La verdolaga, esa lengua de gato tan rica en la cocina

Antonio CardosoLa verdolaga (Portulaca oleracea) o lengua de gato, es una hierba nativa de la India y oriente medio y esparcida por todo el mundo.

Con propiedades gastronómicas y medicinales importantes, ya está en desuso por nuestros alrededores, pero sí sigue viéndose en cualquier zona de nuestros campos, huertas y jardines.

Puede comerse como verdura, suponiendo que se obtenga de una fuente tal que se pueda suponer tranquilamente que no contiene venenos (herbicidas o fumigación general). Tiene un sabor ligeramente ácido y salado, y se consume mucho en gran parte de Europa, Asia y México.

verdolaga1Tanto los tallos como las hojas y flores son comestibles. Puede consumirse fresca como ensalada, o cocinada como espinaca, y debido a su calidad de mucílago, es buena para sopas y salsas.

Contiene más ácido graso Omega-3 que cualquier otra hortaliza verde. También tiene vitaminas: vitamina A (7 veces más que la zanahoria) vitamina C, algo de vitamina B, carotenoides, y minerales dietarios, como magnesio, calcio, potasio (más que las espinacas), hierro. Y presenta dos tipos de pigmentos alcaloides betalainas: Olor y Sabor Andaluz-logoel betacianina rojizo (visible en la coloración de los tallos) y el betaxantina amarilla (en sus flores y el ligero amarillento de sus hojas). Ambos tipos de pigmentos son potentes antioxidantes y poseerían propiedades antimutagénicas en estudios de laboratorio.

Como veis es una planta de la que ya nuestros antepasados sabían de sus propiedades.

Se pueden comer crudas solas o con cualquier tipo de ensalada, en revueltos o tortillas, como las espinacas o los espárragos, rehogadas o al vapor.

verdolaga2

Revuelto de verdolaga

Ingredientes:

  • 1 ramillete de verdolaga de lugar seguro
  • 1 cebolla tierna
  • 1 diente de ajo
  • 2 o 3 huevos
  • Algo de sal y un poco de aceite de oliva

Elaboración:

Lavar bien y escurrir la verdolaga. Trocearla y reservar.

Pelar la cebolla y el ajo y trocear pequeño.

En una sartén con un poco de aceite caliente se pone el ajo y la cebolla, se deja que se ponga la cebolla transparente y se añade la verdolaga. Se da unas vueltas y se le añade los huevos poco batidos y un poco de sal.

Se revuelve todo hasta obtener el punto deseado del revuelto.

¡¡Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *