Los parados de larga duración con cargas familiares podrán solicitar desde hoy la ayuda de 426 euros

Los parados de larga duración con responsabilidades familiares y que han agotado su protección por desempleo podrán solicitar a partir de este jueves una nueva ayuda de 426 euros que ha puesto en marcha el Gobierno a través del Programa de Activación para el Empleo.

El Programa extraordinario de activación para el empleo no sólo establece una prestación económica para los parados de larga duración con cargas familiares sino que busca «una integración efectiva» en el mercado laboral para sus beneficiarios. Por eso, las personas que soliciten esta ayuda de 426 euros mensuales tendrán que seguir un programa de inserción laboral, en el que se elaborará un itinerario personalizado de acuerdo al perfil del desempleado, al que se le ofrecerá formación para que pueda incorporarse cuanto antes al mercado laboral. Está previsto que el programa dure 15 meses, aunque tres meses antes de que finalice se evaluarán los efectos que ha tenido y su posible prórroga.

Requisitos
Para poder beneficiarse de esta ayuda deberán haber transcurrido seis meses desde que se deje de percibir la Renta Activa de Inserción (RAI), el Programa Temporal de Protección en Inserción (PRODI) o el Plan Prepara (Programa de Recualificación Profesional de las Personas que Agoten su Protección por Desempleo).

Además, los beneficiarios deberán estar inscritos como demandantes de empleo a fecha 1 de diciembre de 2014 y carecer de rentas, de cualquier naturaleza, superiores en cómputo mensual al 75% del Salario Mínimo Interprofesional y acreditar responsabilidades familiares.

Esta ayuda será compatible con el trabajo por cuenta ajena hasta un máximo de cinco meses, siempre que se desarrolle en empresas o entidades que no pertenezcan al sector público. Durante ese período, el empresario descontará la cuantía de la ayuda del importe del salario que le corresponda percibir al trabajador, de manera que el coste laboral esté cofinanciado entre la empresa y el Servicio Público de Empleo.

Entre las obligaciones que asume el solicitante, está el de «compromiso de actividad». Deberá aceptar la colocación que le sea ofrecida por los servicios públicos de empleo, al tiempo que se le asignará un tutor, que elaborará un itinerario personalizado en el plazo de un mes desde la solicitud de admisión. El tutor será el responsable del seguimiento del itinerario y de proponer medidas para facilitar su reinserción laboral.

Tutor de seguimiento
Como novedades, el programa deberá asignar al beneficiario un tutor que elaborará un itinerario individual y personalizado en el plazo de un mes desde la solicitud de admisión. El tutor será el responsable del seguimiento del itinerario y de proponer medidas para facilitar la reinserción laboral. Las comunidades autónomas que han asumido el traspaso de la gestión de las políticas activas de empleo serán competentes para asignar el itinerario individual y personalizado y las acciones de mejora de la empleabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *