Endulzando la Navidad

Además de dedicarse a tareas puramente institucionales, algunas hermandades dedican parte de su labor a la acción social. La fiesta religiosa de la Navidad toca el lado solidario de muchos, y hace que se busquen fórmulas para conseguir que las desigualdades sociales, venidas a más en estos tiempos, no impidan al menos celebrar la fiesta.

Es el segundo año que la hermandad de Jesús organiza la preparación de pestiños, en la que participan hermanos y devotos. La hermandad dedica varios días a su elaboración, desde el momento de empezar a freír hasta repartir a los puntos de destino.

El día central, el sábado, los participantes se coordinan y trabajan en grupos para componer todo un equipo de cocineros. Las bolitas de masa realizadas por los niños pasan a los rodillos, de ahí a los peroles y, finalmente, a la miel, el ajolí y su puesta en cajitas de plástico.

Son unas 100 cajas las que al día siguiente, domingo, se reparten a cada una las organizaciones caritativas que esta semana preparan sus cestas de Navidad: Cáritas de Mairena, el comedor social de San Juan de Dios de la sevillana calle Misericordia, las Hijas de la Caridad de Valdezorras y Nuestra Señora del Águila de Palmete.

Este postre típico navideño ya tuvo éxito el año pasado entre sus receptores. Su degustación da fe de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *