presidente del AMPA y al director del Colegio Huerta Retiro sobre que el comedor iba a estar listo antes de las elecciones no sólo no eran ciertas, sino que contrariamente era una ejecución imposible en tiempo y forma”, apostilló el edil. “Como tampoco era cierto que nada más celebrarse las elecciones el dinero ya estuviera en el Ayuntamiento; o que el nuevo gobierno no hubiera acometido la obra por falta de interés o no estimarlo oportuno”, concluyó Manuel Marín.

El fax de la subvención no aparece

Pero, con ser importantes, no pararon ahí los problemas que afrontar como paso previo para despejar el camino del nuevo comedor colegial, segundo en la red de centros mairenera, puesto que el actual equipo de gobierno se topó nada más tomar posesión e iniciar su andadura (a principios de junio) con que el fax que comunicaba la aprobación del proyecto del comedor estaba “casual y extrañamente extraviado”,

se malicia Marín. De este modo, a requerimiento del gobierno mairenero, el delegado de Economía y Hacienda se vio obligado a cursar un escrito a la subdelegación del gobierno en Sevilla solicitando la emisión del documento que acreditaba el envío mediante fax, con fecha 3 junio 2011 de la comunicación de la aprobación del proyecto presentado por el Ayuntamiento de Mairena del Alcor, del que el recién formado gobierno no tuvo constancia documental ni escrita. Así hasta que finalmente se recibió tras dicha gestión una nueva resolución de otorgamiento de la subvención en el Ayuntamiento el 19 de julio de 2011.

Escribe tu comentario